El saludable arte de disfrutar del silencio

Valeria Sabater·
31 Marzo, 2020
Estamos acostumbrados al ruido de las ciudades, del tráfico, a las conversaciones interminables, a esa televisión que no apagamos en todo el día e, incluso, al sonido de nuestras propias preocupaciones. Todo esto nos está impidiendo disfrutar del silencio.
 

¿Sabes disfrutar del silencio? Si te detienes un momento a pensarlo, te darás cuenta de que el silencio es una dimensión que no abunda demasiado en nuestras vidas.

Estamos acostumbrados al ruido de las ciudades, del tráfico, a las conversaciones interminables, a esa televisión que no apagamos en todo el día e, incluso, al sonido de nuestras propias preocupaciones que casi nunca encuentran descanso.

El silencio es un valor y una necesidad. Hablemos hoy sobre ello para tenerlo en cuenta, para descubrir que, a veces, si nos permitimos disfrutar del silencio, podemos encontrar un refugio de paz al que deberíamos acudir más a menudo.

¿Por qué tenemos miedo al silencio?

p1060430

Seguro que te ha ocurrido en alguna ocasión. Hay personas que en cuanto notan que surge un silencio en medio de una conversación, se encuentran incómodas y acaban diciendo lo primero que les viene a la cabeza. ¿Por qué nos molestan los silencios?

  • En ocasiones, hacemos un mal uso de las palabras, consiguiendo que pierdan su auténtico valor. Hablar es comunicar con sinceridad e integridad, y los silencios, aunque te sorprenda, pueden ser en ocasiones signo de cariño y de intimidad. Cuando dos personas se encuentran a gusto con sus silencios, establecen un símbolo de unión, ahí donde no hace falta ningún artificio. Solo la intimidad mutua.
 
  • El miedo a estar en silencio demuestra, en ocasiones, un miedo particular a estar en contacto con nosotros mismos, con nuestro ser, con nuestros pensamientos, sueños y deseos.
  • Debes tener en cuenta otro aspecto importante: estar callado no es estar en silencio. Uno puede estar callado y tener a su alrededor una aglomeración de personas, tráfico, música… Es lo que llamamos ruido externo. Pero también existe el ruido interno. ¿Sabes a qué nos referimos cuando hablamos de ruido interno? A nuestras preocupaciones, a esa voz interior que a veces nos juzga y nos oprime llenándonos de ansiedad.

Lee también: 6 beneficios de guardar silencio unos minutos al día

Disfrutar del silencio nos aporta verdadera tranquilidad

El_silencio

Ahora ya sabes que estar en silencio no es únicamente estar callado. Permanecer sin hacer ruido supone establecer una auténtica armonía con nuestro exterior y nuestro interior. Para conseguirlo, te sugerimos las siguientes pautas:

  • No hace falta que nos vayamos muy lejos para encontrar silencio. Seguro que en casa puedes disponer de algunas horas al día donde todo quede tranquilo, sin televisión, música y sin que nadie te moleste. Si no te es posible, acude a algún parque, ahí donde el sonido de la naturaleza te permita también apagar “tu ruido interno”.
 
  • Una vez encuentres esa unión con el exterior y tu interior, relájate y no dejes que vuelvan esas voces interiores que te angustian o te llenan de estrés. Apágalas. Permite que te envuelva el silencio para escuchar tu verdadero ser. Es entonces cuando podrás reflexionar con tranquilidad sobre tu momento actual; sobre lo que eres y lo que deseas. El silencio es armonía, calma y un modo de entrar en contacto con nuestro niño interior.
  • Tampoco temas a los silencios que surgen en una conversación. Toma conciencia de que las palabras deben ser usadas con su auténtico valor. No vale la pena hablar por hablar o comunicar cosas que no sentimos. Un silencio compartido es, a veces, la mejor prueba de cariño, amor y respeto.

Lee también: Permanecer en silencio es algo más que no hablar

¿Por qué aprender a disfrutar del silencio?

El silencio puede aportarnos muchas cosas positivas, como un mejor entendimiento de nosotros mismos. También nos puede ayudar a aceptarnos tal y como somos, o a cambiar aquellos aspectos de nuestra vida con los que no estamos contentos.

Pero eso será difícil de conseguir si no dedicamos unos momentos del día a estar en silencio, con nosotros mismos. En la actualidad, vivimos vidas muy ajetreadas, frenéticas. Estamos constantemente hablando o rodeados de ruido, ya sea de forma física o virtual.

Y es que con las nuevas tecnologías, y especialmente con las redes sociales, cada vez es más difícil estar solo con uno mismo, disfrutando del silencio. Por eso, te animamos a seguir los consejos que aquí te proponemos.

 

Verás como esto te traerá beneficios a nivel mental y personal. Aprende a valorar el silencio como un tesoro, como un arte que cultivar cada día.

  • Ephratt, M. (2008). The functions of silence. Journal of pragmatics40(11), 1909-1938. Available at: https://doi.org/10.1016/j.pragma.2008.03.009. Accessed 31/03/2020.
  • Ren, X., Wang, T., & Jarrold, C. (2016). Individual differences in frequency of inner speech: Differential relations with cognitive and non-cognitive factors. Frontiers in psychology7, 1675. Available at: https://doi.org/10.3389/fpsyg.2016.01675. Accessed 31/03/2020.
  • Turkle, S. (2011). The tethered self: Technology reinvents intimacy and solitude. Continuing Higher Education Review75, 28-31. Available at: https://eric.ed.gov/?id=EJ967807. Accessed 31/03/2020.