El pomelo (o toronja), un alimento que no debería faltar en nuestra dieta

Paula Aroca 5 agosto, 2013
Aunque parezca un mito, es importante consumir el pomelo recién cortado para que sus propiedades no se pierdan al contacto con la luz, el agua o el calor

El pomelo suele ser uno de los cítricos más ignorados en nuestra dieta diaria; sin embargo, si conociéramos todos sus beneficios, sería sin dudas una de nuestras primeras elecciones.

En el presente artículo te contamos cuáles son algunas de sus propiedades para la salud. ¿Te interesa conocerlos?

La dieta del pomelo

Al igual que todos los cítricos, la toronja ayuda a perder peso, ya que contiene “calorías negativas”; es decir, aquellas que al ser consumidas aportan menos de lo que requieren para ser digeridas. Ejemplo: un alimento contiene 10 calorías, pero su digestión requerirá de 20.

Más ácidos, menos colesterol

Según los últimos estudios, varios pacientes sometidos a cirugías de corazón por taponamiento arterial mejoraron sus niveles de colesterol al incluir en sus dietas el jugo de toronja.

Adiós a la gripe

Como todo cítrico la  toronja aporta gran cantidad de vitamina C, lo que mejora tus defensas y estimula el sistema inmunológico. Esto se traduce en una mayor resistencia a enfermedades virales como la gripe, la amigdalitis y otras enfermedades que aparecen durante los cambios de estación.

Además, esta misma vitamina elimina los radicales libres, responsables del ataque al ADN celular que se encuentra asociado con muchos tipos diferentes de cáncer.

El pomelo evita los cálculos renales

El extracto de toronja contiene gran cantidad de d-limoneno, un compuesto natural que ayuda a prevenir y disolver cálculos renales, pues actúa sobre el ph de la orina, o sea su acidez, y evita que se sedimente en forma de cálculos, además de estimular a las glándulas suprarrenales y a la vejiga. Sin embargo, no es recomendable consumir toronjas si ya existe un tratamiento químico para este problema, ya que podría afectar el efecto de los medicamentos.

La toronja aporta energía

Los cítricos generan ciertos cambios en el organismo que se traducen en un aumento de la energía diaria. Por ello, si te sientes sin fuerzas, evita tomar bebidas energizantes sintéticas y disfruta de un buen jugo de toronja. Verás que el efecto es estupendo y tu cuerpo no sufrirá los dañinos efectos colaterales de esos preparados comerciales.

Algunos aspectos a tener en cuenta

–          Si tu médico te ha indicado un tratamiento para curar la hipertensión, el colesterol o la depresión, es mejor que no bebas jugo de pomelo porque el mismo puede llegar a obstaculizar la asimilación de los medicamentos. Con los antibióticos ocurre igual.

–          El pomelo tampoco es aconsejable para quienes padecen de ciertas afecciones como gastritis o úlceras, pues esta fruta estimula la producción de jugos digestivos, efecto no deseado cuando se sufre de esta clase de enfermedades. De todos modos, ante cualquier duda, no olvides consultar con tu médico de cabecera.

–          A fin de conservar y aprovechar su gran contenido de vitamina C, se sugiere cortarlo y prepararlo un momento antes de consumirlo, ya que al entrar en contacto con la luz, el agua y el calor, parte de sus propiedades se pierden.

Como ingrediente de las comidas

¿Sabías que el pomelo es un excelente componente para ensaladas? Al añadirlo en pequeños trozos a estas preparaciones, obtendrás un toque exótico que sin dudas causará admiración a tus comensales. Las ensaladas con toronja son ideales como acompañamiento de platos con carne.

Una curiosidad

Diversos estudios han comprobado que las semillas de pomelo poseen interesantes propiedades medicinales. Con ellas se prepara un extracto que funciona como antibiótico, antimicrobiano y antiséptico, pues evita el desarrollo de virus, bacterias, hongos y parásitos. Y lo mejor es que su origen es 100% natural y no posee efectos secundarios.

Ahora que conoces algo más acerca del pomelo, ¿no crees que se trata de una fruta realmente maravillosa? ¡No dejes de aprovechar sus múltiples beneficios para la salud!

Imagen cortesía de Victoria Rachitzky

Te puede gustar