El síndrome compartimental

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
20 junio, 2019
El síndrome compartimental es más común en la parte inferior de la pierna y en el antebrazo. Puede ser causado por actividades repetitivas como correr.

El síndrome compartimental es un trastorno muscular y nervioso inducido por el ejercicio que provoca dolor, inflamación y, en ocasiones, la incapacidad de los músculos de las piernas o los brazos.

Cualquiera puede desarrollar este trastorno, pero es más frecuente entre los adultos jóvenes y los atletas que hacen actividades de impacto y repetitivas.

El síndrome compartimental es más común en la parte inferior de la pierna y en el antebrazo. Aunque también puede aparecer en la mano, el pie, el muslo y en la parte superior del brazo.

El síndrome compartimental crónico por ejercicio puede responder al tratamiento no quirúrgico y a los cambios en las actividades.

Síntomas

síndrome compartimental

Los síntomas asociados con el síndrome compartimental crónico por ejercicio pueden incluir los siguientes:

  • Dolor, ardor o calambres en un área específica de la extremidad afectada, que suele ser la parte inferior de la pierna.
  • Opresión en la extremidad afectada.
  • Entumecimiento u hormigueo en la extremidad afectada.
  • Debilidad de la extremidad afectada.

El dolor causado por el síndrome compartimental crónico por ejercicio generalmente sigue este patrón:

  1. Comienza de manera regular al cabo de cierto tiempo de estar ejercitando la extremidad afectada.
  2. Después empeora progresivamente mientras se ejercita.
  3. Cuando dejas de hacer ejercicio se vuelve menos intenso o desaparece por completo al cabo de 15 minutos. Con el tiempo, suele necesitar un periodo de recuperación más largo.

Dejar de hacer ejercicio, o realizar únicamente actividades de bajo impacto, puede aliviar los síntomas, aunque, por lo general, es un alivio temporal. No obstante, si vuelves al ejercicio que lo causaba, los síntomas vuelven a aparecer.

También te puede interesar: Causas del hormigueo en manos y piernas

Causas

Los grupos musculares están separados por capas gruesas de tejido llamadas fascias. Dentro de cada capa hay un espacio que se llama compartimento. Este compartimento incluye tejido muscular, nervios y vasos sanguíneos. La fascia rodea estas estructuras y no se expande.

Cualquier inflamación en un compartimento ocasionará aumento de presión en esa zona. Esta presión elevada oprime los músculos, los vasos sanguíneos y los nervios.

Si esta presión es lo suficientemente alta, el aporte sanguíneo al compartimento se bloqueará. Esto puede ocasionar una lesión permanente en los músculos y los nervios. Si la presión se prolonga durante periodos de tiempo largos, el músculo puede morir y el brazo o la pierna no funcionarán más.

Lee también: Los mejores ejercicios para ganar músculo y fuerza

Causas del síndrome compartimental agudo

El síndrome compartimental agudo puede ser ocasionado por:

  • Traumatismo por una lesión o cirugía.
  • Fractura ósea.
  • Escayola o vendaje muy apretado.
  • Pérdida de aporte sanguíneo.

Causas del síndrome compartimental crónico

síndrome compartimental

El síndrome compartimental prolongado o crónico puede ser causado por actividades repetitivas como correr.
La presión en un compartimento solo se incrementa durante la actividad y disminuye después de que haya cesado la misma.

Esta afección, por lo general, es menos limitante y no lleva a la pérdida de la función o de la extremidad. Sin embargo, el dolor puede limitar la actividad y la resistencia. 

La causa del síndrome compartimental crónico por ejercicio no está completamente clara. Algunos expertos sugieren que la forma en la que te mueves mientras haces ejercicio puede influir en la causa del síndrome compartimental crónico por ejercicio.

Otra causa puede ser que los músculos se agranden de manera excesiva durante el ejercicio. También puedes tener una fascia especialmente inflexible alrededor del compartimento muscular afectado o tener presión alta en las venas.

Factores de riesgo

Existen algunos factores que aumentan el riesgo de desarrollar el síndrome compartimental crónico por ejercicio, entre los que se incluyen los siguientes:

  • La edad: aunque el síndrome compartimental crónico por ejercicio puede aparecer a cualquier edad, el trastorno es más frecuente entre los atletas menores de 30 años de ambos sexos.
  • El tipo de ejercicio: la actividad repetitiva de alto impacto aumenta el riesgo de desarrollar este trastorno.
  • El entrenamiento excesivo: el ejercicio demasiado intenso o frecuente también puede aumentar el riesgo de sufrir el síndrome compartimental crónico por ejercicio.

El síndrome compartimental crónico por ejercicio no es una enfermedad potencialmente grave. Además, por lo general, no produce daños duraderos si recibes el tratamiento adecuado.

Sin embargo, el dolor, la debilidad y el entumecimiento asociados con el síndrome compartimental, pueden llegar a impedir que sigas realizando ejercicio o practicando un deporte con el mismo nivel de intensidad.

  • De Pablo-Márquez, B., Quintas-Álvarez, S., Solà-Ruano, L., & Castillón-Bernal, P. (2014). Síndrome compartimental agudo. Semergen. https://doi.org/10.1016/j.semerg.2014.01.006

  • Dalmau-Coll, A., Franco-Gómez, R., Codina-Granó, D., & Vega-García, J. (2011). Síndrome compartimental agudo en el pie. Revista Espanola de Cirugia Ortopedica y Traumatologia. https://doi.org/10.1016/j.recot.2011.01.004

  • Mendes, R., Pedro, I., & Sousa, A. R. de. (2014). Síndrome compartimental do antebraço. Revista Portuguesa de Ortopedia e Traumatologia.