El bosu, un instrumento para mejorar tu estado físico

Al realizar nuestros ejercicios sobre esta base semiesférica conseguimos trabajar muchos más músculos ya que, además de la actividad en cuestión, debemos centrarnos en mantener el equilibrio

El BOSU (Both Sides Up) es un instrumento para el ejercicio físico de reciente incorporación en el entrenamiento de profesionales del deporte y que poco a poco se va convirtiendo en habitual de los gimnasios, ya sea como complemento para realizar ejercicios de tonificación o usándolo en clases dirigidas.

Se trata de una plataforma en forma de media esfera con una base rígida, como si fuera media pelota y se puede utilizar por los dos lados, multiplicando sus posibilidades. Es apto para trabajar con diferentes niveles de intensidad, usándolo desde personas que solo quieren mejorar su elasticidad con estiramientos, hasta deportistas de élite para su preparación.

Ejercicios realizados en el BOSU

En clases dirigidas de 45 o 60 minutos, podemos usarlo como soporte para realizar programas de tonificación y trabajo cardiovascular. Se trata de un ejercicio de fitness al que se añade el hecho de que se debe mantener el equilibrio sobre una superficie deformable, lo que hace que los músculos trabajados sean muchos y con gran intensidad, desde los músculos de las piernas, abdominales y de la espalda. Además el ejercicio se realiza sin impactos ni cargas, minimizando el riesgo de lesiones.

La finalidad es hacer un entrenamiento funcional, en que los movimientos son asimilables a los que realizamos de forma continua en la vida diaria, sin entrenar grupos musculares aislados, si no tonificando todo el cuerpo e integrándolo con la coordinación, el equilibrio y la propiocepción.

También podemos utilizar el BOSU para realizar series de ejercicios como sentadillas, abdominales, estiramientos, ejercicios de equilibrio sobre una pierna, fondo dinámico, etc., ya sea apoyado sobre la base rígida o sobre la inestable.

Beneficios del BOSU

– Desarrolla la fuerza y la resistencia muscular. Fortalece los músculos de tronco, abdomen, espalda, piernas y glúteos.

– Favorece la adaptación de los músculos.

– Permite realizar ejercicios de reeducación postural para cuidar nuestra espalda y prevenir lesiones o problemas futuros.

– Mejora la flexibilidad y elasticidad y trabaja la agilidad y coordinación.

– Nos ayuda a mantener la concentración.

– Ayuda en la recuperación de lesiones.

– Si realizamos ejercicios aeróbicos con el BOSU, quemaremos calorías, ayudándonos en un programa de pérdida de peso.

– Se adapta a distintos niveles de trabajo.

Os animo a que probéis el BOSU, pedid consejo a vuestro monitor de gimnasio, él os indicará los ejercicios que podéis realizar, para más adelante poder realizarlos de forma autónoma.

Fotografía cortesía de crmgucd

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar