Los mejores ejercicios físicos para mantener en forma…¡tu cerebro!

El ejercicio es saludable para el cuerpo, ¿pero sabías que también lo es para el cerebro? Ayuda a mejorar los procesos cognitivos y lo fortalece frente a enfermedades neurodegenerativas.

Y tú… ¿cómo mantienes en forma tu cerebro? En nuestro espacio te hablamos muy a menudo sobre la necesidad de aumentar tu capacidad cognitiva, de ser curioso, de aprender cosas nuevas cada día y de fortalecer tus relaciones sociales.

El cerebro es como un músculo que necesita cada día estímulos con los que crear nuevas conexiones neuronales. Factores como el estrés, la rutina o las emociones negativas dificultan esta conectividad, hasta el punto de reducir la agilidad y la salud de muchas de nuestras estructuras cerebrales.

Ahora bien, además de aprender cosas nuevas cada día y de atender a nuestro mundo emocional, el cerebro necesita un aporte continuado de oxígeno y nutrientes que puedan optimizar cada una de sus tareas.

Esto se puede conseguir a través del ejercicio físico, pero no se trata de un tipo de deporte cualquiera. Hablamos de esos ejercicios que, además, tienen la virtud de trabajar nuestro mundo emocional, de darnos una grata sensación de libertad y hacernos felices.

Ejercitar tu cerebro a través del ejercicio físico más relajante

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Illinois y en el Instituto Beckman de Tecnología y Ciencia Avanzadas, en Estados Unidos, las personas que hacen ejercicio moderado de forma regular, disponen de un mayor volumen cerebral.

Ello se traduce, por ejemplo, en una mejor capacidad para hacer frente a posibles enfermedades neurodegenerativas como la demencia tipo alzhéimer. Esto es algo que, sin duda, nos interesa a todos y que podríamos conseguir de la siguiente forma.

Te recomendamos leer: 7 secretos de tu cerebro que te encantará conocer

Caminar sujetando pesas

caminar con pesas. Cerebro.

En nuestro espacio te hemos hablado en más de una ocasión sobre los múltiples beneficios de salir a caminar cada día durante al menos media hora.

Es una forma maravillosa de poner en marcha nuestro corazón, de aumentar el nivel de endorfinas y de oxigenar el cerebro. Más aún, gracias a esta caminata liberamos tensiones y relativizamos muchos de esos problemas diarios.

Ahora bien, si te es posible, no dudes tampoco en llevar unas pesas de tamaño pequeño para, de vez en cuando, ejercitar tus brazos.

Según un trabajo publicado en la revista Newscientist, practicar ejercicios aeróbicos donde además se trabaje la resistencia propicia la funcionalidad de nuestros procesos cognitivos.

Es, sin duda, un tema interesante y que vale la pena poner en práctica. Sin cometer excesos, eso sí, se trata solo de hacer un ejercicio moderado pero de ser constantes cada día. Basta con media hora de caminata.

Los grandes beneficios del baile

¿Por-qué-tanta-gente-practica-Zumba-¡Descubre-sus-beneficios!

¿Te has apuntado a clases de zumba? Entonces no lo dejes. No obstante, si en la actualidad el tema del baile no va demasiado contigo o te produce algo de vergüenza, no dudes en hacerlo en casa y en dejarte llevar, o en seguir alguno de esos vídeos motivacionales donde nos enseñan a bailar y, ante todo, a coordinar.

  • Los expertos nos indican que el baile nos ayuda a desarrollar la propiocepción, que no es más que tomar conciencia de dónde están situadas las partes de nuestro cuerpo. 
  • Gracias al baile y a la coordinación de unos pasos determinados, nos es posible activar unos receptores localizados en nuestros músculos llamados husos neuromusculares que, a su vez, comunican con el cerebro.
  • Todo ello nos ayuda a generar una armonía fabulosa entre mente y cuerpo donde generamos nuevas conexiones neuronales, cuidamos de nuestras emociones y conseguimos una buena inyección de energía y felicidad.

Ejercicios en el agua

nadar

A la hora de hablar de ejercicio llevado a cabo en un medio acuático, no nos referimos únicamente a nadar.

  • Realizar determinados movimientos en el agua es un juego y es un entrenamiento. No solo quemaremos calorías, sino que además trabajaremos la coordinación y la resistencia, esas dos actividades clave tan adecuadas para beneficiar también a nuestro cerebro.
  • Los fisioterapeutas nos indican que para sacar el máximo partido de los ejercicios en el agua es necesario realizar series repetitivas de varios minutos.

Puedes hacer elevaciones de piernas, rotaciones en el agua, trabajar con pelotas y tablas o incluso imitar los movimientos del pedaleo en una bicicleta. Si además lo acompañas de buena música y agradable compañía en la piscina, todo ello repercutirá positivamente en tu salud física, emocional y cerebral.