¿El tiempo lo cura todo?

Aunque tengamos la convicción de que el tiempo lo cura todo, lo cierto es que necesita de nuestra ayuda. Debemos poner de nuestra parte para sanar esa herida y volver a sonreír

¿Cuántas veces te han dicho que el tiempo lo cura todo? Siempre que pasemos por una ruptura de pareja o cualquier otra situación en una relación que, literalmente, nos rompa, esto provocará un periodo muy difícil que debemos superar.

Te recomendamos: Ya no voy a perder más tiempo en lo que me hace daño

Pero, ¿lo hacemos de la mejor manera? ¿Dejamos en manos del “destino” curarnos de todo ese dolor? El tiempo es necesario para curarnos, pero no lo cura todo si nosotros no nos esforzamos.

La responsabilidad para sanar es nuestra, no del tiempo.

El dolor necesita de su propio tiempo

Sería irracional pensar que podemos solucionar y sanar una herida en un tiempo determinado o de forma muy rápida. Esto no es así. Es más, no podemos predecir cuánto podrá durar ese periodo de “sanamiento”.

tumblr_o1gfx7yjbO1sceyafo1_500

Ante todo esto, hay algo que no podemos hacer nunca,  y es vivir en el pasado y dejar esa herida abierta para siempre. Esto nos hará continuar sufriendo, por eso lo primero es curar bien la herida y, después, darle tiempo para que cicatrice.

Habrá muchas personas a tu alrededor que te sugerirán que te distraigas, que hagas cosas nuevas, que salgas con tus amigos… Quizás esto sea muy positivo, pero no es recomendable que lo utilices como la solución a tu problema.

Esta distracción será un bálsamo momentáneo, pero tarde o temprano, el dolor volverá de nuevo.

Lee: Las buenas personas tenemos más de una herida en el corazón

Dale tiempo a tu dolor. Tal vez sea cosa de un mes, quizás de más meses, y en ocasiones tendrás que brindarle un año. Todo depende del origen de ese dolor. Pero no tengas prisa. Cuando todo vuelva a estar bien, cuando hayas sanado, lo sabrás y mirarás a esa cicatriz sin sentir nada ya.

No te cruces de brazos: toma el control

A pesar de que el tiempo es necesario, hay algo que nunca podremos hacer: cruzarnos de brazos. Hay muchas personas que dejan en manos del “destino” la solución a este problema, o dejan que el tiempo sea el que sane sus heridas.

mujer-luchando

Esto no funciona así. Tú debes tomar el control de tu vida y esforzarte para ayudar en este proceso de sanación. El tiempo, por sí solo, no tiene tanto poder para hacerse totalmente responsable de lo que te está sucediendo. Tú también debes poner de tu parte.

¿Cómo puedes tomar el control? ¿Qué debes hacer? Aquí te dejamos algunos consejos importantes para que vuelvas a tomar las riendas de tu vida.

Despréndete del pasado

Descubre: Persona, suelta y cierra el pasado

El pasado está ahí para recordarnos aquellas experiencias que nos han hecho aprender, todo aquello que hemos vivido, pero que ya ha quedado atrás.

Ahora es el momento de dejar de vivir en ese pasado. Debes desprenderte de él y seguir adelante. Céntrate en tu presente, porque el ahora es lo que importa.

Busca ayuda

Somos fuertes, esto está claro, pero en muchas ocasiones debemos buscar ayuda. Apóyate en todas aquellas personas en las que confíes, que te puedan ayudar a avanzar, a ver la vida con una nueva perspectiva.

Que nunca te dé vergüenza pedir ayuda, porque hay mucha gente dispuesta a tenderte la mano.

Sé optimista

Debes abrir la mente y ver la vida con optimismo. Has pasado por un periodo muy difícil, pero esto no significa que sea el fin del mundo.

Todo lo superamos, tarde o temprano, así que pon en tu rostro una sonrisa y ¡sigue adelante! La vida es hermosa, ¡vívela!

diente-de-león

Perdona y perdónate

Hay algo que nos cuesta mucho más que perdonar a los demás, y es perdonarnos a nosotros mismos. Aunque no lo creamos, es algo esencial e importante para superar cualquier dificultad. Algo que nos permitirá dejar el pasado atrás y seguir adelante.

No vivas con rencor, ya que este provocará que tu herida no cierre.

No te vayas sin leer: El dolor emocional es el que más tarda en sanar

¿Has dejado alguna vez en manos del tiempo una responsabilidad que solo era tuya? El dolor es algo que debemos curar nosotros mismos. Bien es cierto que el tiempo ayuda, pero ayuda a cicatrizar, no a curar.

Sé valiente y toma el control. La vida es hermosa, aunque ahora no lo veas. Vive y sé feliz, porque te lo mereces.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar