El ruido puede provocar serios problemas de salud a medio plazo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 1 enero, 2019
Aydee Castaño · 16 enero, 2014
Entre las múltiples consecuencias del exceso de ruido, además de la pérdida de audición, destacan la posibilidad de desarrollar más enfermedades cardiovasculares o incluso infarto de miocardio

El ruido es en la actualidad un problemas mayor en las grandes ciudades. No se presta la suficiente atención sobre las consecuencias que puede tener sobre nuestra salud.

Según lo indican estudios de la Organización Mundial de la Salud, España se encuentra en segundo lugar como el país más ruidoso del mundo, siendo Japón el primero.

Una continua exposición a intensos sonidos puede provocar graves alteraciones psicológicas. Desde irritabilidad, fatiga, continuos cambios de humor, depresión a pérdida del deseo sexual. Si los síntomas permanecen durante mucho tiempo pueden desembocar en trastornos serios y graves.

Las personas expuestas a exceso de ruidos durante mucho tiempo pueden desarrollar  “Síndrome de anticipación”.  Consiste en comenzar a sentirse mal días antes a la futura exposición al sonido fuerte que la persona sabe que va a sufrir.

¿Cuáles son sus consecuencias?

Las consecuencias de permanecer en ambientes ruidosos persistentes y frecuentes, no necesariamente son sólo psicológicas. Según un estudio realizado por el centro de investigaciones de la comisión Europea y la Agencia Europea de Medio ambiente ( EEA), el ruido es el factor más perjudicial para la salud, después de la contaminación del aire.

Además la exposición continua al ruido nos puede hacer perder gran parte de nuestro sentido de la audición. Puede aumentar considerablemente las enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, la angina de pecho o el infarto del miocardio.

De igual manera es una condición muy perjudicial para los niños. Puede causarles bajo rendimiento escolar, falta de concentración y retraso muy marcado en el aprendizaje.

El ruido de los conciertos con grandes altavoces puede perjudicar la audición.

Cuando debemos permanecer durante un tiempo prolongado expuestos al ruido, este tiene un efecto acumulativo. Esto quiere decir que se va generando un daño lento pero progresivo.

 Algo que nos puede llenar de tranquilidad, es que si dejamos de exponernos al constante ruido los síntomas y los trastornos que éste nos ha provocado desaparecen de manera casi inmediata o a lo largo de unos días.

Si esto no sucede es urgente y necesario que acudamos a un profesional médico. A nivel del oído pueden producirse incluso roturas del tímpano. Si queremos evitar perder permanentemente la audición si se ha producido este terrible hecho necesitamos una intervención quirúrgica temprana.

Desgraciadamente en España no suelen cumplirse las normas que se han dictado en contra del ruido. Este problemas se da sobre todo en bares o lugares de alquiler para fiestas.

Estas afirmaciones las han hecho las diferentes asociaciones que existen en contra del ruido ambiental, como por ejemplo, la Asociación Juristas contra el Ruido, la Fundación Vivo Sano, entre otras no menos importantes.

Ver también: Alivia el dolor de oído con estos remedios naturales.

Las fuentes de ruido…

  • El tráfico pesado y congestionado.
  • Los bares y discotecas.
  • Los aeropuertos.
  • Las obras de construcción.

Ver también: ¿Qué significan los zumbidos en los oídos?

Conclusión

En ocasiones es inevitable que soportemos sonidos fuertes y perjudiciales. Sin embargo por nuestra parte podemos evitar hacernos más daño. No poniendo la música alta si usamos auriculares, utilizar protectores si usamos aparatos ruidosos…

Por supuesto ante la aparición de acúfenos o si notamos pérdida de audición lo más importante es acudir cuanto antes a un profesional médico.