El trigo sarraceno, una alternativa sin gluten

Gema Diez 26 agosto, 2013
El trigo sarraceno es una opción muy recomendable para las mujeres, ya que regula el azúcar en sangre, además de ayudarnos a prevenir enfermedades cardiovasculares

El trigo sarraceno, también llamado alforfón, aunque popularmente se considera un cereal es una planta herbácea que está relacionada con el ruibarbo y la acedera. Sus granos poseen una forma triangular única; los granos crudos sin tostar, tienen un sabor suave y sutil, mientras que los granos tostados tiene un sabor más parecido a la nuez.

El alforfón se cultiva extensamente en China desde el siglo X y hasta el siglo XIII; más tarde, en los siglos XIV y XV se extendió a Europa y Rusia, y a partir del siglo XVII se introduce en Estados Unidos.

NUTRIENTES DEL TRIGO SARRACENO

El alforfón es un alimento energético y nutritivo, que contiene vitaminas como la B1, B2, B3, B6 y E, y es una muy buena fuente de minerales, como el manganeso, magnesio, calcio, fósforo, potasio, cobre, hierro y fluor. Contiene dos flavonoides que son la rutina y quercetina, y además aporta ácidos grasos y fibra dietética.

La proteína contenida es de alta calidad, ya que provee al organismo de los ocho aminoácidos esenciales; es muy rico especialmente en lisina, un aminoácido pobre en las proteínas vegetales.

Es una excelente alternativa y muy segura para personas que padecen enfermedad celíaca, ya que no contiene gluten y funciona como un sustituto a los cereales con gluten, como el trigo, cebada, centeno y avena.

El trigo sarraceno, una alternativa sin gluten

BENEFICIOS DEL TRIGO SARRACENO

  • El trigo sarraceno es beneficioso para el sistema cardiovascular y se han relacionado con un menor riesgo de desarrollar colesterol alto y presión arterial alta.
  • Existen beneficios en mujeres postmenopaúsicas, que padecen colesterol alto o enfermedades cardiovasculares, como la progresión ralentizada de la arterosclerosis y de la estenosis.
  • Reduce de gran manera la probabilidad de padecer un ataque cardíaco, y ayuda a prevenir la insuficiencia cardíaca, debido al consumo de trigo sarraceno entero y a su contenido en fibra.
  • Los nutrientes en el trigo sarraceno pueden contribuir a controlar el azúcar en sangre, además de ser saciantes, porque tienen capacidad para satisfacer el hambre.
  • Debido a que es un alimento alto en fibra insoluble, puede ayudar a evitar que se produzcan cálculos biliares.
  • El trigo sarraceno, contiene fitonutrientes como los lignanos, que ayudan a proteger contra el de cáncer de mama y otros cánceres dependientes de hormonas, y también contra enfermedades del corazón.

Las mujeres premenopáusicas que comen una cantidad alta de fibra: más de 30 gramos al día, tienen menos probabalidades de desarrollar cáncer de mama, en comparación con otras mujeres cuyas dietas tienen menos fibra: menos de 20 gramos al día.

Imágenes cortesía de Christaface y Lablascovegmenu

Te puede gustar