El tocino y otras carnes procesadas podrían causar cáncer: OMS - Mejor con Salud

El tocino y otras carnes procesadas podrían causar cáncer: OMS

El consumo diario de carne procesada puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal en un 18%, aunque en pequeñas cantidades no supone un peligro

Las carnes procesadas han invadido los mercados de todo el mundo como una “buena” y deliciosa opción de alimentación para aquellos que no tienen mucho tiempo de cocinar o que desean incluir en sus comidas un alimento fresco con un sabor fascinante.

Sin embargo, detrás de ese manjar que conserva su apariencia fresca durante largas semanas, existen una serie de procesos y sustancias peligrosas que podrían generar graves impactos en la salud como es el desarrollo del cáncer.

Así lo advierte un reciente estudio difundido por el grupo de investigadores de cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes revelaron que el tocino, las salchichas y muchos otros productos de este tipo concentran una cantidad importantes de compuestos carcinógenos que pueden influir en el crecimiento de las células malignas.

Detalles del estudio…

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), que depende de la Organización Mundial de la Salud, reveló que hay “pruebas suficientes” para afirmar que el consumo frecuente de carnes procesadas puede conllevar al desarrollo de cáncer de colon y de recto.

Cómo detectar los posibles síntomas de cáncer de colon

Asimismo, clasificaron el consumo excesivo de carne roja como “posible carcinógeno” para los humanos, basados en los resultados arrojados tras los “ensayos limitados”, que sugieren que podría influir en el cáncer colorrectal, pero también de páncreas y de próstata.

Para encontrar tan relevantes datos, se llevó a cabo un estudio en el que participaron 22 expertos de 10 países convocados por el Programa de Monografías de la IARC, cuyos hallazgos fueron publicados en The Lancet Oncology.

El grupo de trabajo analizó los datos encontrados en cerca de 800 estudios que profundizaron en las asociaciones entre más de una docena de tipos de cánceres y el consumo de carne roja y carnes procesadas.

Al final se logró concluir que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida por día puede aumentar el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%.

Por esto, Christopher Wild, director de la IARC, aseguró:

Estos hallazgos apoyan aún más las actuales recomendaciones de salud pública acerca de limitar el consumo de carne.

Su bien no se puede negar que la carne roja cuenta con un valor nutricional importante, el experto asegura que estos resultados les servirán a las agencias reguladoras y gobiernos para emitir sus propias recomendaciones dietéticas.

Entre las carnes rojas el comunicado menciona:

  • Ternera.
  • Cerdo.
  • Cordero.
  • Caballo.
  • Cabra.

Fiambre-procesado

En cuanto a las peligrosas carnes procesadas se refiere a las que están hechas a partir de procesos como la salazón, el curado, la fermentación y muchas otras técnicas que tienen como principal fin lograr un mejor sabor y una mayor conservación.

Cabe mencionar las más conocidas:

  • Salchichas.
  • Hamburguesas.
  • Tocino.
  • Mortadela.
  • Salchichón.
  • Salami.
  • Jamón.

Por supuesto, se hizo énfasis en que el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal por consumir carnes procesadas sigue siendo bajo, aunque este incrementa en función de la cantidad que cada uno consuma.

El doctor Kurt Straif, jefe del Programa de Monografías de la IARC, aseguró:

A la luz de un gran número de personas que consumen carne procesada, el impacto en la incidencia global del cáncer es materia de interés de la salud pública.

La industria cárnica se empieza a preocupar

Carne roja

Tras salir a la luz los resultados de la investigación para todos los consumidores, los agricultores y la industria cárnica han manifestado la preocupación que sienten por el impacto que estas revelaciones puedan tener en sus ventas.

En respuesta a esto, varios grupos de la industria y algunos miembros del Instituto Americano de la Carne (AMI, por sus siglas en inglés) sostuvieron en un comunicado que “el cáncer es una enfermedad compleja que no está causada por alimentos individuales” y, además, recordaron la influencia que tiene el estilo de vida y los factores ambientales.

En todo caso, los expertos en salud hacen la advertencia del impacto negativo que tiene una dieta rica en carnes rojas y procesadas, invitando a todos los consumidores a ser más moderados con las porciones que incluyen en sus dietas.

Y aunque es cierto que en pequeñas cantidades no representan un alto riesgo para el desarrollo del cáncer, sí podría influir a largo plazo en su desarrollo, así como en otras patologías graves como la obesidad o los problemas cardiovasculares y digestivos.