Tétanos

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Grecia Morillo
Una enfermedad que aunque suele ser rara, ha demostrado tener una incidencia media como producto de la neurotoxina que deja la bacteria Clostridim tetani.
 

El tétanos es una enfermedad que puede afectar a toda la población. Sin embargo, hay un grupo de población que es más susceptible a ser infectado, como determinadas profesiones.

El tétanos es una enfermedad muy grave que en la mayoría de los casos conduce a la muerte del paciente. No obstante, hoy en día disponemos de una buena profilaxis para evitarla.

Pero, a pesar de esta profilaxis, la verdad es que una vez instaurada la enfermedad, suele ser muy difícil curarla. Se trata, como hemos dicho, de una enfermedad con una alta mortalidad, pero una baja morbilidad.

Es la responsable de más de un millón de muertes anuales, la mayor parte de las cuales corresponden a países en vías de desarrollo porque no tienen las medidas profilácticas necesarias.

En España, se encuentra entre el 0,1 y 0,2 casos por 100.000 habitantes/años, con una tendencia descendente.

¿Qué causa el tétanos?

bacterias circulando por el torrente sanguíneo

Esta enfermedad se debe a una exotoxina que la produce una bacteria conocida como Clostridium tetani, que es el bacilo tetánico.

Este bacilo, también conocido como Nicolaier, es un bacilo largo y fino, móvil, gram + y anaerobio estricto.

 

El Clostridium tetani se encuentra por toda la naturaleza, sobre todo en las tierras de cultivo y en los excrementos de los herbívoros. No obstante, hay estudios que demuestran que también existe en un número considerable en las heces humanas.

¿Cómo se produce la infección?

El Clostridium tetani no tiene capacidad para provocar una infección por sí solo. Por ello, la penetración del bacilo en el cuerpo requiere una solución de continuidad en piel o mucosas.

Toda herida o ulceración es susceptible de ser infectada por esta bacteria como, por ejemplo:

  • Heridas traumáticas.
  • Heridas quirúrgicas.
  • Inyecciones intramusculares y cutáneas.
  • Quemaduras.
  • Úlceras varicosas.

La contaminación de las heridas con las esporas del bacilo suele ser frecuente. Sin embargo, la germinación de las mismas y la producción de la exotoxina sólo ocurren cuando las heridas tienen un bajo nivel de óxido-reducción.

Lee también: Cómo se clasifican las heridas

Mecanismo de infección de la toxina del tétanos

tétanos

La toxina desencadena el cuadro clínico característico al fijarse en el Sistema Nervioso Central (SNC). Una vez allí, actúa bloqueando los neurotransmisores inhibidores que normalmente actúan sobre las neuronas motoras.

 

De este modo, el paciente padece una activación motora permanente. En los casos más graves de tétanos, después de varios días de tratamiento puede establecerse un síndrome de hiperactividad simpática, que se caracteriza por:

  • Hipertemia.
  • Sudoración.
  • Crisis hipertensivas.
  • Taquicardia que alternan con períodos de hipotensión y bradicardia.
  • Metabolismo exacerbado con un gasto cardiaco extremadamente acelerado y un exantema cutáneo eritematoso.

Clínica del tétanos

Se puede diferenciar diferentes fases durante la infección:

  • Período de incubación: este periodo de tiempo oscila entre 3 y 21 días. Normalmente, cuanto menos dure el periodo de incubación más grave es la enfermedad.
  • Fase inicial: durante esta fase se suele desarrollar un síntoma muy característico, el trismus. Consiste en una dificultad para abrir totalmente la boca. Junto con una herida sucia, es un buen indicativo para el diagnóstico de esta enfermedad.
  • Período de estado: esta fase está caracterizada por unas contracturas que afectan a toda la musculatura. Otro sigo es la risa sardónica, que se debe al gesto que adopta la cara por la contracción de los músculos faciales.

Descubre: Tuberculosis

Tratamiento del tétanos

tétanos
 

 

El tratamiento del tétanos tiene los siguientes objetivos:

  • Eliminar el foco de origen de la toxina.
  • Neutralizar la toxina que todavía no se ha fijado en el SNC.
  • Tratar de impedir los espasmos musculares.
  • Utilizar medidas de sostén, sobre todo de la ventilación, hasta lograr la completa recuperación.

Es muy importante que los enfermos se ingresen en la Unidad de Cuidados Intensivos. Allí podrán ser atendidos y vigilados.

Para ello, se pueden llevar a cabo diferentes tipos de tratamientos. Por un lado, es fundamental revisar las heridas, así como limpiarse y desbridarse por completo.

Por otro lado, se puede administrar penicilina G por vía parenteral entre 1 y 12 millones de unidades diarias durante 10 días.

Otras formas de tratamiento son:

  • Antitoxina.
  • Inmunización activa.
  • Tratamiento de los espasmos musculares.
  • Soporte respiratorio.
  • Tratamiento de la hiperactividad simpática.

Conclusión

El tétanos es una enfermedad infecciosa muy peligrosa. Causa la muerte de millones de personas, sobre todo en países en vías de desarrollo.

Es muy importante, ya que en España la disponemos, vacunar a nuestros hijos según el calendario de vacunación. Es la medida más eficaz para prevenir esta enfermedad.

 
  • A. Foucher, V. Martinez, Tétanos, EMC – Tratado de Medicina, Volume 11, Issue 2, 2007, Pages 1-5, ISSN 1636-5410, https://doi.org/10.1016/S1636-5410(07)70642-6. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1636541007706426)
  • Betancourt Adelfa, Echezuría Luis. Difteria-tétano-pertusis. Arch Venez Puer Ped  [Internet]. 2011  Sep [citado  2018  Dic  16] ;  74( 3 ): 118-121. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06492011000300007&lng=es.
  • Condero Jaime, Olivos Patricio, Galled Antonio, Devilat Marcelo, Armas Jorge, Espina Eliana et al . Tetanos. Rev. chil. pediatr.  [Internet]. 1977  Feb [citado  2018  Dic  16] ;  48( 1 ): 5-10. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41061977000100001&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41061977000100001.