Prueba estos increibles ejercicios para tonificar el rostro

Tener un rostro bello es sinónimo de una vida saludable así que hoy te presentaremos una serie de rutina de ejercicios para tonificar tu rostro

Seguramente habrás oido hablar de la tendencia que existe hoy en día: la gimnasia facial. Esta consiste en una serie de ejercicios para tonificar el rostro. La clave está en la repetición de un movimiento determinado, para trabajar las distintas áreas: frente, mejillas y mentón.

Recordemos que nuestro rostro refleja diversos aspectos, tales como: la salud, la edad, el estilo de vida, los sentimientos y emociones. Por ello, es necesario prestarle cierta atención y brindarle algunos cuidados. Tener un rostro bello es sinónimo de salud, por ello, no está de más que comencemos nuestra propia rutina de ejercicios para tonificar el rostro.

A través del movimiento, podrás activar la circulación sanguínea, atenuar las líneas de expresión, favorecer la elasticidad de la piel y también la firmeza de la misma. Al igual que los ejercicios para el cuerpo, estos movimientos trabajan los músculos del rostro, con lo cual se obtiene una mejoría.

Ejercicios para tonificar el rostro

1.Rectángulo con las manos

El primero de los ejercicios para tonificar el rostro es muy sencillo. Solo debes formar un rectángulo con tus dedos índice y pulgar. ¿Cómo? colocándolos en el lado derecho e izquierdo de tu rostro, entre el pómulo y las cejas. Seguidamente abre los ojos tanto como puedas y mantenlos así por durante tres segundos (puedes parpadear).

Luego ciérralos y relaja con ciertos toques en la frente con la punta de tu índice. Repite este paso entre cuatro y cinco veces. Esto te permitirá darle fuerza a los músculos que se encuentran en la frente. Si haces este ejercicio de manera habitual reducirás significativamente las líneas de expresión de esa área.

2. Triángulo invertido

Con tus dos manos, forma dos triángulos invertidos que partan del centro de tu rostro hacia los laterales. Recuerda que deben converger entre las cejas. Seguidamente mira hacia arriba durante diez segundos. Vuelve tu mirada al centro y realiza toques leves en los laterales del rostro con las puntas de tus dedos índices. Con cinco repeticiones.

mujer feliz

3. ¡Sonríe!

Sonríe y presiona la barbilla con tu dedo índice. Luego coloca tus labios juntos hacia adelante en forma de beso durante diez segundos vuelve a la posición normal, descansa y haz repeticiones por cinco minutos. Finaliza realizando pequeños toques con la punta de los dedos desde la base de tu cara hasta la parte más cercana del cabello.

4. Sopla

Si ya tenemos patas de gallo muy marcadas, también podemos masajear y presionar con la punta de los dedos esta zona de arriba para abajo con un tiempo de duración y descanso de dos minutos por sesión. Cierra tu boca y sopla lo más fuerte que puedas hasta que se inflen tus mejillas. Aguanta el aire y suéltalo lentamente. Descansa dos minutos y repite la acción de cuatro a cinco veces, con esto trabajarás mejillas y pómulos.

5. Ejercicio con los labios

Detente frente al espejo mirándolo fijamente y luego comienzas a realizar una serie de muecas, movimientos y guiños. Con ello, tonificarás prácticamente toda el área de tu rostro. Abre la boca lo más grande que puedas, apunta con tus labios en varias direcciones. Aquí estarás trabajando toda la zona adyacente a tu boca.

De hecho, esta es una de las zonas más sensibles de la cara, donde suelen aparecer las líneas de expresión. En las esquinas de los labios, coloca tus dedos, haciendo una ligera presión, y trata de formar la letra O con la boca. También ubica los dedos pulgares dentro de la boca y ejerce presión hacia adentro. Con ello trabajará los labios.

labios más suaves

6. Con el mentón

Con el mentón elevado estiraremos el labio inferior hacia arriba a la vez que el cuello. Acá estaremos trabajando el cuello. Esta zona es muy importante y suele ser muy reveladora de nuestra edad, así que debemos ejercitarla junto con el rostro.

7. Con los pulgares

Con tus dos pulgares en la comisura de los ojos achina los mismos y parpadea durante diez segundos. De este modo, trabajarás integralmente la frente y el área de los ojos.

Recomendaciones para tonificar el rostro

Se recomienda hacer estos ejercicios varias veces de 2 a 3 veces por semana. El momento ideal para hacer estas rutinas es en la noche antes de dormir o en la mañana después de la ducha. 

Para aplicar estas prácticas debemos tener buena higiene. Es decir, deberemos tener nuestras manos y rostro limpios. Por otra parte, se recomienda aplicar una buena crema hidratante antes de realizar estos ejercicios para atenuar la sensación de ‘tirantez’.

Asimismo, si deseamos tonificar el rostro sin aplicarnos crema, podemos optar por los aplicar aceites naturales. Te recomendamos el aceite de almendras ya que nos permitirá realizar mejor los masajes a la vez que nos hidratará la piel profundamente. ¡Anímate ya a comenzar tu rutina de gimnasia facial!