El síndrome de Cotard

A menudo, algunos aquejados por este síndrome también pueden presentar comportamientos suicidas: al creer que ya murieron, ya nada parece importar, se consideran inmortales.

El síndrome de Cotard se define como un trastorno mental, en el cual la persona piensa que está muerta, sin estarlo. Es decir, asegura su existencia como un hecho innegable. Principalmente, es un tipo de delirio, que también es conocido como delirio nihilista o de la negación. Es poco común, pero si se han documentado algunos casos con el pasar de los años.

Quienes padecen el síndrome de Cotard, niegan que exista su cuerpo, que tienen nervios, cerebro, sangre y órganos internos, así como las demás partes del mismo. Piensan que viven de manera improbable y ficticia. Incluso, llegan a pensar que sufren la putrefacción de órganos, siendo capaz de alucinar con el olor de la descomposición.

Algunos datos sobre el síndrome de Cotard

Características del síndrome

Características del síndrome

El individuo usualmente padece alteración en la intensidad de sus emociones, pierde energía vital y es dominado por la negatividad. Esto puede dar paso al síndrome de Cotard.

También, se origina una hiperactividad en la amígdala, daños en zonas tempero-parentales, inhibición en la parte prefrontal izquierda del cerebro, entre otros aspectos. Así mismo, se reduce la dopamina en los receptores de la misma.

Etimología

El nombre del síndrome viene dado gracias al neurólogo francés Jules Cotard, quien fue el que lo descubrió. El descubrimiento se dio a partir de que, luego de que varios pacientes con trastornos psiquiátricos mostraran los delirios que lo caracterizan.

La primera paciente que asistió J. Cotard, fue una mujer de 43 años. Esta aseguraba no tener “ni cerebro, ni nervios, ni pecho, ni entrañas, tan solo piel y huesos”. La paciente, presentada en una conferencia en la ciudad de París en el año 1880 bajo el seudónimo Mademoiselle X, negaba la existencia de Dios y el diablo, así como la necesidad de nutrirse. También creía que estaba eternamente condenada, ya que no podría morir de una muerte natural.

Cabe destacar que el caso presentado por el doctor Cotard no estuvo exento de críticas y escepticismo por la comunidad científica de la época.

Ver también: ¿La anemia afecta a nuestras emociones?

Síntomas característicos (patológicos)

Síntomas característicos patológicos

  • Pensamientos suicidas.
  • Creencia de que no existe su cuerpo.
  • Creencia de que se están quedando sin sangre.
  • Pensamientos negativos.
  • Creencia de que ya están muertos- con delirios olfativos, ellos incluso huelen que se están pudriendo.
  • Creencia de que los gusanos están bajo su piel.
  • Creencia de que son inmortales.
  • Creencia de que se están descomponiendo.
  • Creencia de que no tienen órganos internos.
  • Analgesia o ausencia de dolor.
  • Automutilaciones.

Recordemos, que antes de ser evidenciado y documentado por el doctor Cotard, estos síntomas eran asociadas con suposiciones y trastornos de la conducta humana asociadas a la cultura religión, etnicidad, y cualquier otro elemento distanciador de lo establecido como el estándar moral y sano de la época ¡Ojo! Esto es un dato importante. 

Descripción de la patología en pacientes

Aunque es un delirio típico de las depresiones más graves (psicóticas o delirantes) se puede ver en otras enfermedades mentales severas (demencia con síntomas psicóticos, esquizofrenia, psicosis debidas a enfermedades médicas o a tóxicos).

No obstante, es importante destacar que los pacientes llegan a creer que sus órganos internos han paralizado toda función, que sus intestinos no funcionan, que su corazón no late, que no tienen nervios, ni sangre ni cerebro e incluso que se están pudriendo. En consecuencia, llegan a presentar algunas alucinaciones olfativas que confirman su delirio (olores desagradables, como a carne en putrefacción), inclusive pueden llegar a decir que tienen gusanos deslizándose sobre su piel.

Algunos tratamientos que se llevan cabo

Algunos tratamientos que se llevan cabo

Este tipo de enfermedades no es de fácil tratamiento, y menos cuando el diagnóstico involucra elementos de otras enfermedades ya clasificadas y menos polémicas, pero aquí hay una serie de pasos que los médicos aplican dependiendo la complejidad y situación por individuo:

  • Combinación farmacológica (píldoras, inyecciones, sedantes, etcétera).
  •  Fármacos antidepresivoscomo la mirtrazapina, oantipsicóticos, o la olanzapina.
  •  Si los fármacos no son efectivos, se puede tratar con terapias electroconvulsivas.

Etiología o clasificación de la enfermedad

El síndrome de Cotard es una enfermedad de carácter, tratamiento y especialidad neurológica-mental. Lo que la convierte en un abismo tremendo para los profesionales de esta disciplina médica, debido a sus escasos casos diagnosticados y la controversia entre la demencia y un delirio-trastorno.

Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar