Los ejercicios en el embarazo disminuyen el riesgo de cesárea

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 13 enero, 2019
Francisco María García · 10 febrero, 2018 · Última actualización: 13 enero, 2019 13 enero, 2019
Los ejercicios en el embarazo ayudan a crear resistencia y a mejorar la condición física, lo cual garantiza un parto mucho más ameno. Descubre más a continuación.

Los ejercicios en el embarazo son muy beneficiosos y pueden brindarte una mejor experiencia de parto. Es por ello que, tanto médicos como los demás profesionales de la salud, suelen recomendar a las mujeres embarazadas que realicen una rutina de ejercicios.

Cuando una mujer está embarazada siempre se hace una idea, más o menos, aproximada de cómo será el momento del alumbramiento de su bebé. Por lo general, se recomienda visualizar un parto sin complicaciones y, por supuesto, natural. Al momento de pensar en la cesárea, hay diversas posturas. Sin embargo, lo mas común es que se vea como un procedimiento a aplicar solo en caso de posibles complicaciones. Razón por la cual, toda mujer procura evitar esta intervención quirúrgica tanto como pueda.

Los ejercicios en el embarazo, ¿disminuyen el riesgo de cesárea?

ejercicios en el embarazo

Tanto el sedentarismo como el aumento de peso descontrolado durante el embarazo suponen un riesgo para la salud de la madre y el hijo. En casos extremos, la única opción es realizarse una cesárea para preservar la vida de ambos. Por eso, se recomienda mantener una dieta saludable y una rutina de ejercicios en el embarazo. Por supuesto, dicha rutina debe plantearse de acuerdo a los cambios que ocurren en cada etapa gestacional. Y siempre en consonancia con las instrucciones del médico.

Antiguamente se creía que el embarazo requería el reposo absoluto de la mujer. En la actualidad todo ha cambiado y se ha demostrado que el reposo absoluto no es lo más recomendable. Los ejercicios durante el embarazo brindan bienestar. ¿Cómo? Muy fácil. Mediante la regulación de la actividad normal, la liberación de tensiones y la promoción del buen funcionamiento del organismo. Incluso se mejora la salud del bebéAdemás, el riesgo de dar la luz a un bebé con sobrepeso o transmitir diabetes disminuye un 50% con la práctica de actividades aeróbicas.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, la cesárea no es el método más seguro y menos doloroso de dar la luz. De hecho, puede traer complicaciones para la madre y el bebé. Por último, el proceso de recuperación puede resultar más doloroso que el dolor del parto normal.

¿No lo sabías? 8 consejos para recuperar tu figura tras el embarazo

El parto natural y la cesárea

Recomendar un programa individualizado de ejercicios

No se debe olvidar que hacer una cesárea implica someter el cuerpo a una operación quirúrgica que implica anestesia. El parto natural es la opción más común. Se puede llegar a usar un anestésico, pero mucho más liviano y local que la anestesia de la cesárea.

Debes saber que el cuerpo de una mujer, así como el organismo de las hembras de los mamíferos, está preparado para dar la luz de forma natural. Pero el ser humano cambió mucho su estilo de vida y el cuerpo de la mujer no es la excepción a la hora de adaptarse al nuevo ritmo y a los nuevos hábitos.

La cesárea surge como un procedimiento quirúrgico para casos muy específicos, cuando el parto normal podría representar peligro para la vida de la mujer y del bebe. El miedo al dolor combinado a la expansión de enfermedades como la diabetes gestacional, el sobrepeso y la hipertensión, han multiplicado los casos de cesárea.

Por suerte, hoy en día los médicos ya instruyen para tener una gestación sana que haga viable el parto normal. Y muchas mujeres entienden el riesgo de una intervención quirúrgica. Por lo tanto, prefieren optar por el procedimiento más natural. En este sentido, es importante preparar el cuerpo para soportar el embarazo y encarar el parto normal con calma y dedicación. Para evitar la cesárea hay que combatir sedentarismo.

Ejercicios en el embarazo, ¿cuáles puedes hacer?

Aspectos fisiológicos del ejercicio en el embarazo

Los músculos deben ser fortalecidos durante el embarazo y el ritmo cardíaco, así como la respiración deben ser rítmicas y profundas, para que se pueda aprovechar el oxígeno al máximo y para que el alumbramiento no lleve a la mujer al desvanecimiento. Los ejercicios en el embarazo ayudan a incrementar la resistencia y a mejorar la condición física. Por lo tanto, es sinónimo de un parto mucho más sencillo.

Los ejercicios en el embarazo, de bajo a moderado impacto, deben proporcionar la firmeza al cuerpo y suficiente esparcimiento a la mente. Así mismo, cabe destacar quelas actividades de alto impacto deben ser evitadas. Lo más recomendable es apostar por ejercicios cardiovasculares. Además, hay que realizar ejercicios de flexibilidad y fuerza para los músculos y articulaciones.

Lee: 3 alimentos para tener un buen nivel de hemoglobina durante el embarazo

Ejercicios en el embarazo: Los más recomendados

Ejercicios en el embarazo

Los ejercicios aeróbicos más indicados son los siguientes: el yoga, el pilates, el jogging, la natación y la danza.  Todos estos ejercicios son muy recomendables puesto que proporcionan tonicidad y flexibilidad al cuerpo de la mujer sin provocar gran impacto. También son excelentes ejercicios para aprender a controlar la respiración y disminuir el estrés.

Adicionalmente, nunca está demás recordar que es imprescindible acompañar toda rutina de ejercicios con una alimentación equilibrada. Para ello se puede consultar con el médico o bien, un nutricionista. Por último, recordar que es necesario acudir puntualmente a las revisiones ginecológicas.

Ejercicios en el embarazo: a modo de conclusión

En conclusión, hoy en día se recomienda llevar una vida sana y activa durante el embarazo. Por lo tanto, las revisiones médicas, el control del estrés, una dieta equilibrada y una buena rutina de ejercicios en el embarazo, te garantizarán un parto más tranquilo y, seguramente, natural.

  • Aguilar Cordero, M. J., et al. "Actividad física en embarazadas y su influencia en parámetros materno-fetales: revisión sistemática." Nutrición Hospitalaria 30.4 (2014): 719-726.
  • Barakat, R. "El ejercicio físico durante el embarazo." Madrid: Editorial Pearson Alhambra (2006).
  • Mottola M. Exercise Prescription for Overweight and Obese Women: Pregnancy and Postpartum. Obstet Gynecol Clin N Am. 2009; 36: 301–16.
  • The American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). Physical Activity and Exercise During Pregnancy and the Postpartum Period. Obstetrics & Gynecology128(654), 1–4