El temor hacia los edulcorantes: ¿producen cáncer?

15 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
El uso de edulcorantes, según demuestran multitud de estudios, no guarda ninguna relación con el desarrollo de cáncer en las personas. Por lo tanto, los edulcorantes NO producen cáncer.

Se entiende por edulcorante un grupo de aditivos que se utilizan para endulzar algunos alimentos, constituyendo una alternativa menos calórica al azúcar de mesa. Estos edulcorantes son muy utilizados especialmente por pacientes diabéticos y por quienes desean mantener un peso controlado.

Entre los edulcorantes más comunes tenemos al sorbitol, el manitol y la sacarina. Estos productos, entre otros, durante años han formado parte de la alimentación de miles de personas que no deben ni pueden consumir alimentos azucarados.

En España permanentemente se evalúa la seguridad de los edulcorantes y se pone énfasis en informarse sobre sus condiciones de uso.

Al contrario de lo que comúnmente creemos su uso no es libre. Estos productos se deben ajustar a ciertas concentraciones y a un uso controlado, con lo cual, no se deben utilizar indiscriminadamente.

Por otra parte, para poder comercializar un producto que contenga edulcorantes se deberán cumplir algunas normas establecidas en el REAL DECRETO 2002/1995, del 7 de diciembre de 1995.

¿Qué pasaba años atrás?

Siempre se ha provocado temor entre los consumidores de edulcorantes, pues se habla mal de ellos, de la sacarina se ha dicho hasta que puede producir cáncer.

Endulcorantes

Tanto es así que por la época de 1970 en EE.UU y algunos otros lugares del mundo fue prohibido el uso de los ciclamatos, pues se creía que producían cáncer. Estos temores fueron difundidos porque en estudios realizados con ratones se estableció un vínculo entre el consumo de estos compuestos y el desarrollo de cáncer de vejiga.

Sin embargo, en estudios realizados más adelante, se pudo comprobar que dicho cáncer era provocado por cálculos renales, los cuales fueron producto del alto consumo de los edulcorantes, cálculos que se habrían podido provocar también si hubiesen consumido altas cantidades de azúcar o sal.

¿Provoca cáncer la sacarina?

La sacarina es uno de los edulcorantes más estudiados. Investigaciones realizadas en más de 100 países demuestran que no hay relación alguna entre el cáncer y el consumo de este producto, por esta razón fue autorizado su consumo por la OMS.

En el portal del Instituto Nacional del Cáncer se expone claramente lo siguiente: «Estudios de epidemiología humana (estudios de patrones, causas y control de enfermedades en grupos de personas) no han demostrado que exista evidencia firme de que la sacarina esté relacionada con la incidencia de cáncer de vejiga».

Relacionando edulcorantes y el cáncer

  • Sacarina. Como ya se dijo anteriormente este producto no produce cáncer, y aunque durante mucho tiempo fue etiquetado como peligroso, al realizar estudios y no encontrar relación alguna con el desarrollo de cáncer en humanos, en el año 2000 fue aprobado su consumo.
  • Aspartamo. En los años 80 temían que podría producir cáncer de cerebro, estudios posteriores realizados muy exhaustivamente dieron como resultado que no hay ningún tipo de riesgo de cáncer por consumir este producto. Fue aprobado en 1981.

Los edulcorantes NO producen cáncer. 

Los edulcorantes y el control de peso

La mayoría de las personas creen que al consumir edulcorantes, por ser bajos en calorías, podrán sentir más apetito y por tanto subirían de peso al tener que comer más, pero no eso no es cierto.

Diabetes

Como tampoco es cierto que el consumo de edulcorantes haga bajar de peso por sí solo. Para que exista una subida de peso, deben existir otras variables, como malos hábitos alimenticios, por ejemplo.

Finalmente, aclarando todo lo anteriormente expuesto, se puede concluir que el consumo de edulcorantes es muy útil y efectivo para pacientes diabéticos y estos NO producen cáncer.