Ejercicios para perder grasa de la espalda

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Avila el 6 enero, 2019
Daniela Castro · 4 septiembre, 2014
Al hacer pesas trabajaremos nuestra masa muscular, activaremos el metabolismo y eliminaremos grasa.

¿Quieres eliminar la grasa sobrante alojada en tu espalda? La espalda puede ser una de las partes más sensuales y seductoras de nuestro cuerpo o todo lo contrario. La grasa de la espalda puede convertirse en un problema a la hora de lucir un traje de baño o un vestido muy ajustado.

La acumulación de grasa puede deberse a un estilo de vida poco saludable o a consumir alimentos muy calóricos. Por otro lado, un bajo nivel de tiroxina puede provocar la acumulación de grasa en zonas con poca circulación. Consulta con tu médico si sospechas que puedes sufrir hipotiroidismo.

Para eliminar la grasa de la espalda se requiere realizar ejercicios específicos que trabajen esa parte del cuerpo y ser constante. Pero no te desesperes, hoy te vamos a mostrar unos sencillos ejercicios para perder la grasa y presumir de una espalda bonita.

Rutina para quemar la grasa de la espalda y fortalecerla

Posición 1

Dorsales

Acuéstate boca abajo, pon los brazos estirados hacia el frente (o hacia atrás). Sin levantar los pies, arquea la espalda levantándola suavemente y regresa a la posición inicial. Realiza 2 series y 10 repeticiones.

Posición 2

Quédate en la misma posición y esta vez coloca las manos en la nuca, levanta el torso y regresa a la posición inicial. Esta vez harás 2 series y 15 repeticiones.

Posición 3

Ejercicio espalda

Haz el mismo ejercicio anterior, pero esta vez arquea la espalda hacia un lado y luego hacia el otro, como si quisieras ver el lado derecho y luego al izquierdo. Mantén siempre el resto del cuerpo recto.

Posición 4

Ahora, debes ponerte en cuatro patas o en la postura conocida como el “perrito”. Relaja la espalda, arquéala lo más que puedas hacía arriba y luego empújala  hacia abajo, como si quisieras tocar el suelo con el abdomen.  Sube y baja 5 veces y luego descansa.

Lee también: Cómo hacer 5 ejercicios sin pesas para la espalda

Practica natación

Por otro lado, la natación es un deporte muy beneficioso para la espalda. Es ideal para ayudarte a perder la grasa de la espalda y a fortalecerla al mismo tiempo.

Entrenamiento con pesas

Un buen plan para quemar grasa siempre debe incluir una pequeña rutina de entrenamiento con pesas. De esta forma, trabajarás la masa muscular y activarás el metabolismo para facilitar la eliminación de grasa, incluso estando en reposo.

Lo único que debes hacer es incluir un poco de entrenamiento con pesas cada dos días. No hace falta levantar un peso excesivo, unos cuantos kilos será más que suficiente.

Realiza intervalos de cardio

CorrerEl ejercicio cardiovascular eleva tu ritmo cardiaco, ayudando a quemar calorías con más facilidad. Incluye en tu rutina intervalos de ejercicios cardio, de esta forma facilitarás la quema de grasa en esta área de tu cuerpo. Puedes realizar ejercicios como correr, saltos de tijera, ejercicios en elíptica, bicicleta o saltar la cuerda.

No te pierdas: 6 ejercicios para tonificar la espalda

Realiza abdominales

Los ejercicios abdominales, además de quemar la grasa de nuestro vientre, también ayudan a eliminar la grasa de la espalda baja. Ejercita todo el alrededor de los abdominales, enfocándote en los abdominales oblicuos. Puedes hacer tablas laterales y estiramientos oblicuos estáticos en tus ejercicios de fuerza.

Recomendaciones para mejores resultados

  • En primer lugar, sabemos que quemar la grasa localizada de la espalda es una tarea complicada. Sin embargo, si eres constante con estos ejercicios puedes lograr buenos resultados en poco tiempo. Además, es importante plantearse objetivos alcanzables a corto plazo, ya que los pequeños logros alcanzados mantienen la motivación
  • Del mismo modo, no olvides la importancia de seguir una dieta equilibrada. Es bueno optar por una dieta variada, con alimentos no procesados como frutas, verduras, alimentos ricos en fibra y proteínas.
  • Complementa los ejercicios con masajes reductores en la espalda, con movimientos específicos para movilizar la grasa acumulada en esta zona.
  • Finalmente, recuerda que la postura es muy importante. Debes procurar una postura recta para evitar la flacidez, la acumulación de grasas y la formación de los rollitos.

Para concluir, recuerda que el descanso entre series es fundamental, ya que se sirve para oxigenar las fibras. Además, ese tiempo nos servirá para recuperarnos y volver a retomar el ejercicio con fuerza.

El tiempo de descanso varía dependiendo de los objetivos y del tipo de entrenamiento que realicemos. En este caso, como nuestro propósito es perder la grasa localizada en la espalda, podemos descansar un minuto entre serie y serie para mantener un buen ritmo cardiaco.

  • Sekendiz, B., Altun, Ö., Korkusuz, F., & Akin, S. (2007). Effects of Pilates exercise on trunk strength, endurance and flexibility in sedentary adult females. Journal of Bodywork and Movement Therapies. https://doi.org/10.1016/j.jbmt.2006.12.002
  • Paxton, R. J., Valois, R. F., & Wanzer Drane, J. (2004). Correlates of body mass index, weight goals, and weight-management practices among adolescents. Journal of School Health. https://doi.org/10.1111/j.1746-1561.2004.tb06617.x
  • Hadała, M., & Gryckiewicz, S. (2015). The Effectiveness of Lumbar Extensor Training: Local Stabilization or Dynamic Strengthening Exercises. A Review of Literature. Ortopedia Traumatologia Rehabilitacja. https://doi.org/10.5604/15093492.1135044