El laurel y sus propiedades digestivas

Yamila Papa 2 septiembre, 2013
Si bien puede ser un buen remedio para aliviar afecciones digestivas, debemos tener cuidado y no excedernos en su consumo ya que puede tener efectos secundarios y producir náuseas, vómitos e irritaciones gástricas

Se trata de una planta que si bien es silvestre, tiene un crecimiento lento, muy conocido en la gastronomía por su gusto y aroma fuertes. Ofrece muchas propiedades, tales como hepáticas, carminativas, antirreumáticas, diuréticas y dermatológicas pero se caracteriza por brindar un buen remedio para problemas digestivos.

El laurel y sus propiedades digestivas: aperitivo y condimento

Las hojas de esta planta se utilizan en cientos de preparaciones en la cocina y a su vez, como medicina para aliviar la indigestión. Esto se debe a que es su composición se encuentran ácidos grasos insaturados, ácidos orgánicos, sustancias bactericidas y antioxidantes, así como también calcio, manganeso, potasio y magnesio.

El laurel es bueno para estimular el apetito, gracias al cineol y el eugenol, ideal para convalecientes o quiénes precisan engordar. Se recomienda en estos casos beberlo como una infusión antes de las comidas.

En la fitoterapia se le reconocen propiedades carminativas, que significa capacidad para reducir la hinchazón abdominal y para proteger el hígado. Estimula la secreción de bilis, digiriendo mejor las grasas.

Después de una gran comida, es bueno consumir laurel para calmar la digestión, para la pesadez y el dolor abdominal. También en forma de té, añadiendo 20 hojas de laurel en un litro de agua y colocando a hervir.

El laurel y sus propiedades: expectorante y bactericida

Además de ser bueno para la digestión, el laurel se aconseja para aliviar algunos trastornos respiratorios, ya que favorece a la expulsión de la mucosidad, siendo excelente para la faringitis y la bronquitis debido a sus sustancias bactericidas. Para acceder a estos beneficios se puede beber la infusión (cocinando hojas de laurel con agua) o el té (añadiendo hojitas de la planta en una taza de agua hirviendo).

Este condimento se utiliza mucho en la cocina, porque sus hojas le dan un rico aroma y sabor a las comidas, como ser sopas y guisos. También puede utilizarse junto a las legumbres (lentejas o garbanzos), los pescados y el pollo.

Es necesario tener mucho cuidado con la sobre dosis de laurel, porque puede traer algunos efectos secundarios. Beber mucho té de laurel, por ejemplo, puede traer vómitos, náuseas e irritación en la mucosa gástrica. En el caso de utilizarlo de manera tópica (cremas, aceites o lociones con extracto de laurel), se puede sufrir dermatitis o irritación de la piel. Por último, no es aconsejado para las mujeres embarazadas, ya que desde la Edad Media se cree que induce el aborto.

Imagen cortesía de Nature And

Te puede gustar