El mejor tratamiento capilar con aceites esenciales

Okairy Zuñiga·
30 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
04 Diciembre, 2018
Una combinación de los aceites esenciales adecuados puede ayudarte a revitalizar el cabello. ¿Quieres saber cuáles son las que podrían tener propiedades beneficiosas?

¿Estás teniendo problemas capilares como la sequedad y caída excesiva? ¿Notas unas escamas pequeñas y antiestéticas en el cuero cabelludo? Si es así, te presentamos un tratamiento capilar con aceites esenciales que podría favorecer la salud de tu melena.

Antes de comenzar, es importante tener en cuenta que la caída del cabello, así como otros problemas relacionados a este, puede ser indicador de una irregularidad en la salud de la persona.

Por lo tanto, la consulta médica es siempre recomendable, además de la implementación de hábitos saludables. Como complemento, también es posible recurrir al uso de alternativas naturales como las siguientes.

¿Por qué prestarle atención al cabello?

Es común ver el cuidado del pelo y la aplicación de un tratamiento capilar como algo meramente estético. Sin embargo, esto constituye un error. El cuero cabelludo es una barrera de protección física, un aislante térmico natural y una protección inmunológica.

Debido a todas estas funciones, es sensible a maltratos externos, como químicos y cosméticos agresivos. Un cuero cabelludo sano es de gran importancia para tener un cabello fuerte y hermoso.

Además de ser una de las partes del cuerpo más preciadas de las personas, el cabello es la protección principal de la cabeza. Si bien suele ser muy resistente, requiere de un cuidado especial para mantenerlo saludable. 

¿Cómo mantener nutrido el cabello?

Como indica una publicación de Clinics in Dermatology, una alimentación saludable y variada en cuanto a nutrientes hará lucir al cabello con brillo, hermoso y fuerte. Si no tienes buenos hábitos, los efectos del tratamiento capilar no serán tan notorios y rápidos, e incluso podrían no surtir efecto. 

tratamiento capilar

Así pues, si deseas que tu cabello refleje salud y vitalidad, asegúrate de poner en práctica cada día los siguientes consejos: 

  • Mantener la hidratación consumiendo de dos a tres litros de agua diarios. Según una publicación de Nutritional Reviews, esto es vital para gozar de una buena salud a nivel general, lo que a su vez ayudará a tener un cabello saludable e hidratado.
  • Consumo elevado de frutas y verduras. Particularmente, los alimentos que contienen vitamina B5 y B6 contribuyen al crecimiento y nutrición del cabello, de acuerdo con lo que explica un estudio publicado por la revista polaca Wiadomosci Lekarskie.
  • Elimina hábitos negativos. Algunos de los que se suele aconsejar reducir el consumo son el café, las bebidas alcohólicas y el tabaco. Todos afectan a la salud del cuerpo, ya sea porque causan deshidratación o por otros motivos.
  • Consume alimentos que contengan ácidos grasos insaturados todos los días. Según un estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition, estos poseen diversos efectos beneficiosos para el organismo en general y la piel en particular, por lo que podrían ayudar en el crecimiento del cabello.  

Te puede interesar: Los mejores consejos para proteger el cabello del daño solar

Tratamiento capilar con aceites, una opción natural

Optar por un tratamiento capilar con aceites que ayude a proteger, sanar, hidratar y mantener el cabello es también una alternativa, más allá de la vasta oferta de productos que hay en el mercado. Muchos de sus componentes tienen efectos probados para fortalecer el cabello; sobre otros, todavía hacen falta más precisiones.

Pese a que estas recetas incluyen solo ingredientes naturales, se recomienda consultar con el dermatólogo antes de su aplicación. Asimismo, es preciso aclarar que la siguiente es una receta popular. Más allá de lo extendido de su uso, la combinación de los ingredientes no ha sido probada en ningún estudio científico.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 mililitros).
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 mililitros).
  • 1 cucharada de aceite de almendras (15 mililitros).

Preparación

  • Agrega los aceites en un recipiente.
  • Aplica el aceite sobre el cabello, de la raíz a las puntas.
  • Envuelve el cabello en un gorro de baño y déjalo actuar durante una hora.
  • Enjuaga como lo haces habitualmente.  
  • Si bien se recomienda llevar a cabo este método una vez a la semana, es preferible consultar con el dermatólogo acerca de la frecuencia de uso. 

