El gazpacho, genial para combatir el colesterol

Elena Martínez Blasco · 4 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 4 abril, 2019
Si bien el gazpacho tradicional ya es sano, al añadir estos ingredientes alternativos a la receta conseguiremos una versión perfecta para reducir el colesterol y mejorar nuestra circulación

El gazpacho es una comida hecha a partir de vegetales crudos. Nos permite obtener una buena ración de vitaminas y minerales de una manera sencilla, refrescante y, sobre todo, placentera. Por lo general, se suele consumir con mayor frecuencia en verano, aunque se puede disfrutar todo el año.

En vista de que contiene ingredientes con excelentes propiedades diuréticas, esta comida es perfecta para ayudar a reducir el colesterol alto. Eso sí, tal beneficio se obtiene solo mediante el consumo regular.

A continuación te comentamos más al respecto, así como una deliciosa receta que te ayudará a ganar en salud, sin dejar de lado el buen gusto.

El poder de los ingredientes del gazpacho

A la receta tradicional de gazpacho se le pueden añadir ingredientes como: el apio, el aguacate, el jengibre y la cayena para conseguir una comida rica en nutrientes, saciante y, sobre todo, apta para reducir el colesterol alto. Veamos a continuación, cada uno de los ingredientes.

Tomate

El tomate, que es la base de todo gazpacho, una fruta que destaca por su contenido en vitamina C, proteínas y carotenoides incluyendo los licopenos, que tienen propiedades antioxidantes que protegen las células del estrés oxidativo.

Pepino

El pepino es una hortaliza ligera y refrescante que brinda cierto aporte de potasio y vitamina C. En menor medida aporta fósforo, magnesio y hierro. Tiene un alto contenido de fibra dado que es un alimento rico en agua.

Apio

Apio

El apio es un alimento que aporta proteínas, flavonoides y potasio. Es una hortaliza muy ligera y refrescante dado su alto contenido de agua y sales minerales. Se suele añadir como ingrediente a caldos y sopas pero lo cierto es que también se puede incluir en un gazpacho.

Descubre: 8 alimentos con mayor cantidad de grasas

Aguacate

El aguacate es un ingrediente inusual en un gazpacho pero capaz de aportar mucho, y no solo en cuanto a valor nutricional sino también, en cuanto a sabor y textura. Con añadir un poco al gazpacho, se consigue una comida un tanto más cremosa y suave al paladar.

Cabe destacar que, dado que el aguacate contiene grasas saludables, resulta muy conveniente para combatir el colesterol.

Ajo

A pesar de que muchas personas evitan el ajo crudo en su dieta por el olor, sigue siendo un alimento medicinal muy usado desde la Antigüedad que no deberíamos dejar de consumir. Además, el gazpacho siempre ha llevado ajo para potenciar el sabor, sin necesidad de añadir tanta sal.

Desde el punto de vista nutricional, el ajo aporta minerales como el yodo, el potasio y el fósforo. Por otra parte, destaca su aporte de vitamina B6 y componentes sulfurados (alicina, alil/dialil sulfidos), a los que se le atribuye la gran mayoría de las propiedades medicinales.

Cayena

Cayena

Esta especia contiene capsaicina, un poderoso antioxidante que previene la formación de coágulos en la sangre y tiene cierto efecto analgésico. Se puede agregar una pizca de cayena al gazpacho para aprovechar dichos beneficios, además de darle un toque diferente a la comida.

Aceite de oliva

El aceite que usemos para elaborar el gazpacho debe ser siempre aceite de oliva virgen extra. No solamente porque así lo indica la receta tradicional, sino también porque es un alimento medicinal muy beneficioso para la salud, en general.

Su contenido en grasas saludables y vitamina E lo convierten en un alimento excelente para darle sabor a las comidas y agregarle valor nutricional.

Por otra parte, junto con el aceite de coco virgen extra, el aceite de oliva es una de las mejores opciones para cocinar, ya que ambos son los aceites que mejor toleran las altas temperaturas, sin deteriorarse.

Agua de mar

El agua de mar puede ser un ingrediente clave a la hora de preparar un gazpacho recargado de nutrientes; dado que es muy rica en minerales. Se puede adquirir en diferentes tiendas y supermercados y su uso sustituye el uso de sal de mesa o sal marina.

Descubre: Las bondades que no conocías del agua de mar

Receta de gazpacho para combatir el colesterol

La elaboración de este gazpacho es muy similar a la del tradicional, solo que incluye unos cuantos ingredientes más. Y hay que destacar que, al llevar agua de mar no será necesario añadirle más sal.

Limpia las arterias y reduce el colesterol

Ingredientes

  • 1 pepino.
  • 1 aguacate.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 rama de apio.
  • 3 tomates maduros.
  • 1 pizca de cayena (al gusto).
  • Un chorro de aceite de oliva virgen extra.
  • ½ vaso de agua de mar (100 ml).

Preparación

  • Cortar todos los ingredientes en porciones pequeñas.
  • Llevar al procesador y mezclar hasta homogeneizar.
  • Refrigerar durante un rato y consumir frío.

Acerca de la lucha contra el colesterol

En lo que respecta al colesterol, la mejor medicina siempre será la prevención; es decir, mantener un estilo de vida saludable, con buenos hábitos que se complementen entre sí. Ahora, en caso de que no se hayan tomado medidas y corresponda combatirlo, será indispensable seguir las indicaciones del médico y mejorar la alimentación.

El gazpacho propuesto aquí es tan solo una de las muchas opciones que existen para combinar y aprovechar las propiedades de los alimentos más recomendados.

  • Waliszewski, K. y Blasco, G. ”Propiedades nutracéuticas del licopeno”. Salud Pública de México / vol. 52, no. 3, mayo-junio de 2010. [En línea] Disponible en: http://www.scielo.org.mx/pdf/spm/v52n3/10.pdf
  • Gózmes, J.A. ”Gazpacho vs salmorejo: ¿cuál es el mejor plato del verano?” El Comidista. 2018. [En línea] Disponible en: https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20180707/gazpacho-vs-salmorejo-mejor-plato-verano/320218673_0.html
  • Venket, A., Agarwal, S. ”Role of antioxidant lycopene in cancer and heart disease”.  Journal of the American College of Nutrition. October 2000 vol. 19 (5): 563- 569. [Online] Avaiable at: https://web.archive.org/web/20120220094442/http://www.jacn.org/content/19/5/563.full