¿Es verdad que el café alivia el dolor de cabeza?

La próxima vez que sientas dolor de cabeza, puedes considerar la alternativa de prepararte una taza de café. ¿Sabes qué fundamentos sostienen la teoría de que esto te puede aliviar?

De seguro te habrás encontrado en más de una ocasión con alguien que, ante un dolor de cabeza, se prepara de inmediato una buena taza de café. En cambio, otras personas lo evitan porque, según ellas, les agrava aún más el padecimiento. ¿Qué hay de cierto en la teoría de que el café alivia el dolor de cabeza?

Entonces, ¿qué es lo que ocurre realmente con el café? ¿Cómo actúa la cafeína en nuestro cuerpo en estos casos? Descubre con nosotros qué es lo que nos dicen los expertos.

La cafeína, presente en el café y en numerosos analgésicos

Cafe - Halitosis

¿Sabías que muchos de los medicamentos que utilizamos normalmente para aliviar el dolor contienen cafeína? En efecto, esos analgésicos que todos tenemos en casa y que nos tomamos para reducir una cefalea tienen en su composición este elemento.

Lee también: El dolor de cabeza: causas y prevención

La cafeína es un alcaloide que está presente en más de 60 especies de plantas, como por ejemplo el propio café, el té, el chocolate… No obstante, la cantidad presente en cada uno de ellos varía.

Este componente fue descubierto en las semillas del café en 1820. Es curioso saber que, solo un tiempo después, se supo que la teína que contienen las hojas del té también es “cafeína”.

Ahora bien, hay varios tipos de té que contienen incluso más cantidad de cafeína que el propio café y, además, son mucho menos perjudiciales. ¿Un ejemplo? El té verde.

La cantidad de cafeína que tiene una taza de café es de entre 47 y 134 mg, dependiendo siempre de la variedad que elijamos. Asimismo, dentro de la fórmula de la propia cafeína está presente el benzoato de sodio, un componente muy utilizado, por ejemplo, para el tratamiento de las cefaleas.

¿Cómo es que el café alivia el dolor de cabeza?

Cafe-en-el-desayuno

La cafeína, además de un alcaloide, es también una sustancia muy efectiva para estimular al cerebro. De ahí que sea uno de los mejores psicoativos que existen. Puede que al leer la palabra “psicoactivo” lo relaciones con activación cerebral y con dolor, pero no es así por las siguientes razones.

Primero, la cafeína actúa inhibiendo varios receptores de adenosina, un tipo de neurotransmisor relacionado con el dolor de cabeza. A la vez que limita la aparición de este neurotrasmisor en nuestro cuerpo, favorece la liberación de otros, como pueden ser la dopamina o la norepinefrina.

La dopamina y la norepinefrina mejoran la concentración, elevan el ánimo y nos despejan por las mañanas. Además, mejoran muchos de nuestros procesos cognitivos.

Por otro lado, la cafeína aumenta la recepción de los canales de calcio en nuestro cerebro, a la vez que eleva el nivel de benzoato de sodio, tal y como te hemos señalado anteriormente. Se trata de dos elementos maravillosos para estimular la concentración y la memoria, a la vez que relaja los canales que activan la sensación de dolor.

Cafeína en las personas con migraña

Hay quien piensa que la cafeína es un disparador de las migrañas, lo cual no es del todo cierto. Se trata simplemente de consumir la cantidad justa de café para beneficiarnos de sus componentes y reducir así el dolor de las migrañas.

Esto se debe básicamente a que la cafeína estimula la disminución del flujo sanguíneo cerebral por vasoconstricción; es decir, reduce la inflamación de los nervios que siempre origina el dolor en alguno de los dos lados de la cabeza cuando sufrimos migraña.

Si consumes una o dos tacitas de café al día, te beneficiarás de sus propiedades; pero, recuerda, ¡nunca sobrepases esta cantidad, ni tampoco le añadas azúcar! La canela, por ejemplo, es mucho más medicinal en este caso.

Te puede interesar: Remedios naturales para la migraña

Hace poco se llevaron a cabo unas investigaciones en la Clínica Diamond Headache, en Chicago, Estados Unidos, en las que se concluyó que la cafeína por sí sola puede ser tan efectiva como los medicamentos normales. Ahora bien, su efecto no suele durar mucho. Lo normal es que te alivie el dolor de cabeza entre 45 minutos o una hora y media.

Café y dolor de cabeza: Aspectos que debes conocer

adicción a la cafeína

Existen matices muy importantes sobre la relación entre el café y el dolor de cabeza que debes conocer. Son estos:

  • Los efectos del café son diferentes en cada persona. Debes ser tú quien vea en primer lugar cómo te sienta habitualmente la cafeína. La razón por la cual actúa de modo diferente en algunos de nosotros se debe a varios aspectos como, por ejemplo, si tenemos los niveles bajos de vitamina D, si padecemos alguna alteración hormonal, e incluso si tenemos la tensión alta. Si eres hipertensa, el café nunca te quitará el dolor de cabeza, y lo más recomendable es que regules su consumo.
  • El café “no te quita el cansancio”, lo que hace en realidad es estimular nuestro organismo mediante una serie de neurotransmisores. ¿Qué significa esto? Que deberemos cuidar la cantidad de cafeína que consumimos al día. De tomar entre 4 a 6 tazas al día, lo que ocurrirá será todo lo contrario; es decir, aparecerá el dolor de cabeza por sufrir una “sobreestimulación”.

En conclusión, cada uno de nosotros deberemos observar cómo nos sienta el café. Lo normal y recomendable es tomar entre 100 y 300 mg al día, que vienen a ser dos tazas. Puedes consultar este dato en la cafetería, ya que algunas sirven cafés con cantidades elevadas de esta sustancia.