El síndrome del niño hiperregalado: qué es

El Síndrome del niño hiperregalado surge como un intento de compensar la ausencia de los padres a base de regalos. En su lugar, procura compartir más tiempo con tu hijo.

Como padres, a veces pensamos que un juguete nuevo paga el tiempo de ausencia con un hijo. Esas acciones generan el síndrome del niño hiperregalado. Si tienes dudas sobre este tema y las consecuencias que trae, este artículo es para ti.

El amor que le tienes a tu hijo debe ser enorme, y por eso merece todos los regalos del mundo. Puede recibir juguetes en cada cumpleaños y navidades, pero el mejor obsequio que él o ella podría recibir es pasar más tiempo contigo.

De no poder compartir tanto con tu hijo, probablemente tenga el síndrome de niño hiperregalado. Va a querer recibir el nuevo juguete cada vez que salga al mercado. Si esto te trae preocupaciones acorde al desarrollo de tu hijo, ¡tranquilo! En Mejor Con Salud te traemos la solución.

Este síndrome ha estado presente desde inicios de este siglo, y es bastante común por nuestro estilo de vida. Si tienes muchas obligaciones, lo mejor es que te organices. Así podrás evitar que tu hijo tenga problemas en su crecimiento personal, como lo es ser un niño hiperregalado.

¿En qué consiste el síndrome del niño hiperregalado?

Elegir juguetes.

El síndrome del niño hiperregalado consiste en el exceso de juguetes y obsequios que puede recibir un niño. Al notar que puede tener todo el material que quiera, podrá manipularte como padre para atender a todos sus deseos.

El síndrome del niño hiperregalado también es una señal del poco tiempo que le dedicas a tu hijo. Probablemente, él no sería así si, en vez de recibir un regalo nuevo, compartiera más tiempo contigo.

Es sencillo detectar a un niño con este síndrome por sus constantes reclamos. Sin embargo, no hay de qué preocuparse. Puedes establecer normas si tu hijo quiere nuevos juguetes. Por ejemplo, con darle un obsequio bueno por tener las mejores notas en su salón de clases.

Descubre: Cómo elegir juguetes según la edad

¿Cómo saber si tu hijo tiene el síndrome del niño hiperregalado?

Como lo indica el nombre, el síndrome del niño hiperregalado se conoce por el excesivo reclamo de nuevos obsequios de parte del pequeño. Sin embargo, también puede ser por los siguientes síntomas:

  • El niño es poco tolerante a la frustración.
  • Tiene una imaginación empobrecida.
  • Es caprichoso.
  • Menosprecia lo que ya tiene.
  • Es materialista y consumista.
  • Es egoísta.

Para que un niño sea así, también puede verse influenciado por sus compañeros. Si ellos reciben nuevos juguetes, probablemente él también los quiera. Para lidiar con ello, lo mejor es comentar que cada familia es distinta y establecer ciertas reglas para recibir regalos.

¿Qué pueden hacer los padres con el tema de los regalos?

Como padres, tenemos la tarea de orientarlos en su vida. Por eso, es importante compartir con nuestros hijos el día tras día a través de actividades, como los juegos. De esta forma, tu pequeño notará que el mejor regalo es cuando estás con él. Una buena idea es darle una sorpresa e ir a comer a su restaurante favorito y disfrutar juntos.

Enseñar a valorar

La mejor forma para que tus hijos valoren cada regalo que le entregas es sabiendo cómo lo lograste. Al ellos entender tu trabajo y cuánto cuesta obtener dichos juguetes, verán las cosas con otros ojos. Además de animarlos a hacer una labor en un futuro, los ayudarás a ser más maduros.

La regla de los cuatro regalos

Una regla que puede detener el síndrome del niño hiperregalado es la de los cuatro regalos. Esta consiste en obsequiar:

  • Un objeto que puedan llevar
  • Un libro
  • Lo que más deseen
  • Algo que necesiten

Un ejemplo sería regalar un patinete que pueda llevar o un libro de su género favorito. Unos marcadores que necesite a la hora de una pintura y algo que tu hijo lleve meses pidiendo también entrarían dentro de esta regla. De esta forma, evitarás esos juguetes que descartan los niños a la semana de haberlo usado.

Jugar sin juguetes

Tu hijo puede divertirse con el mejor obsequio: ¡Contigo! Si le dedicas una hora de juego, podrás evitar el síndrome del niño hiperregalado. También podrás mejorar su relación familiar.

Cuando estés un poco ocupado, te sugerimos que invites a tu hijo a pintar o cantar a tu lado. Estas acciones pueden realizarlas sin necesidad de usar un juguete. También, si requieres de un poco de silencio, una buena opción sería la lectura para él.

Lee este artículo: 8 beneficios de la lectura en los niños

El mayor regalo es el amor

Como decía Van Gogh, lo que está hecho con amor está hecho bien. A pesar de tus deberes, dedícale un buen tiempo a tu hijo para escucharlo, hablar y jugar. Ambos se podrán relajar y contar el uno con el otro para cualquier ocasión.

Consecuencias del exceso de juguetes

El síndrome del niño hiperregalado puede tener consecuencias para tu hijo y para los que lo rodean. Algunas de estas pueden ser:

  • Gastos económicos innecesarios.
  • Complejidades en el niño.
  • Aislamiento de sus padres.
  • Dificultad para expresar lo que siente el niño a corto y largo plazo.
  • Intolerancia a la frustración.
  • Poco reconocimiento del valor de las cosas y personas.

Conclusiones

Puedes evitar este síndrome compartiendo más con tu niño. Juntos podrían ir al cine o al parque, pero también pueden realizar actividades dentro del hogar. Podemos estar saturados de deberes, pero lo mejor es que convivas con tu hijo a diario.

Esperamos que este artículo también te ayude a reflexionar. Empieza a darle más valor a los momentos con tus seres queridos que a tus bienes materiales. Si tu hijo aprende esta enseñanza de tu parte, tú también debes ponerla en práctica.