El calabacín, ideal para perder peso

Valeria Sabater 26 octubre, 2014
El calabacín va a ser un gran complemento para incluir en nuestros platos junto a algo de proteína y fibra. Las ventajas de este vegetal hacen que sea una pieza ideal para esos períodos en que necesitamos bajar de peso.

¿Sueles consumir calabacín habitualmente? Si es así sabrás que con ello tu organismo gana en salud y bienestar, pero además, es un vegetal magnífico para ir perdiendo peso poco a poco. Combina con muchos platos y es delicioso. ¡Te lo explicamos!

1. Beneficios del calabacín para nuestra salud

El calabacín es delicioso y  esesa pieza indispensable que debe formar parte de nuestra dieta de adelgazamiento. Pero antes de explicarte cómo puede ayudarte para mejorar tu linea, hagamos primero un leve repaso sobre sus principales beneficios, sus principales propiedades para tu salud. No te lo pierdas, tu familia y tú debéis tenerlo en cuenta:

  • El calabacín es rico en nutrientes y apenas dispone de grasa. Su índice calórico es realmente bajo.
  • Este vegetal es rico en calcio, ¡perfecto para nuestros huesos!
  • Dispone de mucha fibra, de ahí que sea ideal para evitar eso tan molesto como es el estreñimiento.
  • El calabacín cuenta con un nivel muy adecuado de potasio, lo cual nos permite evitar la retención de líquidos y eliminar toxinas.
  • Es muy adecuado para nuestra salud cerebral, puesto que cuenta con el indispensable fósforo, ideal para mantener en buen nivel nuestras funciones cerebrales.
  • Dispone además de magnesio, ese mineral que a las mujeres nos hace tanta falta para nuestra salud en general.
  • El calabacín tiene además la interesante vitamina B9, muy adecuada por ejemplo para los niños.
  • Entre sus vitaminas, cabe recordar que también tiene vitamina A, vitamina C, vitamina E... y en cuento a sus minerales, no lo olvides, dispondrás de una dosis adecuada de potasio, zinc, selenio y magnesio.
  • El calabacín, al ser diurético, nos ayuda a prevenir muchas enfermedades renales.

2. Perder peso con el calabacín

peso_ideal (1)

En primer lugar hemos de dejar claro un aspecto, no se trata en absoluto de alimentarnos únicamente de calabacín a lo largo de un mes, por ejemplo en absoluto. El calabacín va a ser un gran complemento, eso que incluir en nuestros platos junto a algo de proteína y fibra. Las ventajas de este vegetal son muchas, pero sobre todo están estas que ahora te explicamos, que hacen de él una pieza ideal para esos períodos en que necesitamos bajar de peso.

¿Por qué me ayuda el calabacín a bajar de peso?

  • Porque el calabacín dispone de solo 17 calorías por cada 100 gramos que consumamos. Lo cual nos permite comer mucho, y saciarnos, con un aporte bajísimo de calorías.
  • Otro dato interesante es que el calabacín aumenta el metabolismo favoreciendo la acción quemagrasa. Es decir, obtenemos energía y eliminamos esa grasa que nos sobra, la quemamos. Todo ello se debe ante todo a la vitamina A, que propicia la oxidación de estos lípidos, de estas grasas.
  • El calabacín, además, dispone de fibra soluble e insoluble. La soluble desintoxica y retrasa la aparición de glucosa en la sangre. La insoluble, por su parte, se encarga de mejorar nuestra salud intestinal, que dispongamos de bacterias buenas que limpien nuestro interior, favoreciendo así la expulsión de toxinas y grasas. Muy adecuado, sin duda.
  • El calabacín también dispone de yodo, lo que nos permite que nuestro metabolismo se active y trabaje como debe.

3. Receta sencilla: arroz integral con calabacín y puerros

arroz con calabacin

Si te atreves con esta receta verás que es realmente fácil y deliciosa. Toma nota:

¿Qué necesito?

  • 300 gramos de arroz integral
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 1 calabacín
  • 1 litro de caldo de verduras.
  • Medio vasito de vino blanco.
  • Un poco de pimienta.
  • Unos piñones.
  • Unas pasas.

¿Cómo lo preparo?

  1. Lo primero que haremos es lavar las verduras. Cortamos el puerro a trocitos, pelamos el calabacín y lo cortamos también a cubitos menudos. Hacemos lo mismo con la cebolla, trocitos pequeños. En cuanto a los ajos, también, los pelamos y los picamos.
  2. Ahora cogemos un cazo y ponemos un poco de aceite de oliva. Lo primero es sofreír la cebolla y el puerro a fuego medio, solo unos minutos. Después, dejamos ya los calabacines y el ajo, removiendo bien. Añade un poco de pimienta y un puñadito de piñones.También las pasas, solo unas pocas.
  3. Cuando lleve ya unos 5 minutos este rico sofrito, añade medio vasito de vino blanco. Le dará mucho sabor. Cuando haya reducido el alcohol, ponemos ya el caldo de verduras moviendo bien. Debemos recordar que el arroz, al ser integral, va a necesitar más tiempo de cocción.
  4. Prueba si te gusta el sabor, si deseas poner algo de sal o te gusta solo con pimienta. Si lo ves bien, añade ya el arroz, los 300 gramos. Cubrelo con el cazo y que hierva a fuego alto, no olvides remover.
  5. Una vez que el arroz haya absorbido casi todo el caldo, prueba la consistencia del arroz para ver si ya está listo. Cuando lo lleves al plato -sírvete una cantidad justa y adecuada-  puedes acompañarlo con una chorradita de limón y unas nueces por encima. De este modo potenciamos el sabor e incluimos más vitaminas en el plato. Es una receta rica en fibra que es muy saciante por ejemplo para un almuerzo. Si lo acompañas con una ensalada de espinacas con pequeños trozos de piña, te sentará estupendamente.
Te puede gustar