El ejercicio mejora la memoria y el aprendizaje - Mejor Con Salud

El ejercicio mejora la memoria y el aprendizaje

Al practicar ejercicio nuestro corazón bombea más sangre y llega más oxígeno a nuestro cerebro, de modo que nuestra mente se despeja y conseguimos mejorar la fijación de recuerdos y la memoria

Es importante encontrar tiempo para hacer ejercicio, sobre todo, si tenemos que estudiar mucho o queremos que nuestro aprendizaje sea mayor. El ejercicio no es solo bueno para nuestra salud y el estado físico, sino que también aumenta nuestro bienestar mental. Descubre cómo el ejercicio mejora la memoria y el aprendizaje.

El ejercicio nos puede ayudar a mantener la calma ante el estrés diario que muchas personas sufren en la actualidad, ya que ayuda a sentirnos con más energía y frescos y obtener así los mejores resultados. Además, la actividad física regular ayuda a mantenerse en un peso saludable y reducir el riesgo de enfermedades graves, como los padecimientos del corazón y algunos tipos de cáncer.

Mantenerse activo no requiere una gran cantidad de tiempo y esfuerzo. Hacer 150 minutos (dos horas y media) de actividad física de intensidad moderada, como caminar rápido o andar en bicicleta en la semana puede dar muchos beneficios.

La relación entre el ejercicio y nuestro cerebro

Debido al bombeo de la sangre se suministra más oxígeno al cerebro, por lo que el ejercicio despeja la mente. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que los efectos del ejercicio son diferentes en la memoria, así como en el cerebro, dependiendo de si el deportista es un adolescente o un adulto, mientras antes comience uno a ejercitarse, los resultados serán mejores. Además, se ha identificado que un gen parece mediar el grado de beneficio que tendrá el ejercicio en nuestro cerebro.

El cuerpo fue diseñado para estar en movimiento y cuando movemos nuestros cuerpos, se mueve también nuestro cerebro. El aprendizaje y la memoria han evolucionado de acuerdo a las funciones motoras que permitieron a nuestros antepasados localizar alimento. En lo que se refiere a nuestro cerebro, si no nos movemos, no existe una necesidad real de aprender algo.

El ejercicio mejora el aprendizaje en tres niveles. Optimiza nuestra forma de pensar, al mejorar el estado de alerta, la atención y la motivación. El aprendizaje prepara y estimula las células nerviosas para que se unan la una a la otra, que es la base celular para el aprendizaje de la nueva información. Por último, el ejercicio alienta el desarrollo de nuevas células nerviosas a partir de células madre en el hipocampo, un área del cerebro relacionada con la memoria y el aprendizaje.

En algunas escuelas se han realizado estudios acerca del ejercicio para ver si este aumenta la capacidad de lectura de un niño y su rendimiento en otras materias. Lo que estos estudios han demostrado es que, efectivamente, el ejercicio mejora la capacidad lectiva.

Ahora sabemos que el cerebro es flexible. Es decir, se trata de un órgano adaptable que puede ser moldeado de la misma manera que un músculo puede ser desarrollado al levantar pesas. Cuanto más se usa el cerebro, más fuerte y más flexible se vuelve. Así que, ya sabes, si quieres mantener tu cerebro y memoria sanos, además de ejercicios mentales, practica el deporte.

Imagen cortesía de Mike Baird.