El uso de la cebolla en el tratamiento casero para las verrugas

Carolina Betancourth · 28 febrero, 2015
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 19 septiembre, 2019
La cebolla es un alimento que, además de utilizarse a menudo en la cocina, también se incorpora a distintos remedios populares.

Para eliminar las verrugas o cualquier otra protuberancia que genere molestia o bien inquietud desde el punto de vista estético, lo más adecuado es acudir al dermatólogo. El profesional examinará la zona y determinará cuál es el mejor tratamiento.

Ahora bien, hay quienes consideran que, además de acudir a su dermatólogo, pueden apoyarse en remedios caseros para eliminar más rápidamente aquello que les molesta (y que en este caso vienen a ser las verrugas). Si bien puede parecer que los remedios son una opción válida, hay que tener siempre en cuenta que no por el hecho de estar elaborados con ingredientes naturales, son inocuos. Además, cada organismo es distinto y, por lo tanto, lo que en un sujeto puede generar una reacción favorable, en otros no.

Los remedios que te comentamos a continuación forman parte de recomendaciones populares. Sin embargo, no sustituyen ningún tratamiento médico.

La cebolla como ingrediente en los remedios caseros

El ingrediente natural que puede ayudar a eliminar las pequeñas verrugas de la piel es nada más y nada menos que la cebolla. Esta hortaliza es especialmente conocida por sus múltiples usos gastronómicos. Sin embargo, en el ámbito popular también se utiliza como remedio para diversas cuestiones dado que se le atribuyen propiedades antibacterianas y antifúngicas.

¿Cómo preparar la cebolla como remedio?

Aprovechar la cebolla como aliada para remover las pequeñas verrugas de la piel es muy simple. De hecho, como ya lo mencionamos, se puede emplear de forma interna y externa. