El té blanco: adelgazante, saludable y sabroso

Este artículo fue redactado y avalado por Valeria Sabater
· 24 agosto, 2014 · Última actualización: 4 enero, 2019 4 enero, 2019
Además de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y tumores, el té blanco evita la retención de líquidos y mejora nuestra digestión, a la vez que elimina el exceso de grasas.

El té blanco puede que aún no lo conozcas. Pocas personas lo consumen, sin embargo, sus propiedades lo convierten en un excelente adelgazante natural.

Este té se obtiene de las hojas jóvenes que no se han aún oxidado. Pero para obtener todos sus beneficios es necesario consumirlo diariamente. Hoy descubriremos algunas propiedades que el té blanco nos puede ofrecer.

Propiedades del té blanco

El té blanco se produce en las montañas de Fujian, una región de China. En realidad, no es diferente al té verde solo que se recogen los brotes antes de que estos se abran.

A continuación, vamos a ver algunas de las propiedades de este té y cómo podemos beneficiarnos de su consumo.

1. Un gran antioxidante

Este té ha sido descubierto recientemente como el antioxidante más potente de la naturaleza. Diversos estudios nos dicen que dispone de más potencia que el té verde, casi tres veces más polifenoles. Es como tomar un vaso de jugo de naranja.

Infusión té blanco

Este gran aporte de antioxidantes nos permite evitar el ataque de los radicales libres y nos ayuda a prevenir el cáncer.

Una de las investigaciones que se han llevado a cabo en ratas ha descubierto el gran poder que el té blanco tiene sobre el estrés oxidativo. No obstante, debe ingerirse durante un largo periodo de tiempo para que esto sea efectivo.

Además, este té es capaz de proteger la producción de lípidos 10 veces mejor que el té verde. Si lo tomas por las mañanas, dispondrás de un aporte excepcional de vitamina C. ¿Qué tal si empiezas a incluirlo en tu desayuno?

2. Rico en Vitaminas

El té blanco es una fuente natural de vitamina E y vitamina C tal y como acabamos de mencionar.

Esto lo convierte en un gran protector de nuestras defensas, reforzando además la consistencia de nuestros huesos, la salud de nuestra piel, nuestros cabellos…

Lee: 5 beneficios que obtendrás al tomar té blanco en tu desayuno

3. Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

Gracias a sus propiedades y sus antioxidantes, el té blanco disminuye los niveles de colesterol en la sangre, sobre todo la lipoproteína de baja densidad (LDL). Es muy efectivo.

Mejora, además, la circulación de la sangre, las venas y las arterias están más fuertes y elásticas… Todo ello consigue que nuestro corazón esté más sano y fuerte.

4. Protege la dentadura de las caries

Gracias al poder antioxidante del té (en muchos casos es superior a la de las frutas y verduras) logramos que nuestros dientes estén más sanos y fuertes, nuestras encías más protegidas evitando por ejemplo el sangrado tan común.

Además, evitamos infecciones. Algo muy beneficioso que vale la pena tener en cuenta.

5. Té blanco para adelgazar

Adelgazar calorias

Esta, es sin duda una de las virtudes más conocidas de esta sabrosa infusión. El té blanco es adelgazante, acelera el metabolismo, favoreciendo la reducción de grasa corporal y colesterol.

Es además diurético, depura el organismo, nos evita la retención de líquidos y mejora nuestra digestión, eliminando el exceso de grasas. Vale la pena probarlo. Para ello, toma una taza de té blanco después de tus comidas principales.

Sin embargo, para que la pérdida de peso sea efectiva debemos ponernos en manos de un nutricionista que nos pueda indicar la mejor dieta que debemos seguir para nuestro caso en particular.

Descubre: Té blanco para bajar de peso

6. Propiedades anti-cancerígenas

Debemos ser cautos y prudentes. Obviamente, tomar de forma regular té blanco no va a asegurarnos que el día de mañana padezcamos un cáncer.

Sin embargo, consumirlo es positivo para nuestra salud y nos puede ayudar a estar más fuertes debido al efecto antioxidante ya mencionado.

A pesar de todas las propiedades beneficiosas de esta infusión, es importante llevar una dieta saludable y hacer algo de ejercicio. Por el momento, siguen llevándose a cabo investigaciones que pueden revelar más propiedades beneficiosas sobre el té blanco.

¿Ya consumes té blanco? ¿Hay algún otro tipo de infusión que tomes con frecuencia como té rojo o té verde? Esperamos que te animes a introducir el té blanco como una nueva infusión que tomar tras las comidas o como acompañante en tu merienda.

Su sabor suave hace que sea un té delicioso y fácil de consumir. ¿Te animas ya a probarlo?

  • Hilal, Y., & Engelhardt, U. (2007). Characterisation of white tea–Comparison to green and black tea. Journal für Verbraucherschutz und Lebensmittelsicherheit2(4), 414-421.
  • Larrucea, C., Henríquez, E., Inostroza, M., Campos, L., Peña, C., Larrucea, C., ... & Larrucea, K. (2013). Efecto inmediato de infusiones de consumo habitual en las propiedades salivales. International journal of odontostomatology7(3), 343-349.
  • Santana-Rios, G., Orner, G. A., Amantana, A., Provost, C., Wu, S. Y., & Dashwood, R. H. (2001). Potent antimutagenic activity of white tea in comparison with green tea in the Salmonella assay. Mutation Research/Genetic Toxicology and Environmental Mutagenesis495(1), 61-74.