El paso de los años es inevitable, envejecer es opcional

Además de los años, los traumas emocionales también pueden influir en nuestro aspecto. El dolor interno puede envejecernos mucho más que el paso del tiempo

El paso de los años es inevitable. Nadie lo puede detener, ni la ciencia, ni la medicina ni la mejor crema antiarrugas. Nos llega con calma y serenidad, como el sol del atardecer que nos acaricia tibio y sin que nos demos cuenta.

Ahora bien, pueden llegarnos los años y esas décadas que perfilan ya algún que otro cambio en nuestro rostro y nuestro cuerpo, pero…. ¿Y envejecer? ¿Eres de las que piensan que la auténtica vejez llega con esa arruga de más alrededor de los ojos?

Reflexiona con nosotros sobre ello, estamos seguros de que, para ti, envejecer es algo más que el paso de los años.

Envejecer es algo más que cumplir años

Hay personas que con 40 años tienen la mentalidad de un anciano de 80 años. Son personalidades que carecen de ilusión, y que han dejado de poner objetivos a sus días y risas a sus horas. ¿De qué nos sirve esta forma de vida?

Seguro que tú también conoces a alguien que, a pesar de haber puesto ya las siete u ocho decenas de velas a su pastel de cumpleaños, dispone de un espíritu tan joven que sigue dando luz y alegría a los suyos.

Son personas para las que el paso del tiempo no ha hecho mella en sus ganas de vivir.

Lee también el don de ser mujer después de los 40

  • Hay que aceptar el paso de los años con integridad. Ello no significa que renunciemos a nuestro esfuerzo por hacer frente a la incidencia de las arrugas, de la flacidez, de ese aumento de peso debido a los cambios hormonales.
  • El paso de tiempo se afronta cada día manteniéndonos sanos, cuidando cada aspecto de nuestra alimentación, de nuestro físico para sentirnos bien.
  • No se trata de luchar para que no llegue nunca esa temida madurez. Llegará cada día y poco a poco. Nuestro objetivo máximo debe ser sentirnos bien, complacidas con lo que somos, con los que hemos conseguido y con ese rostro que refleja nuestro espejo.
ancianos abrazados

Envejecer, una opción a la que podemos hacer frente de muchas formas

Si te decimos que envejecer es una opción personal seguro que no te acaba de convencer. Que te recuerda a muchas de esas frases de autoayuda que ves a menudo en tus muros de las redes sociales.

Ahora bien, debes saber que en el día a día pueden ocurrir muchas cosas que, de alguna forma, nos hacen envejecer de forma prematura. Y no estamos hablando solo del ataque de los famosos radicales libres, o de una alimentación inadecuada alta en grasas. Es algo más que todo esto.

Las decepciones crean huellas, el postergar cada día aquello que deseamos hacer nos desilusiona, los rechazos hacen daño, las malas palabras hieren y la frustración nos va llenando de negatividad.

Y todo ello, además de tener un impacto emocional, también se nota por fuera.

¿Quieres leer más? Cuidar a los nietos previene las demencias

¿Qué queremos decir con esto? Que el acto de envejecer va más allá de cumplir años. Las dimensiones antes citadas son las que de verdad nos ponen ese gesto apagado en el rostro, ese dolor en la espalda, ese dolor del alma que, sin darnos cuenta, nos envejece. 

Te invitamos a poner en práctica estas sencillas estrategias para hacer frente a ese envejecimiento.

Date prioridad en el día a día

Sabemos que tienes muchas responsabilidades, que tienes un trabajo, hijos, una casa que mantener y puede que hasta unos nietos preciosos. Está claro que ellos siempre son y serán importantes en tu vida pero, ¿quiere esto decir que vamos a dejar de preocuparnos por nosotras?

  • Tú eres importante y si tú no estás bien no puedes ofrecer a los tuyos lo mejor de ti misma.
  • Busca aquello que te hace feliz, aquello con lo que disfrutas y que te relaja cada día. Reserva un par de horas diarias para ti misma. Es tu espacio personal.
  • Es importante también que recuerde esto: te preocupas por los demás y esto es muy importante, pero también mereces que los demás te cuiden y se preocupen por ti.

Nunca es tarde para lo que te apasiona

¿Quién te ha dicho que tu tren ya ha pasado, que ya no es tu momento? La persona que te lo haya dicho sabe muy poco de la vida y aún menos de ilusiones, de sueños y felicidad.

Lee también 8 consejos para ser más feliz

  • Nunca es tarde para subirte al velero de tus sueños y proyectos. Quien no lucha por aquello que le marca el corazón es porque aún no ha empezado a vivir de verdad.
  • Nunca es tarde para amar de nuevo, para crecer personalmente, para iniciar un proyecto, para sonreír y para dar felicidad. Esto es algo que jamás debe caducar en tu mente.
madre e hija

Mientras mantengas ilusión por la vida y por ti misma seguirás dando luz a tus años y a quienes estén a tu alrededor. No podremos hacer nada por evitar el paso del tiempo, pero envejecer… ¡Que envejezcan los demás, porque tú vas a seguir bien amarrada a la vida!

 

 

 

Te puede gustar