El incienso contra la ansiedad y la depresión - Mejor con Salud

El incienso contra la ansiedad y la depresión

Siempre que se sigan unas pautas de seguridad básicas podemos aprovechar los beneficios del incienso para eliminar la negatividad, favorecer la relajación y encontrar el equilibrio
incienso

Mucho se ha hablado sobre el incienso. Algunos estudios indican que tiene efectos muy perjudiciales sobre nuestra salud, sin embargo otros inciden en lo positivo que resulta.

Hoy haremos referencia a una propiedad muy especial del incienso y que, quizás, desconocías. Se trata de los increíbles efectos que tiene contra la ansiedad y la depresión.

Lee: La depresión y la ansiedad son signos de lucha, no de debilidad

¿Padeces alguno de estos dos males? Si es así, podrías estar ante solución a tus problemas. Estos tienen su propio bálsamo en un humo de los más esencial.

Eso sí, no son los únicos beneficios que te puede aportar, así que haremos una especial mención a los más importantes por si alguna vez los necesitas.

¡Vamos a conocerlos!

Las propiedades psicoactivas del incienso

incienso

Entre sus componentes el incienso cuenta con acetato de incensol un compuesto que tiene un efecto directo sobre diversas áreas del cerebro vinculadas a las emociones.

Esto explicaría por qué en diversas prácticas religiosas o en actividades como la meditación o el yoga se utiliza.

Gracias a sus propiedades, el cuerpo se relaja, la mente se despeja y pasamos a experimentar un estado de completa paz y armonía.

Al producir estos efectos, el incienso nos ayuda a encontrar el equilibrio. Pues, en muchas ocasiones, nos vemos atormentados por pensamientos, preocupaciones y emociones negativas.

No te pierdas: Los efectos de las emociones y pensamientos negativos en nuestro cuerpo

Mucho se ha incidido sobre la necesidad de encontrar la felicidad. Sin embargo, esta reside en un buen equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida.

Así, del incienso podríamos obtener lo siguiente:

  • Estimula la concentración, gracias a que despeja nuestra mente y nos transporta a un estado de tranquilidad y relajación.
  • Es una ayuda contra el insomnio. Si eres de esas personas a las que les cuesta dormir, el incienso te ayudará a hacerlo con mayor facilidad.
  • Eleva tu autoconfianza. Como tiene un efecto tan poderoso sobre las emociones, nos ayuda a eliminar y a regular toda la negatividad que favorece a una baja autoestima.
  • Nos permite desarrollar un estado de mayor consciencia. A veces no somos conscientes del presente y vemos la vida pasar ante nuestros ojos sin sentido. El incienso te ayudará a centrarte en el ahora.
  • Sirve de afrodisíaco. Al igual que las fresas o el chocolate, puede ser una ayuda para aumentar el deseo o apetito sexual.

incienso

Descubre: ¿Cómo usar Sahumerios para cambiar la vibración de tu hogar?

¿Necesitas una inyección de creatividad? ¿Te duele la cabeza? El incienso también puede intervenir en estos dos aspectos. ¿Te animas a comprobarlo?

Lo que dicen los estudiosos

El incienso ha sido motivo de estudio entre varios investigadores ansiosos por descubrir si los beneficios anteriormente mencionados eran reales o no.

No obstante, esto sirvió para revelar muchas más cosas sobre él que desconocíamos.

  • Como bien hemos dicho, este elemento está compuesto por el acetato de incensol que, según un estudio realizado por la Ariel University Center of Samaria (Israel)tiene interesantes propiedades antiinflamatorias.

Además, los científicos determinaron que este componente prevenía los déficits cognitivos tras una isquemia y protegía a nuestro cerebro contra el daño neurológico. Sin duda, muy buenas noticias.

  • En otra investigación se descubrió que activaba una proteína presente en los mamíferos, la TRPV3. Esta desempeña una importante función: la regulación emocional.

Sin embargo, a pesar de todo lo positivo que se pueda decir de este elemento, hay algo de lo que no podemos olvidarnos y que ha levantado grandes críticas hacia el mismo.

Se ha dicho que el humo del incienso es tan dañino como el tabaco, entre otras menciones que no lo han dejado en muy buen lugar.

inciensos

Es cierto que la inhalación de su humo puede ocasionar más problemas que beneficios. Por eso, para evitar que genere algún tipo de malestar, simplemente hay que mantener una serie de precauciones.

Para ello, cada vez que quememos incienso, debemos procurar que exista ventilación en el lugar en el que nos encontramos.

Con esto, no tendría por qué existir ningún problema y nos aprovecharíamos de todas sus buenas propiedades.

¿Te ha gustado? No te pierdas 5 prácticas de yoga para combatir el estrés

¿Eres de los que utilizan el incienso para aromatizar o también para relajarse? Ahora ya sabes cómo sacarle el máximo partido y recuerda siempre asegurarte de que haya un mínimo de ventilación.