4 ejercicios de un estiramiento correcto

A la hora de realizar estiramientos antes y después del ejercicio físico es muy importante controlar también la respiración y que esta acompañe cada movimiento

A estas alturas somos ya conscientes de una gran variedad de opciones para realizar diferentes estiramientos.

Sin embargo, quizás notemos que nos tira poco el ejercicio de estiramiento o creemos que no nos sirve de nada. Por eso, hoy hablaremos de 4 ejercicios para un estiramiento correcto.

¿Qué quiere decir esto? Que además de poner ejemplos de estiramientos que sabemos, vamos a ver cómo hacerlo de la manera adecuada. Para ello, hay que tener en cuenta 4 ejercicios clave, o pautas, a los que no les prestamos atención.

Ejercicios para un estiramiento correcto

Los estiramientos deben realizarse antes de iniciar el ejercicio y, también, después. De esta manera, evitamos lesionarnos y favorecemos a que los músculos se recuperen de manera adecuada.

Lee: ¡Asombroso! Descubre cómo estirar tu columna en solo 2 minutos

Si sufres calambres, se te suben los gemelos o tienes unas agujetas terribles, es que quizás no estires de la manera adecuada. Vamos a ver qué ejercicios hacer y cómo para cambiar esto desde hoy.

1. Ejercicios lentos

Estirar cuello

En ocasiones, con las prisas, hacemos unos estiramientos bruscos y rápidos. Sobre todo si hemos finalizado nuestros ejercicios y queremos irnos a casa o a comer algo porque tenemos un hambre atroz.

Esto puede ser contraproducente. Debemos ser cuidadosos cuando realicemos los ejercicios. No solo para no hacernos daño, sino para que estos también tengan el efecto deseado. Para esto, tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Cuanto más quietos estemos durante el estiramiento mucho mejor.
  • Realizaremos los estiramientos lo más lento que podamos.

Descubre: Ejercicios y consejos para aliviar el dolor de cuello y espalda

Pensemos, por ejemplo, que estamos estirando el cuello. Si lo hacemos de manera brusca, podemos hacernos daño, sentir un dolor intenso o, incluso, añadir tensión, lo que puede favorecer a una contractura.

2. Ejercicios que tiren del músculo

Uno de los ejercicios de un estiramiento correcto es hacer que el músculo tire. Imaginemos que estamos haciendo un estiramiento de cuádriceps. Flexionamos la pierna hacia atrás, agarramos el pie y estiramos.

Si no sentimos el cuádriceps estirándose lo máximo que puede, no estamos haciéndolo bien. Tenemos que notar que tira el músculo.

¿Qué podemos hacer en un ejercicio como este? Existen varias opciones:

  • Intentar añadirle dificultad al ejercicio. Podemos optar por la postura del bailarín de yoga, con la que intentaremos elevar la pierna lo más alto posible. Nuestro cuádriceps debería responder.
  • Cambiar de ejercicio. Uno sería arrodillarnos en el suelo y dejarnos caer con el cuerpo hacia atrás. Así se trabajan las dos piernas y la intensidad aumentará cuanto más bajemos gracias al peso del cuerpo.

Existen otros como en la imagen que aparece al principio del apartado.

3. La importancia de incluir la respiración

Estiramiento triceps

Otro de los ejercicios de un estiramiento correcto es respirar. Tendemos a creer que esto es solo para las actividades de yoga, meditación, pilates… No obstante, tiene su importancia durante el estiramiento.

Lee: Hay muchas formas de respirar, ¿sabes si es sana la tuya?

Mientras inspiramos nuestros músculos se estiran, se contraen y añadimos presión al estiramiento.

  • Por ejemplo, si estamos estirando el tríceps del brazo, cuando llevemos el brazo flexionado por detrás de la cabeza inspiraremos.
  • Lo haremos despacio y continuaremos inspirando mientras añadimos tensión con nuestra mano.
  • Una vez terminado el estiramiento, vamos a espirar mientras dejamos de ejercer presión lentamente.
  • El brazo vuelve a su posición inicial. La espiración ayuda a relajar el músculo, mientras que la inspiración favorece su alargamiento.

4. El tiempo en el ejercicio de estiramiento

El último de los ejercicios de un estiramiento correcto trata de ese tiempo que no solemos contar cada vez que realizamos un estiramiento. En ocasiones, no prestamos atención y hacemos el estiramiento tan solo unos pocos segundos. Esto no es positivo.

Los estiramientos deben mantenerse una media de 30 segundos. Aunque cueste, esto, a la larga, nos va a beneficiar. Con el paso del tiempo, nos descubriremos más flexibles.

No subestimar la calidad del estiramiento

Subestimar la calidad del estiramiento puede hacer que nos encontremos con problemas como falta de flexibilidad, lesiones, contracturas… Por eso, atender a los anteriores ejercicios de un estiramiento correcto es tan importante.

Además, debemos estirar todas las partes de nuestro cuerpo. Desde las piernas, la parte media (espalda) y superior (brazos y cuello).

Asimismo, no podemos olvidar los ejercicios anteriores que forman parte de la realización correcta de cada parte que estiremos.

Antes de irte no te pierdas: Contracturas musculares: tratamiento natural y prevención

No importa lo cansados que estemos ni la prisa que tengamos. Un estiramiento de calidad dará sus frutos con el paso de las semanas.

Aunque ahora no te percates de ello, si lo pones en práctica, verás los resultados.

¿Sueles estirar? ¿Te das tu tiempo siempre o estiras rápido y mal?

 

Te puede gustar