Ejercicios para las várices

No es necesario que vayas a un gimnasio, estos ejercicios que puedes hacer en casa te ayudarán a prevenir y a controlar las várices, un malestar frecuente e incómodo en nuestra sociedad actual.

Las várices son uno de los padecimientos circulatorios más comunes, especialmente entre las mujeres. No obstante, los hombres también pueden tenerlas.

A grandes rasgos, las várices son dilataciones venosas que imposibilitan una correcta circulación de la sangre. Además de ser un mal estético, pueden convertirse en un serio problema de salud si no se les trata correctamente.

Suelen aparecer cuando pasamos mucho tiempo en una misma posición, ya sea de pie o sentados. Ya sea que trabajes detrás de un mostrador que te obligue a mantenerte parado por largas horas, o que estés en una oficina todo el día, la verdad es que nuestros oficios y profesiones pueden perjudicar la salud de las piernas. Además, el sedentarismo, el sobrepeso y el embarazo son considerados también como causas de las várices.

Por lo tanto, a continuación te presentamos algunos ejercicios para poder complementar el tratamiento que tu médico te haya dado. No olvides consultarle antes de realizar cualquier actividad física, sobre todo si tienes enfermedades respiratorias o al corazón.

Ejercicios para prevenir y controlar las várices

várices

Los ejercicios que presentamos a continuación son de gran ayuda tanto para evitar la aparición de las várices así como su eliminación si es que ya se tienen. Las siguientes recomendaciones son muy sencillas, por lo que muchas de ellas se pueden realizar en casa.

Caminar

Uno de los factores más comunes que influyen en la aparición de las várices es el sedentarismo. Pasar mucho tiempo sentado o no mover las piernas pueden ocasionar problemas circulatorios y, al paso del tiempo, motivar la aparición de várices. Por lo tanto, una de las recomendaciones más útiles y sencillas es realizar actividades que mantengan activas nuestras piernas.

Caminar es beneficioso para el control de várices

Por supuesto, caminar es una excelente idea. Hacerlo diariamente, por lo menos una media hora, será de gran ayuda para que la sangre circule correctamente y tengamos menos posibilidades de tener várices.

Por si fuera poco, caminar es un gran ejercicio que también nos mantiene en forma, controlando o disminuyendo nuestro peso. Para esto, lo mejor sería dar paseos por un parque o ir a hacer las compras caminando.

Flexiones

Otro ejercicio muy útil y fácil de hacer son las flexiones. En este caso basta con sentarse en una silla y, con los talones apoyados firmemente sobre el suelo, levantar la punta de los pies para posteriormente bajarlas y levantar los talones.

De esta manera, el ejercicio trata de imitar el movimiento que realizan los pies cuando caminas, solo que en este caso no hay desplazamiento. Deberías repetirlo unas 20 veces en cada pie.

Quizás te interese: 6 ejercicios que puedes hacer en casa para mejorar tu salud

Pedalear

Bici

Pedalear o imitar dicho movimiento también es una gran opción. Evidentemente, dicho ejercicio se puede hacer en una bicicleta, ya sea fija o normal, o con la espalda sobre el piso y las piernas levantadas.

En el primer caso tenemos la posibilidad de ir de paseo o hacer sesiones mucho más completas como spinning.

Por otra parte, si deseas hacer este ejercicio en casa, debes colocarte con la espalda sobre el suelo y levantar las piernas unos 45 grados. Luego imita el movimiento que se hace cuando pedaleamos.

No olvides leer: 4 beneficios de montar en bicicleta

Girar

Finalmente, hacer movimientos circulares con las piernas en alto es de gran ayuda para evitar las várices. En este caso debes colocar la espalda sobre el suelo y levantar una de las piernas en un ángulo de aproximadamente 45 grados.

Estando así se comienza a girar la pierna, haciendo movimientos circulares en el sentido de las manecillas del reloj. Después de unas 20 o 25 repeticiones se hace lo mismo con la otra pierna.

Esperamos que estos ejercicios te hayan ayudado a aliviar tus piernas. No olvides que es primordial visitar al médico para descartar cualquier patología asociada a la aparición de várices.

  • ESPINÓLA CARLA FABIOLA, BERNAL MANUEL, AUCEJO MARGARITA, VILLALBA JUAN CARLOS. Prevalencia de várices en miembros inferiores en el personal del Hospital de Clínicas. Rev Chil Cir  [Internet]. 2007  Oct [citado  2018  Nov  02] ;  59( 5 ): 342-347. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-40262007000500006&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/S0718-40262007000500006.
  • López Sullaez Lía Clara. FACTORES DE RIESGO OCUPACIONAL ASOCIADOS A LAS VÁRICES EN EXTREMIDADES INFERIORES. Rev. Méd. La Paz  [Internet]. 2015  [citado  2018  Nov  02] ;  21( 1 ): 5-14. Disponible en: http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-89582015000100002&lng=es.
  • Vázquez-Hernández I., Acevedo-Peña M.. Prevalencia de insuficiencia venosa periférica en el personal de enfermería. Enferm. univ  [revista en la Internet]. 2016  Sep [citado  2018  Nov  02] ;  13( 3 ): 166-170. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-70632016000300166&lng=es.  http://dx.doi.org/10.1016/j.reu.2016.05.003.