El blanqueamiento dental: qué es y qué tipos existen

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el odontólogo Gabriel Alejandro Rojo Pittatore el 18 marzo, 2019
Existen diversas técnicas para realizar un blanqueamiento dental. Desde geles, en consulta o ambulatorios, hasta soluciones comerciales, estos deben ser supervisados por un profesional.

Cada vez más la población se preocupa por la estética dental: todos queremos tener una sonrisa más blanca y bonita. Con más frecuencia los pacientes solicitan el blanqueamiento dental que permite bajar de 2 a 4 tonos el color del esmalte.

Existen distintas técnicas de blanqueamiento en el mercado con diferentes ventajas y desventajas. Con los años han evolucionado hasta las técnicas que se emplean hoy en día (se varían la concentración del producto, el pH y la técnica de aplicación).

El paso del tiempo, la mala higiene, el tabaco, el consumo de alimentos con colorantes, algunos medicamentos o bebidas (como el café o el vino tinto) oscurecen el esmalte de los dientes y producen manchas sobre ellos. Sin embargo, la máxima preocupación de los pacientes es la sensibilidad y la desmineralización dental.

Blanqueamiento dental

¿Qué es?

Sonrisa de mujer a la mitad: con y sin blanqueamiento
Esta técnica debe ser supervisada por un odontólogo para evitar problemas de sensibilidad dental.

El procedimiento consiste en aplicar un gel blanqueante de peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida sobre los dientes. Esto produce un cambio químico en el esmalte y elimina tinciones y coloraciones.

Cada vez salen al mercado nuevos métodos blanqueantes formulados a base de bicarbonato, carbón activo u otras sustancias que producen un ¨blanqueamiento¨ por efecto mecánico, eliminando la capa más externa del diente. Estos métodos son menos fiables y, a largo plazo, pueden provocar sensibilidad, ya que no están supervisados.

El blanqueamiento dental, al igual que el resto de tratamientos dentales, puede provocar efectos secundarios como sensibilidad o reabsorción radicular, si no se usa de la manera adecuada. Por ello, es muy importante realizarlo siempre bajo la supervisión de un dentista.

Quizá te interese: 4 tipos de blanqueamiento dental

¿Qué tipos de blanqueamiento dental existen?

Blanqueamiento dental con gel:

Blanqueamiento dental con gel
Empleando un gel fotosensible, esta técnica es supervisada por el odontólogo y obtiene resultados eficaces.

Se realiza por los odontólogos en las clínicas dentales y puede ser activado o no con luz LED. Antes de comenzar con el procedimiento, el dentista hace una revisión para comprobar que el tratamiento puede ser efectuado sin riesgos.

Los dientes se aíslan y se aplica el gel (con o sin luz). El dentista está pendiente durante todo el proceso de las sensaciones del paciente para evitar sensibilidad.

Blanqueamiento dental ambulatorio seguido por el dentista:

Blanqueamiento dental ambulatorio seguido por el dentista
En este caso, el gel es recetado por un odontólogo para su uso ambulatorio.

Como en su casa el paciente no está bajo una supervisión, el profesional receta un gel blanqueante con menos potencia para evitar daños en encías o labios. El odontólogo realiza férulas personalizadas a cada paciente y le explica el procedimiento. Consiste en aplicar un gel en la superficie dental y colocar la férula durante un tiempo concreto.

Blanqueamiento dental con productos comerciales:

Blanqueamiento dental
Los productos comerciales tienen un mayor riesgo de irritación y sensibilidad dental ante la falta de supervisión.

Esta serie de productos pueden ser considerados como una buena opción para muchas personas. Sin embargo, es fundamental la supervisión de un profesional. El uso indiscriminado de estos productos puede causar hipersensibilidad, irritación de los nervios o de la encía. Si no se usan con responsabilidad, pueden ocasionar más daños que beneficios.

Quizá te interese: Las mejores claves para conseguir una sonrisa perfecta

En resumen

Mujer sonriendo
Ante cualquier duda, consulta a tu profesional de confianza en salud dental.

El blanqueamiento dental es un procedimiento que puede hacer que tengas una sonrisa más bonita, pero que no está libre de efectos secundarios. Por ello, debe ser realizado bajo la supervisión de un profesional. Dentro de la variedad de tratamientos se escogerá el más adecuado para cada paciente.

El blanqueamiento con productos domésticos nunca va a conseguir el mismo efecto que el realizado en la clínica dental. Nunca podemos olvidar que la boca y los dientes son un órgano más de nuestro cuerpo, por lo que debemos cuidar nuestra salud dental.

  • González Sanz, Á. M., González Nieto, B. A., & González Nieto, E. (2013). Salud dental: relación entre la caries dental y el consumo de alimentos. Nutrición Hospitalaria (Vol. 28). Madrid: Scielo. Retrieved from http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000008
  • Monteverde, C., Delgado, T., Martínez RIM, Guzmán, F., & Maura Espejel, M. (2002). Desmineralización-remineralización del esmalte dental. Revista de la Asociación Dental Mexicana (Vol. 59). Child’s World. Retrieved from http://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=5509