El preservativo sigue siendo la mejor opción para evitar la enfermedad contra el SIDA

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 1 febrero, 2019
Pepe Aedo · 29 marzo, 2013
Puesto que las relaciones sexuales son la principal vía de contagio el uso de preservativo es fundamental para evitar la transmisión del mismo.

El preservativo sigue siendo el método más recomendado en el momento de mantener relaciones sexuales. No solo para evitar un embarazo, sino para no contraer enfermedades de transmisión sexuales como la gonorrea, el virus del papiloma o el SIDA.

Se ha avanzado mucho en el estudio del VIH o SIDA, hasta el punto de que se cree que el desarrollo de una vacuna está cerca. Sin embargo, hasta que este momento llegue, la mejor manera de evitar el contagio es mediante el uso de un método de lo más tradicional: el preservativo.

Avances en la lucha contra el SIDA

Como en otras enfermedades cada cierto tiempo surgen noticias sobre avances, incluso vacunas, que lanzan expectativas sobre una posible curación definitiva.

Lazo rojo

En el caso del VIH, hubo una excelente noticia de una niña nacida en 2010 en Misisipi con el virus de inmunodeficiencia humana y a la que se le aplicó a las pocas horas de nacer un tratamiento agresivo de medicamentos antirretrovirales.

El resultado indicó que tras este tratamiento la niña se había curado de la enfermedad pues pasó unos años sin recibir medicación y no se encontraban rastros del virus en su organismo.

Sin embargo, ya en el año 2014 una noticia en varios periódicos como El Mundo echaron esta buena noticia por tierra. Al parecer, el virus había reaparecido en la «niña del Misisipi».

Lee: Mitos y verdades sobre el VIH y el SIDA

La posibilidad de una vacuna

A pesar de que las esperanzas de una cura definitiva para esta enfermedad se vinieron un poco abajo tras esta noticia, esto no frenó los estudios que se siguen llevando a cabo con respecto a esta enfermedad.

Reconozcamos que, a pesar de que el SIDA volvió a aparecer, este se mantuvo alejado de la niña del Misisipi durante unos años y no se detectaban indicios de que este estuviera en el cuerpo de la niña.

Por lo tanto, aún puede haber una cura definitiva para todos aquellos bebés que nacen con VIH y, cada vez más, parece que la solución está más cerca.

Vacuna SIDA

En los últimos años científicos de todo el mundo han logrado grandes avances en la comprensión del VIH– una enfermedad que afecta especialmente al continente africano -, y muchos científicos coinciden en que el desarrollo de una vacuna no estaría lejana en el tiempo.

Descubre: Cómo elegir el preservativo que más nos convenga

Sin embargo, hasta que exista una cura definitiva el preservativo debe ser un método al que recurrir siempre. Ya no solo para no contagiarnos de esta enfermedad, sino de muchas otras.

Las vías de trasmisión del VIH

Existen diferentes vías de trasmisión del SIDA que es necesario que conozcamos. No todas ellas pueden evitarse utilizando el preservativo. Veamos cuáles son.

1. Por vía sanguínea

Al compartir jeringas o cuando se realizan transfusiones con sangre infectada. Para evitar esta forma de contagio se recomienda emplear siempre jeringas y agujas desechables.

Además, toda sangre que vaya a ser usada en una transfusión debe ser analizada para asegurarse que esté libre de virus.

2. Madre infectada

Una madre infectada puede transmitir el VIH a su hijo, ya sea durante el embarazo, durante el parto (como parece haber sido el caso de la niña de Misisipi) o a través de la leche materna.

Evitar esta forma de contagio es más compleja, por ello la mujer embarazada con VIH requiere del asesoramiento de médicos especializados para que pueda tomar las decisiones adecuadas y no transmitir la enfermedad a su hijo.

VIH bebé

3. Contacto sexual

El virus se transmite por contacto sexual con una persona infectada con VIH. Los métodos de prevención de esta forma de contagio son:

  • Manteniendo relaciones sexuales con una única pareja que no tenga la enfermedad.
  • Practicando la abstinencia sexual.
  • Usando preservativos que impidan el intercambio de fluidos durante las relaciones.

Según las estadísticas sobre el SIDA, las relaciones sexuales son todavía la principal vía de contagio de la enfermedad. Por eso, insistimos tanto en la importancia de utilizar el preservativo cuando intimemos con otras personas.

Continúan haciéndose estudios y más investigaciones que, seguramente, no tardarán en darnos una noticia alentadora acerca de esta enfermedad. ¿Estamos ya cerca de una cura definitiva? ¿De una vacuna que ponga fin al sufrimiento de muchas personas? Lo veremos…

  • Mayer, K., & Pizer, H. F. (2009). HIV Prevention. HIV Prevention. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-374235-3.X0001-5
  • Ballester, R., Gil-Llario, M. D., Ruiz-Palomino, E., & Giménez-García, C. (2013). Autoeficacia en la prevención sexual del sida: La influencia del género. Anales de Psicologia. https://doi.org/10.6018/analesps.29.1.124601
  • García Roche, R. G., Cortés Alfaro, A., Vila Aguilera, L. E., Hernández Sánchez, M., & Mesquia Valera, A. (2006). Comportamiento sexual y uso del preservativo en adolescentes y jóvenes de un área de salud. Revista Cubana de Medicina General Integral. https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2