El brócoli y sus beneficios

El brócoli es uno de los mejores ingredientes para conseguir desintoxicar nuestro organismo y eliminar toxinas. Procura no cocinarlo demasiado para que conserve su color verde y no pierda clorofila

Puede ocurrir que no seas un consumidor asiduo de vegetales y aún no te hayas animado a incluir el brócoli en tu dieta diaria. Son muchas las personas a quienes este vegetal no les resulta muy agradable, dado su insípido sabor y su textura. Sin embargo, es uno de los alimentos más saludables que hay; te contamos sobre el brócoli y sus beneficios.

Si te fijas bien en cada uno de sus componentes y prestas atención a los grandes beneficios que aporta a nuestra salud, es casi seguro que te animarás a incorporar el brócoli en tu alimentación diaria. Si eres madre o padre, considérala también para las comidas de toda la familia.

El brócoli y sus beneficios: ¿qué ventajas nos ofrece?

A continuación, daremos un breve repaso por las cualidades del brócoli, que lo ubican entre los vegetales más respetados y deseados.

Ayuda al sistema nervioso

El brócoli es muy bueno para mantener el sistema nervioso con un óptimo funcionamiento, dado su alto contenido de potasio. Además, este vegetal contribuye al funcionamiento adecuado del cerebro y es muy bueno para el crecimiento muscular.

Previene el cáncer

El brócoli contiene importantes cantidades de vitamina A, C, E, zinc, potasio y aminoácidos. Por tener estos componentes e incluir también itociocianatos, es muy útil para prevenir el cáncer de mama, de útero, del intestino y los riñones.

Por supuesto, con esto no se sugiere que el solo consumo de brócoli puede evitar esta afección tan peligrosa. No obstante, su ingesta sí puede ser beneficiosa para la reducción de la proteína del gen p53 defectuoso, que es la responsable del crecimiento de las células cancerígenas.

Recetas con brócoli.

Contribuye a evitar las enfermedades cardiovasculares

Debido a la alta cantidad de fibra que contiene el brócoli, es ideal para prevenir enfermedades cardiovasculares. Sus compuestos ayudan a eliminar el colesterol malo, por lo que son efectivos para la función de proteger el corazón.

Además de contener potasio, el brócoli también posee calcio y magnesio, que ayudan a controlar la presión arterial.

Lee también: 7 cambios sencillos que debes iniciar HOY mismo para mejorar tu salud cardiovascular

Es un potente antioxidante

El brócoli contiene vitaminas A, B, K y E, además de omega-3, entre otros importantes nutrientes antioxidantes. Estos ayudan a mantener la piel joven, limpia, suave, radiante, y por lo tanto, hermosa. Asimismo, combaten a los radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

Permite desintoxicar el organismo

El brócoli es conocido como un gran desintoxicante, dado que ayuda a eliminar toxinas como ácido e úrico y los radicales libres previamente nombrados, entre otros. Si deseas tener un organismo limpio y libre de toxinas, lo mejor es que desde ya empieces a aprovechar el brócoli y sus beneficios.

Es bueno para los huesos

Por su gran contenido de calcio y vitamina K, es un alimento muy útil para la salud de los huesos y para ayudar a prevenir muchas de las enfermedades que los atacan, como la osteoporosis.

Por otra parte, el brócoli ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y es también muy bueno para la visión, debido a que previene la degeneración macular y las cataratas.

Favorece la buena digestión

Esta verdura también resulta de gran importancia en el buen funcionamiento del aparato digestivo, ya que brinda un considerable aporte de fibra. Asimismo, es muy útil para el bienestar de la piel porque ayuda a regenerarla cuando se ha dañado o ha sido maltratada por el sol.

Te puede interesar: Bebida de diente de león: un remedio casero para cuidar tus huesos

Frente a tantas evidencias que dan fe del brócoli y sus beneficios, no hay que dudar ni siquiera un minuto de la conveniencia de que lo incorporemos a nuestra dieta diaria. En este sentido, la dosis recomendada es de unos 200 gramos por día; por supuesto, es reemplazable por otros vegetales verdes, cuyas virtudes son similares.

Con solo consumir esa cantidad de brócoli, obtendremos innumerables nutrientes, muy importantes y beneficiosos para el buen funcionamiento de nuestro organismo y fundamentales para mantenerlo fuerte y saludable por mucho tiempo.

En última instancia, no hay que olvidar por ningún motivo que debemos acostumbrar a nuestros hijos desde muy pequeños a comer vegetales. Hoy en día, los niños son casi adictos a las comidas rápidas que no los alimentan adecuadamente, y mucho menos les proporcionan los nutrientes que necesitan para su desarrollo y crecimiento.