El autoconocimiento puede ser sinónimo de felicidad

Las personas que consiguen el autoconocimiento saben que la perfección no siempre es posible y por ello son capaces de ser más felices, porque se van poniendo metas realistas

El autoconocimiento es una llave. Es esa herramienta sensacional desde la que poder abrir la cerradura de nuestra personalidad y la puerta a nuestras valías, virtudes, necesidades y potenciales.

Si favorecemos esta dimensión nos alzaremos como arquitectos de nuestra vida. Lograrlo, requiere tiempo y adecuadas estrategias psicológicas, implica además gestionar de forma adecuada las emociones y llevar a cabo determinadas acciones para acercarnos a nosotros mismos.

Te lo explicamos a continuación.

El concepto de felicidad

mujer feliz  simbolizando el autoconocimiento

Entre las definiciones de felicidad está la que ensalza un adecuado estado de bienestar, satisfacción personal y plenitud.

En ese estado, la persona se siente grande, llena y con capacidad de enfrentar cualquier situación. Fue Carl Rogers uno de los mejores referentes en la psicología para entender el vinculo entre la felicidad y el autoconocimiento.

De hecho, uno de los fines del enfoque humanista tiene como finalidad ayudar al individuo a conocerse a sí mismo, a construir una vida sin congruencias, sin aristas o pesos excesivos donde no poder alzarnos ante el mundo tal y como somos y deseamos.

Lee también: ¿Por qué buscas la felicidad cuando ya la tienes?

El autoconocimiento para la felicidad

  • Los expertos coinciden en que una de las claves más importantes para conseguir ser feliz es el autoconocimiento pleno. Una de esas referencias teorías es sin duda Abraham Maslow y su propuesta de las necesidades humanas.
  • También lo es la toma de conciencia personal, ese ejercicio que nos permite tomar contacto con la identidad, valores, recursos y capacidades que tiene cada persona.

La clave para ser felices a través del autoconocimiento

mujer feliz  simbolizando el autoconocimiento

En el primer paso estaría la toma de conciencia de que somos los dueños de nuestras vidas. De esa forma, asimilaremos que somos milagros vivientes y que formamos parte de una naturaleza dinámica, repleta de abundancia y posibilidades de crecer.

Tenemos que observar nuestros pensamientos, ser testigo de ellos, de las emociones y resultados.

No nos empeñemos en enjuiciarnos demasiado, aceptar cada sensación, pensamiento y emoción es clave para aceptar lo que somos.

Los pensamientos siempre a tu favor

La mente puede ser nuestra peor enemiga. A menudo, caemos en esos ciclos donde los pensamientos negativos empañan por completo nuestra realidad y la visión que tenemos de nosotros mismos.

De hecho, un estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology y llevado a cabo en Universidad de Nueva York y la Universidad Carnegie Mellon, nos señalan que debemos ser capaces de detectar este tipo de enfoques para poder afrontar mejor el futuro.

Si me acompaña siempre la negatividad limitaré mi potencia y mi capacidad para superarme y alcanzar objetivos. Por tanto, la clave es la felicidad es ante todo ausencia de temor. Trabajemos por tanto nuestro enfoque mental y la calidad de los propios pensamientos.

Es decir, en lugar de enfocarse en los miedos y agrandarlos, vale la pena conectarse con el optimismo, con nuestras virtudes y potenciales.

Algunas acciones que ayudan al autoconocimiento

mujer feliz  simbolizando el autoconocimiento

Está demostrado que manejar, controlar y gestionar nuestras emociones nos acerca más a la felicidad. Nuestra felicidad la podemos medir a través de la interpretación de lo que nos pasa.

Siempre nos están ocurriendo cosas, algunas más tristes, otras más alegres, pero lo más importante no es lo que nos pasa, sino cómo lo interpretamos.

En esta interpretación influyen factores como el manejo de emociones, la forma en que nos conocemos y gestionamos nuestra realidad, el entorno que nos rodea. Y, sobre todo, nuestras reacciones.

Conseguir la felicidad

La felicidad no es hacer lo que se quiere en cada momento, sino querer lo que se hace. Que cada día intentemos disfrutar de las circunstancias con las que nos toca vivir.

Hay que comprende que bienestar no es sinónimo de felicidad, sino que la felicidad es una actitud ante lo que hacemos.

En ocasiones somos felices recordando eventos en los que hemos disfrutado en el pasado. Ese recuerdo está comprobado que cambia la química del cerebro.

La clave para nuestra felicidad comienza a irrigar nuestro cerebro con recuerdos positivos. De esta forma, con solo recordar hechos felices puede cambiar nuestro estado de ánimo gracias a la secreción de serotonina.

La motivación

Es importante levantarse por la mañana con un objetivo. No importa si es grande o pequeño, pero con un motivo, nuestros días pueden ser diferentes.

Los pensamientos negativos cambian nuestro mundo interno. Por ello gestionar nuestras emociones, vivir el aquí y ahora nos llena de optimismo y genera pensamientos positivos.

Estos pensamientos positivos nos ayudarán a secretar las endorfinas necesarias para modificar nuestra salud y nuestro entorno. Además, mejora la vida en pareja.

Algunas palabras necesarias

pareja-feliz  simbolizando el autoconocimiento

Entre las palabras que más van a cambiar nuestra percepción de la vida están estas: por favor, gracias y perdón. Mediante nuestro lenguaje nos manifestamos al mundo y nos predisponemos a enfrentar nuestro día.

  • Por favor nos abre el camino para interactuar con la otra persona.
  • Gracias supone agradecimiento, que es la memoria del corazón.
  • Perdón nos sirve como terapia, entendiendo las circunstancias por las que pasamos, perdonándonos a nosotros mismos y a nuestros semejantes.

Visita este artículo: Las personas rencorosas no perdonan ni olvidan

Consejos para el autoconocimiento

  • Lleva un diario. Procura escribir a diario qué sientes, qué piensas, qué necesitas. Poco a poco tomarás plena conciencia de ese universo interno que debes desentrañar y hacer tuyo.
  • Evita la autocrítica exagerada y el perfeccionismo permanente. Las personas hiperperfeccionistas tienen insatisfacción, y eso genera negatividad.
  • Está demostrado que las personas insatisfechas enferman con mayor frecuencia y tienen más migraña que aquellas que aceptan las situaciones. Invierte por tanto tiempo en actividades que te motiven, que te apasionen.
  • Es importante favorecer un diálogo interno positivo con nosotros mismos.
  • Dicen que para poder ser feliz debemos estar dispuestos a fracasar para así darnos cuenta de lo importante y lo superfluo.

Conclusión

El autoconocimiento es un viaje que debemos transitar a diario. No es algo que debamos aplazar para mañana, porque de lo contrario, iremos a una deriva donde dejarnos arrastrar por lo que otros quieren o esperan de nosotros.

Coge las riendas, toma a diario un café contigo mismo y no temas pasar instantes en soledad para tocar tu ser interno. Habla con esa persona que cada día se refleja en el espejo y ámala como el ser más valioso y especial de tu mundo.