Ejercicios ideales para personas con trabajos sedentarios

Si llevamos a cabo trabajos sedentarios debemos procurar, al menos, levantarnos cada hora y pasear unos minutos para estirar las piernas y favorecer la circulación

Los trabajos sedentarios son aquellos en los que las personas permanecen todo el tiempo sentadas o de pie. Se trata de aquellas actividades que no requieren ninguna actividad física.

Ejemplos de ellos son las tareas de oficina, las que realiza una secretaria, los cajeros, los empleados de comercios autoservicio, los chóferes de autobús o de  taxi.

Estas personas pasan más de 8 horas sentadas cumpliendo su trabajo y casi no se mueven. Finalizada la jornada, generalmente van a sus casas y para distraerse se sientan a ver televisión.

Este estilo de vida sedentario provoca problemas en la salud.

La tecnología ayuda a mantener estilos de vida sedentarios. Cada vez son más las cosas que pueden hacerse cómodamente sentado, sin necesidad de pararse o caminar.

Ejemplos de la influencia tecnológica

Algunos ejemplos de cómo la innovación tecnológica ha contribuido a la falta de movimiento de las personas:

  • El control remoto. Desde el sillón, una persona cambia el canal o baja y sube el volumen de la televisión, y programa el aire acondicionado.
  • El teléfono inalámbrico y el celular hacen que ya no haya que desplazarse para recibir o realizar una llamada.
  • Compras por internet. No es necesario salir de casa ni caminar para hacer las compras. Con un dispositivo móvil conectado a internet se accede a todo lo necesario.
  • La robótica aplicada a todo. Se programa una aspiradora para que se encienda, aspire y se apague sin nadie que la guíe. Los portones y puertas se abren y cierran automáticamente.

Y estos son solo algunos ejemplos que muestran que el avance tecnológico mantiene al ser humano cada vez más inactivo físicamente.

No podemos olvidar que el cuerpo humano está hecho para moverse. Si no lo hace, existen grandes posibilidades de que la salud se vea afectada.

Visita este artículo: Consejos para reducir el sedentarismo

Consecuencias del sedentarismo

Consecuencias del sedentarismo

Es cada vez más frecuente que las personas que tienen trabajos sedentarios experimenten alguno de estos problemas:

  • Tendencia a la obesidad. La persona sedentaria almacena las calorías que consume.
  • Debilitamiento óseo y muscular. Los músculos y los huesos pierden fuerza.
  • Cualquier actividad que requiera esfuerzo físico, como subir escaleras, caminar o levantar objetos, produce cansancio.
  • Dolores articulares y contracturas, problemas de cuello y espalda que generan dolores.
  • Depresión. El ejercicio físico ayuda a la  autoestima y a la sensación de bienestar.
  • Trastornos digestivos.
  • Enfermedades cardiovasculares.

Ejercicios sencillos para personas con trabajos sedentarios

Ejercicios sencillos para personas con trabajos sedentarios

La práctica de ejercicio físico es fundamental para la salud. Si la persona tiene un trabajo sedentario, puede realizar algunos ejercicios sencillos que lo ayudarán.

  • Por cada 30 minutos que se está sentado, ponerse de pie 2 minutos. Esto ayudará a activar la circulación y a despejar el cerebro.
  • Levantarse de la silla sin apoyarse en ningún lado.
  • Sentado, levantar una pierna. Estirarla y sostenerla unos segundos. Bajarla y hacer lo mismo con la otra. Repetir algunas veces.
  • Levantar y bajar las puntas de los dedos de los pies manteniendo los talones en el suelo. Después levantar y bajar los talones manteniendo los dedos en el suelo.
  • Apretar y aflojar los glúteos muchas veces, varias veces al día.
  • Si en el trabajo se debe estar mucho de pie, apoyarse sobre las puntas de los dedos del pie y luego volver a la posición normal.
  • Pararse en una pierna manteniendo esta posición durante 3 segundos. Mirar un punto fijo ayudará a mantener el equilibrio. Hacer lo mismo con la otra pierna.

Lee también: 6 ejercicios de estiramiento muscular

Estiramientos y buenos hábitos

Estiramientos y buenos hábitos

  • Estirar la parte superior del cuerpo. Elevar los brazos como si se tratara de alcanzar el cielo y sostener esa posición por lo menos durante 10 segundos. Repetir varias veces.
  • Para disminuir la tensión y el estrés hacer movimientos con el cuello, mirando hacia arriba y hacia abajo.
    • Girar la cabeza hacia un lado y hacia el otro.
    • Inclinar la cabeza hacia un hombro y hacia el otro.
  • Estacionar el coche algo alejado de la entrada al trabajo obligará a caminar.
  • Bajar del transporte colectivo algunas paradas antes del destino.
  • Usar menos el ascensor, subir y bajar por escaleras.
  • Usar menos el coche y andar más en bicicleta.

Sabemos que estos sencillos ejercicios no pueden sustituir unas cuantas horas a la semana de práctica deportiva más enérgica. Ahora bien, nos ayudarán a sentir cuerpo y mente más relajados.