Ejercicios para afinar y tonificar los muslos

14 abril, 2014
Acompaña estos ejercicios de una dieta baja en calorías y dos litros de agua diarios para obtener resultados inmediatos

Con estos simples ejercicios podrás moldear la parte superior de tus piernas y hasta le dirás adiós a la tan odiada celulitis. Adelgazarás varios centímetros si eres constante, bebes suficiente agua y sigues una dieta adecuada, en poco tiempo verás los resultados.

Afinar y tonificar los muslos

Si la temporada de invierno te ha dejado con varios kilos de más o quieres estar espléndida para tus vacaciones de verano, no dudes en poner en práctica estos maravillosos ejercicios. Debes tener en cuenta que cualquier rutina ha de estar acompañada de una dieta hipocalórica y una ingesta abundante de agua (dos litros o más por día). La buena noticia es que los días cálidos están apareciendo así que no te será para nada difícil disfrutar de ensaladas, zumos de frutas o batidos.

Es preciso que actives el metabolismo y pongas a tono tu musculatura sobre todo en las zonas más conflictivas como son las piernas y los muslos. Es que la grasa “adora” acumularse allí, lo que causa una pérdida de la tonicidad.

muslos2

Se ha comprobado que un cuerpo musculado quema más energía que uno que no lo está, aún en reposo. Esto se debe a que la masa muscular (todo lo contrario que la grasa) es un tejido activo desde el punto de vista energético. Si deseas entonces lucir una figura hermosa y unas curvas de ensueño este verano, trabaja en los músculos de tus piernas y empieza a quemar las calorías.

Seguramente hayas ya probado varios ejercicios y dietas y sigues disconforme con tu cuerpo, sobre todo con la parte inferior. Esto es algo muy frecuente en las mujeres, pero no hay que desesperar ni darse por vencida, existen formas de afinar las piernas con movimientos específicos. Tal vez hasta el momento no has dado con la rutina adecuada hasta el momento.

Ejercicios para tonificar y adelgazar los muslos

Este plan debe cumplirse entre 3 y 5 veces a la semana para que puedas notar los resultados en pocos días. En breve verás la diferencia, ya que tus piernas comenzarán a afinarse, tonificarse y con menos celulitis. Sólo te llevarán unos 15 minutos completarlos. No te olvides de añadir también a la rutina una buena caminata o andar en bicicleta (aunque sea fija) por 30 minutos.

  • Sentadillas: son uno de los mejores ejercicios que tonifican los muslos y también las piernas. La básica comienza parada, con los pies un poco separados. Extiende los brazos para adelante y flexiona la rodillas. Empuja con el trasero hacia atrás como si te fueras a sentar hasta que los muslos queden en línea paralela al piso, siempre con los brazos extendidos hacia adelante. Mantén durante unos segundos la posición y desarma. Debes realizar diez repeticiones seguidas y descansar un minutos. Repite otras diez veces hasta que domines la técnica. Luego, puedes cambiar y optar por algunas variantes para no aburrirte. Por ejemplo, con los pies más separados (ejercerás más presión sobre los muslos), con la espalda apoyada en la pared, con una pelota entre la espalda y la pared, con una barra (sujetando con ambas manos por detrás de la cabeza, más o menos a la altura de los hombros y con un peso ligero al principio), con pesitas en ambas manos, etc.

muslos3

  • Zancadas: este ejercicio te ayuda a reducir y a la vez a tonificar los muslos y afirmar los glúteos. Es cierto que requieren cierto esfuerzo, pero vale la pena porque los resultados son muy buenos. La zancada básica es de pie con la espalda recta, el pecho hacia afuera, mirando al frente y con los hombros alineados. Los brazos descansan a los laterales del cuerpo. Da un paso hacia adelante primero con la pierna derecha y dobla las rodillas hasta que la izquierda toque el suelo (o quede cerca). Mantén unos segundos y regresa lentamente a la posición inicial.Repite ahora con el paso dado por la pierna izquierda y la rodilla derecha que toque el suelo. Alterna una vez con cada una, hasta completar diez repeticiones. Descansa un minuto y vuelve a hacer diez más. Las variantes de las zancadas pueden ser sosteniendo una pesa en cada mano o una barra entre las dos o bien en lugar de quedarse en un mismo punto ir caminando mientras se hace el ejercicio. Esto requiere de más esfuerzo y lo debes intentar solamente cuando ya estés acostumbrada a la zancada básica. Comienza igual sólo que en lugar de juntar las piernas al pararte, haces un paso con el otro pie. Como si caminaras esquivando algo.

muslos4

  • Levantamiento de piernas: acostada sobre el lado derecho sobre una colchoneta, manta o alfombra, el codo derecho se apoya en el suelo y la mano sostiene la cabeza a la altura de la oreja aproximadamente. Levanta la pierna izquierda lo más alto que te sea posible en dirección hacia el techo. Lleva lentamente la pierna a la posición inicial sin tocar las rodillas en lo posible. Realiza diez repeticiones sin parar, descansa y haz otro grupo de diez. Recuéstate sobre tu costado izquierdo y reitera el ejercicio con la pierna derecha. Una variante a este ejercicio puede ser colocar pesas en los tobillos o subir y bajar en “escalera”, con descansos intermedios.
  • Extensiones: acostada boca abajo en la colchoneta, alfombra o manta, extiende bien las piernas hacia atrás. Descansa los brazos a los costados del cuerpo o también los puedes dejar extendidos hacia adelante. Ayudándote con los músculos de los glúteos extiende y eleva las piernas hacia arriba. Mantenlas rectas unos segundos y bien despacio regresa a la posición del comienzo. Debes realizar dos series de diez repeticiones cada una.

muslos5

Imágenes cortesía de Mario Antonio Pena Zapateria, Anthony Seamarks y Kyriaki.

Te puede gustar