El consumo de kéfir aporta grandes beneficios

El kéfir es muy beneficioso para el aparato digestivo, ya que es un probiótico que contiene bacterias beneficiosas para fortalecer el sistema inmune y acabar con los gérmenes y bacterias

El kéfir es una excelente fuente de probióticos y aporta bacterias beneficiosas para la salud, especialmente para el sistema digestivo; es una bebida sana, que aporta importantes nutrientes como las vitaminas y minerales.

NUTRIENTES IMPORTANTES DEL KÉFIR

Es preciso saber que el kéfir está lleno de nutrientes, especialmente minerales como el calcio, potasio y fósforo, y vitaminas A, B2, B9, D y K.

BENEFICIA LA SALUD DIGESTIVA

El kéfir al igual que el yogur, es alto en lactasa, una enzima que descompone la lactosa, lo que resulta beneficioso para las personas intolerantes a la lactosa, que tienen problemas para digerir los alimentos que contienen este azúcar, y que es la causante de problemas, como la hinchazón, malestar estomacal, gases y diarrea.

Por ello, las personas intolerantes a la lactosa pueden consumir kéfir sin los problemas habituales, que pueden provocar los productos lácteos; esto es debido a que las bacterias y levaduras presentes en el kéfir interactúan de tal manera, que forman una enzima conocida como lactasa, que absorbe la lactosa.

Debido al efecto que el kéfir produce sobre el sistema digestivo, es importante incluirlo en la dieta como fuente de probióticos, porque añade bacterias beneficiosas, capaces de luchar contra los gérmenes y las bacterias malas que entran en el sistema digestivo de manera regular,  a través de los alimentos y bebidas que se ingieren.

Al incluir bacterias amistosas en el organismo, tu sistema inmunológico se hace más fuerte debido a que tu cuerpo es capaz de luchar contra los gérmenes y enfermedades potenciales.

En conclusión, el kéfir ayuda a regular el sistema digestivo, mejorando la regularidad de las deposiciones, aunque hay que tener en cuenta que un excesivo consumo de kéfir, puede causar estreñimiento.

REGULADOR DEL AZÚCAR EN SANGRE

Es importante destacar la presencia de azúcares naturales en el kéfir, lo que puede ser una buena herramienta para la regulación del azúcar en sangre, en especial en personas que luchan contra enfermedades como la diabetes.

Aunque el kéfir no puede eliminar los problemas de azúcar en la sangre, puede reducir los antojos de aquellos alimentos que se suceden después de una caída en los niveles de azúcar en sangre; con 120-150 gramos de kéfir será suficiente durante todo el día, para producir un cambio notable en los niveles de azúcar en sangre.

PROTEÍNAS DEL KÉFIR

Hay que señalar que las proteínas son esenciales para reparar y reconstruir los órganos y sistemas, y el kéfir es una fuente importante de proteína digestible, que resulta saludable para el corazón, ya que no presenta los inconvenientes habituales de la proteína proveniente de la carne.

Imagen cortesía de Healing and Eating

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar