¿El consumo diario de huevos afecta a la salud cardiovascular?

Ivan Aranaga Amengual·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
11 Junio, 2020
Actualmente se empieza a descartar la hipótesis de que el colesterol LDL aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. Se le otorga este propiedad a la oxidación del mismo.
 

Durante mucho tiempo se ha extendido la creencia de que el consumo diario de huevos puede resultar perjudicial para la salud. Antiguamente se vinculaba este alimento con un aumento de los niveles de colesterol en sangre.

De hecho, algunos especialistas en nutrición, cardiología y endocrinología han recomendado a sus pacientes evitar la ingesta frecuente de huevos. La finalidad era evitar las enfermedades del corazón.

Sin embargo, la evidencia científica más reciente contradice la idea de que comer huevos causa afecciones cardiacas. Por el contrario, la beneficia, como veremos a continuación.

El consumo diario de huevos

Anteriormente, se contraindicaba el consumo diario de huevos. Se asumía que más de 4 por semana ya se podía considerar excesivo.

Esto era porque se pensaba que existía una relación estrecha entre el colesterol que aporta el huevo y las enfermedades del sistema cardiovascular. No obstante la evidencia científica actual descataloga esta relación, tal y como se afirma en un artículo publicado en la revista Nutrients.

Las investigaciones más recientes revelan que, en lugar de afectar el corazón, el consumo diario de huevos protege frente al desarrollo de ciertas patologías.

Lee este artículo: 7 razones por las que te conviene añadir huevos en tu dieta

El impacto del colesterol en la salud cardiovascular

 

El huevo cuenta con altos niveles de colesterol en su composición, prácticamente todo se encuentra en la yema. No obstante, esta lipoproteína se produce en el hígado de manera endógena. Por este motivo, una absorción intestinal alta conlleva una reducción significativa en la síntesis hepática.

De este modo se regulan de forma eficiente los niveles de colesterol en plasma, evitando que se eleven demasiado por el consumo de alimentos ricos en lípidos.

La moda de comer solo la clara del huevo

Desde hace algunos años, se puso de moda la idea de que lo correcto era el consumo diario de huevos, pero desechando la yema. Esta recomendación obedecía a la necesidad de consumir la proteína del huevo, de alto valor biológico, sin ingerir los lípidos ubicados en la parte interna del mismo.

A pesar de que pueda resultar una estrategia eficaz para aumentar la ingesta proteica en el marco de una dieta hipocalórica, el hecho de desechar la yema no traerá consecuencias positivas para la salud.

El colesterol no siempre es malo

Canasta con huevos
En el mercado nos vamos a encontrar con varios tipos de huevos, clasificados por letras. Aunque los de tamaño grande son muy atractivos, los más pequeños tienen un sabor más concentrado.

En general, se cree que el colesterol es un elemento que nos hace daño. Recientemente se ha demostrado que esto no es así. Existen varios tipos de colesterol con diferentes funciones dentro del organismo. Algunas de sus variedades resultan protectoras para la salud.

 

El que conocemos como “malo” (el colesterol LDL) se aloja y se acumula en las paredes de las arterias obstruyéndolas. Esto conlleva a diversos cuadros clínicos como aterosclerosis, enfermedades coronarias, hipertensión o accidentes cerebrovasculares (ACV), entre otros.

A pesar de todo, en la actualidad se comienza a refutar esta hipótesis. Los últimos ensayos le achacan la capacidad de empeorar la salud a la oxidación de la lipoproteína LDL, no al contenido de esta en sangre.

También existe el colesterol “bueno” (HDL). Este nos aporta beneficios indispensables para el buen funcionamiento del organismo, permitiendo la absorción de nutrientes por parte de las células.

No existe alteración del colesterol por la ingesta de huevos

Más del 70 % de las personas no ven sus índices de colesterol en sangre elevados por comer huevos. Incluso consumiendo la yema de manera excesiva no se producen alteraciones en el perfil lipídico. Esto significa que no existe una relación directa entre el consumo de huevos y el colesterol en sangre.

Aun en los casos en los que sí hay una elevación del colesterol como consecuencia de la ingesta excesiva de huevos, la variación resulta mínima.

Descubre: 7 recomendaciones para bajar el colesterol malo (LDL) y subir el bueno (HDL)

Los otros componentes del huevo

El huevo cuenta con una gran cantidad de componentes beneficiosos para el cuerpo. Podemos consumirlo con tranquilidad, aunque nunca en exceso. La base de cualquier dieta se basa en la variedad y en el término medio.

 

Las proteínas y las vitaminas del grupo B que aporta el huevo son esenciales para los procesos fisiológicos que ocurren en el organismo. Consumirlos resulta un buen modo de garantizar los niveles de varios nutrientes esenciales.

¿Consumir huevos no afecta a la salud cardiovascular?

Muchas personas se estarán preguntando si todo lo que hemos explicado hasta ahora es válido solamente para los que tienen poco riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. La respuesta es negativa. No solo pueden consumir huevos quienes no tienen riesgos elevados de desarrollar problemas cardiovasculares.

En los estudios mencionados anteriormente se determinó que no existe relación entre comer huevos y la subida de colesterol malo (LDL). Sin embargo, cada caso es diferente.

Por eso, debes buscar la opinión de un especialista en nutrición, que evalúe tu cuerpo y tus necesidades. De esa manera te asegurarás de alimentar a tu cuerpo exactamente con lo que necesita.

 
  • Blesso CN., Fernandez ML., Dietary cholesterol, serum lipids, and heart disease: are eggs working for or against you? Nutrients, 2018.
  • Qin C., Lv J., Guo Y., Bian Z., et al., Associations of egg consumption with cardiovascular disease  in a cohort study of 0,5 million Chinese adults. Heart, 2018.