El chocolate potencia nuestras funciones cognitivas

El chocolate potencia nuestras funciones cognitivas

Siempre y cuando no nos excedamos en su consumo y lo combinemos con una dieta sana, el consumo diario de una cantidad mínima de chocolate puede mejorar nuestra conectividad cerebral

Si hay un alimento que siempre consumimos con cierto cargo de conciencia es, sin duda, el chocolate. Es el alivio de muchas penas, el capricho para cualquier momento y esa tentación que desafía en ocasiones nuestra línea.

Ahora bien, no hay nada como un consumo responsable y una adecuada elección del tipo de chocolate.

El más negro suele ser el que más potencia nuestra salud, pero ahora los investigadores nos indican que también el que contiene “un poco” de leche es adecuado.

Según un estudio muy reciente llevado a cabo en el Centro de Investigación de Fisiología Nutricional de la Universidad del Sur de Australia, si nos acostumbramos a comer chocolate al menos durante una vez a la semana de forma regular, nuestro cerebro estará más ágil, y la concentración y la memoria serán mucho más óptimas.

Este es sin duda uno de esos datos que siempre nos complace descubrir y  por ello, queremos compartirlo contigo en nuestro espacio.

El chocolate, tu aliado para las funciones cognitivas

Sabemos que hay muchos tipos de chocolate y que no todos son los más saludables. El que sirve de cobertura para la mayoría de bollería industrial, por ejemplo, no es precisamente adecuado.

Todo aquel con un alto contenido en azúcares o conservantes tendrá sin duda el efecto contrario: disminuir nuestra funcionalidad, elevar el colesterol en sangre y favorecer el riesgo de accidentes cerebrovasculares, siempre y cuando llevemos además una vida muy sedentaria.

Según el doctor Georgie Crichton lo más adecuado sería consumir no más de una onza al día (unos 25 o 28 gramos).

chocolate

También podemos comerlo una o dos veces a la semana excediéndonos un poco de esa cantidad. No obstante, lo mejor será siempre elegir un chocolate de buena calidad.

No te pierdas tampoco cómo limpiar tus arterias y elevar tus defensas naturales

Veamos más datos a continuación.

El chocolate negro durante el embarazo es positivo para el desarrollo del feto

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Atlanta (Estados Unidos), el chocolate negro es muy rico en un tipo de antioxidante muy poderoso llamado flavonol.

Si las embarazadas se acostumbran a tomar entre 20 y 35 gramos diarios de chocolate negro durante todo el proceso de gestación se mejora la calidad de la placenta y se reduce el riesgo de sufrir  preeclampsia, una complicación médica  asociada a la hipertensión durante el embarazo.

Es algo sin duda muy interesante.

Te recomendamos también “caminar, el mejor ejercicio para mente y cuerpo

El chocolate puede protegernos de problemas cardíacos y cerebrovasculares

La clave está en los flavonoides y en minerales como el magnesio, elementos capaces de potenciar nuestra salud cardíaca y cerebral.

  • Fue la Universidad de Aberdeen (Escocia) la que llevó a cabo un estudio que duró doce años, tiempo durante el cual monitorizaron y atendieron la salud de 20 000 personas, entre las cuales, una parte consumía entre 30 y 40 gramos diarios de chocolate, y el resto o bien no lo consumía o lo tomaba en exceso.
  • Los resultados fueron muy claros. Aquellos pacientes que disfrutaban de este alimento con moderación pero de forma habitual, y seguían además una vida más o menos activa, gozaban de una buena salud cardíaca y cerebral. 

El chocolate negro y con leche cuidan y potencian nuestras funciones cognitivas

secretos del cerebro

En el trabajo citado al inicio nos indican que el chocolate tomado de forma diaria pero controlada, supone percibir las siguientes mejoras:

  • Se puede percibir una mejora en la memoria viso-espacial y de organización.
  • El chocolate aumenta la memoria de trabajo, es decir potencia la capacidad a la hora comprender cosas, analizar datos, retenerlos y crear a su vez información nueva.
  • Mejora además la memoria a corto y largo plazo.

Ahora bien, es posible que te preguntes cómo puede ser que una simple onza de chocolate negro o con leche pueda conseguir todo esto.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores realizaron un seguimiento a lo largo de 30 años a personas que tenían entre 19 y 98 años, y los resultados fueron más que positivos.

Te recomendamos leer también cómo puede el jugo de remolacha cuidar de tu salud cerebral

  • El flavonol del chocolate aumenta la conectividad entre las células cerebrales.
  • Se mejora el flujo y la calidad de sangre que llega al cerebro.
  • Las pequeñas dosis de cafeína que contiene el chocolate nos permiten también estar a alerta sin llegar a sobrecargarnos o a elevar nuestra tensión.
  • Otro dato interesante es que el cacao contiene ácido oleico, un tipo de grasa monoinsaturada que nos ayuda a controlar  y regular el índice de colesterol malo o LDL. Es importante tenerlo en cuenta.

El deporte impide el desgaste de los cartílagos

Para concluir, hemos de tener claro que, por sí solo, el chocolate nunca conseguirá mejorar nuestra salud si descuidamos nuestra dieta, cometemos exceso y llevamos una vida sedentaria.

Este alimento ancestral, milenario y delicioso, requiere ser tomado como quien se ofrece a sí mismo un regalo. Cantidades pequeñas y regulares que acompañaremos con adecuados hábitos de vida.

Merece la pena disfrutar de él, y por supuesto, de nuestra salud.