Ejercicios para mejorar la memoria

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Karla Henríquez el 18 noviembre, 2018
La memoria es la capacidad del ser humano de retener información y recuperarla voluntariamente. En muchos casos, determinadas enfermedades o debido al paso de los años, esta facultad puede verse mermada. 

La memoria es uno de los bienes más preciados que tenemos los seres humanos, en algunos casos se la define como la potencia intelectual del alma. De hecho, se podría decir que el cerebro, relacionado con la memoria, es el que permite realizar la gran mayoría de las funciones esenciales del organismo.

De este modo, la memoria también juega un papel importante. La memoria es la capacidad del ser humano de retener información y recuperarla voluntariamente. En muchos casos, determinadas enfermedades o debido al paso de los años, esta facultad puede verse mermada.

Existe el riesgo de padecer ciertas enfermedades como el alzheimer, que afectan directamente al cerebro. Afortunadamente, se puede entrenar el cerebro a través de distintos juegos mentales y actividades sencillas de realizar día tras día.

Acudir a profesionales es muy importante, ya que estos podrán ayudar a la persona a desarrollarla con estimulación cognitiva encontrando los métodos más adecuados. A continuación desarrollamos los más comunes y recomendados.

Leer mas

Actividades educativas y de aprendizaje

Leer

Entre las actividades educativas más comunes, la lectura es una de las más recomendadas. En concreto, cuando la persona empieza a encontrarse en edades más avanzadas.

El hábito de la lectura, además de aportar nuevos conocimientos, también ayuda a ejercitar ciertas áreas del cerebro que de otra forma permanecerían inactivas, entre ellas la memoria. Lo más recomendable es leer por lo menos media hora cada día. Aunque, por supuesto, esto depende de cada persona, y cuanto más tiempo se le dedique a la lectura, más beneficios se pueden obtener de ella.

Memorizar y aprender cosas nuevas

Cuando se busca fortalecer y ejercitar la mente, es muy recomendable practicar haciendo uso de distintos métodos de aprendizaje. Uno de los ejercicios más relevantes consiste en memorizar cosas.

Se puede empezar por tareas sencillas como aprender la lista de las cosas que hay que comprar en el supermercado, en vez de llevarla por escrito. Así como recordar una dirección, un número de teléfono, o los títulos y el autor de un libro. También se puede practicar tratando de recordar cosas que sucedieron hace tiempo o cosas que se aprendieron con anterioridad.

En determinados estudios se ha demostrado que aprender cosas nuevas ayuda a nuestro cerebro a realizar nuevas conexiones que mejorarán nuestra mente. De este modo, se recomienda y es muy buena actividad evolucionar en la práctica y, por ejemplo, aprender a desarrollar nuevas actividades.

Es muy beneficioso aprender un idioma, tocar un nuevo instrumento o tomar clases de cocina o teatro. Lo que cuenta es desarrollar cualquier habilidad. El objetivo es mantener activo el cerebro.

Por si quieres saber más: Cómo estimular la memoria del bebé

Ejercicio práctico: mirar fotografías

Un ejercicio muy recomendado, que se puede hacer en cualquier momento, y que resulta muy beneficioso, es mirar fotografías viejas o antiguas. Cabe mencionar, que cuanto más antiguas sean, más pondrán a prueba la memoria.

El método consiste en tratar de recordar qué fue lo que sucedió en ese momento, quiénes son las personas que aparecen en ella, dónde ocurre la acción, o incluso quién sacó la fotografía. De este modo, se consigue ejercitar la mente a través de un procedimiento sencillo y eficaz.

Actividades para ejercitar la memoria

Jugar o practicar actividades de razonamiento

Para fortalecerla o mejorarla también se recomienda practicar juegos de razonamiento que resulten entretenidos y agradables. Al respecto existen muchas actividades lúdicas muy populares y divertidas.

Por si quieres saber más: 6 trucos para tener la memoria en forma

En muchos casos, lo más sencillo es resolver crucigramas, sudokus o sopas de letras. Juegos que se pueden encontrar fácilmente y que resultan muy beneficiosos. Incluso determinados juegos de mesa, como el Memory o el Scattergories, pueden ayudar a activar la memoria mientras se está jugando.

Fomentar la confianza.

Por ejemplo, el ajedrez o las damas son juegos populares que están considerados como actividades de habilidad mental. Practicarlos y mejorar en el juego será muy beneficioso de cara a mejorar y mantener la mente activa.

  • Baddeley, A. D., & Hitch, G. (1974). Working memory. Psychology of Learning and Motivation - Advances in Research and Theory. https://doi.org/10.1016/S0079-7421(08)60452-1
  • Hochreiter, S., & Schmidhuber, J. (1997). Long Short-Term Memory. Neural Computation. https://doi.org/10.1162/neco.1997.9.8.1735
  • Vygotsky, L. S. (1978). Mind and Society. Memory. https://doi.org/(Original manuscripts [ca. 1930-1934])
  • Craik, F. I. M. (2002). Levels of processing: Past, present ... and future? Memory. https://doi.org/10.1080/09658210244000135