Propiedades de los aceites

Ahora bien, ¿cuáles son los motivos por los cuales se recomienda un tratamiento capilar con estos aceites? A continuación, te explicamos un poco más sobre cada uno de ellos.

Aceite de oliva

El primer ingrediente de este tratamiento capilar posee propiedades tanto culinarias como para la salud. La vitamina E, disponible en el aceite de oliva, ayuda al crecimiento del cabello, según un estudio publicado por Tropical Life Sciences Research.

De igual modo, una publicación de Nutrients detalla que la vitamina C, que también brinda este aceite, aumenta el colágeno. Gracias a este colágeno, se logra un cabello más grueso y suave, se combaten las puntas abiertas y se regenera el cabello.

Lee también: Cómo estimular el crecimiento de nuestro cabello rápidamente

Aceite de coco

El segundo ingrediente 100 % natural de este tratamiento capilar con aceites esenciales es el aceite de coco, que contribuye en muchos sentidos a la salud del organismo. En lo que al cabello respecta, según una investigación publicada por el Journal of Cosmetic Science, es sumamente efectivo para su fortalecimiento.  

Aceite de almendras

El aceite de almendras contiene proteínas, minerales y vitaminas A, B y E. Todos estos ingredientes son esenciales a la hora de hidratar el cabello, según la medicina tradicional. 

Con respecto a la veracidad de su eficacia, un estudio publicado por Complementary Therapies in Clinical Practice cita sus aplicaciones tradicionales para tratar afecciones de la piel y el cabello. No obstante, no se establecen conclusiones determinantes al respecto, por lo que todavía faltan mayores precisiones sobre este ingrediente.

El tratamiento capilar con aceites no hará milagros

De todo lo expuesto con anterioridad, podemos establecer dos conclusiones. La primera es que una buena salud es la base para tener una piel y cabello sanos. Si el organismo no funciona bien, probablemente se refleje a través de la dermis o la melena. Tenlo siempre en cuenta.

Por otro lado, es cierto que es una alternativa recurrir a tratamientos capilares con aceites que se han usado por años y cuyos beneficios son prometedores, e incluso han sido probados científicamente en algunos casos.

No obstante, y como recomendación final, recuerda que lo primero será siempre consultar con un dermatólogo. Una vez que obtengas el tratamiento de parte del profesional —si hiciera falta— puedes aplicar esta receta como complemento, pero siempre con la venia del médico.

  • Zeeshan Ahmad. 2010. The uses and properties of almond oil. Complementary Therapies in Clinical Practice. https://doi.org/10.1016/j.ctcp.2009.06.015. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1744388109000772)
  • Rele AS, Mohile RB. Effect of mineral oil, sunflower oil, and coconut oil on prevention of hair damage. J Cosmet Sci. 2003;54(2):175-192.
  • Pullar, J.M.; Carr, A.C.; Vissers, M.C.M. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients 2017, 9, 866.
  • Beoy, L. A., Woei, W. J., & Hay, Y. K. (2010). Effects of tocotrienol supplementation on hair growth in human volunteers. Tropical life sciences research, 21(2), 91–99.
  • Esther Boelsma, Henk FJ Hendriks, Len Roza, Nutritional skin care: health effects of micronutrients and fatty acids, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 73, Issue 5, May 2001, Pages 853–864, https://doi.org/10.1093/ajcn/73.5.853
  • Brzezińska-Wcisło L. [Evaluation of vitamin B6 and calcium pantothenate effectiveness on hair growth from clinical and trichographic aspects for treatment of diffuse alopecia in women] Wiadomosci Lekarskie (Warsaw, Poland : 1960). 2001 ;54(1-2):11-18.
  • Popkin, B. M., D'Anci, K. E., & Rosenberg, I. H. (2010). Water, hydration, and health. Nutrition reviews, 68(8), 439–458. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
  • Lynne J. Goldberg, Yolanda Lenzy. 2010. Nutrition and hair. Clinics in Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2010.03.038. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0738081X10000623)