El mejor remedio con cúrcuma para mejorar la circulación

Óscar Dorado · 27 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 27 enero, 2020
El remedio con cúrcuma para mejorar la circulación no debe sustituir nunca el tratamiento pautado por el médico. En todo caso, podría complementarlo.

Muchas personas que tienen problemas de circulación se preguntan qué pueden hacer para mejorar su calidad de vida y, reducir el impacto de las molestias que les aquejan. Por ello, deciden probar remedios con cúrcuma para mejorar la circulación.

La cúrcuma (Curcuma longa) es uno de los ingredientes del curry y, recientemente, se ha popularizado como ingrediente para otras preparaciones, por su potencial antioxidante y antiinflamatorio.

Según la medicina ayurvédica, la cúrcuma puede contribuir con la salud del organismo de diversas maneras. Por ello, los investigadores han realizado diversos estudios para profundizar en su potencial.

De momento, aunque la evidencia pareciera ser prometedora, los investigadores apuntan a que las muestras de los ensayos clínicos han sido demasiado pequeñas. Por lo tanto, no es posible atribuirle «grandes» propiedades a la cúrcuma en seres humanos.

A continuación, veamos más acerca de la cúrcuma y sus posibles beneficios cuando se consume a modo de remedio.

¿Cómo mejorar la circulación? 

Una mala circulación puede traer los siguientes inconvenientes:

  • Fatiga
  • Edema
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Manos y pies fríos
  • Dolor en las piernas
  • Calambres musculares
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Pérdida de cabello y sequedad de la piel
  • Entumecimiento u hormigueo en partes del cuerpo

Para contrarrestar los efectos de la mala circulación, es necesario mejorar los hábitos de vida. Ante todo, es indispensable abandonar el sedentarismo, ya que la falta de ejercicio es uno de los principales factores de riesgo asociado a múltiples enfermedades y agravamiento de molestias.

A la par de que se adopta un estilo de vida activo, es necesario mejorar la alimentación y la hidratación. Si no se acostumbraba a beber apenas agua, esto en definitiva debe cambiar.

Una buena hidratación contribuye con el flujo sanguíneo y ayuda a prevenir y aliviar la retención de líquidos.

Descubre: 5 consejos para eliminar líquidos retenidos

Remedio de cúrcuma para mejorar la circulación

Según creencias, la cúrcuma puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea. Su ingrediente activo, la curcumina, que tiene efecto antioxidante, sería el responsable de dicha mejora.

La receta del remedio con cúrcuma para mejorar la circulación viene a ser la siguiente:

Ingredientes para la pasta de cúrcuma

  • ¼ taza de polvo de cúrcuma (30 g)
  • ½ cucharadita de pimienta molida (2,5 g)
  • ½ taza de agua filtrada (125 ml)

Preparación de pasta de cúrcuma

  • Coloca los ingredientes en una cacerola.
  • Para que la cúrcuma y la curcumina sean absorbidas y asimiladas por nuestro cuerpo, es muy importante incorporar pimienta en la receta. Su aporte de piperina hace que la curcumina reaccione y potencie su efecto.
  • Calienta la mezcla a fuego lento durante unos minutos hasta obtener una pasta espesa. Luego deja que la mezcla se enfríe y refrigera.
Recetas con cúrcuma para mejorar la circulación.

Ingredientes para la leche dorada

  • 1 taza de leche vegetal de tu elección (almendra, arroz, coco, etc.) (250 ml)
  • ½ cucharada de pasta de cúrcuma (8 g)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación de la leche dorada

  • Calienta todos los ingredientes, excepto la miel, en una cacerola.
  • Remueve con frecuencia para que los ingredientes se disuelvan sin hervir.
  • Agrega la miel y disfruta de esta deliciosa bebida.

Nota final

Si bien los remedios con cúrcuma no van a curar ningún problema de salud ni van a aliviar definitivamente las molestias derivadas de la mala circulación (u otros problemas de salud), hay quienes consideran que puede apoyar un estilo de vida saludable.

Así pues, si deseas consumir algún remedio con cúrcuma, ten en cuenta que este nunca podrá sustituir el tratamiento que te paute tu médico. En todo caso, podría complementarlo.

Recuerda que lo más adecuado que puedes hacer por tu salud es mantener buenos hábitos de vida. Come sano, hidrátate, haz ejercicio a diario, evita permanecer muchas horas en una misma postura y sigue las recomendaciones de tu médico siempre.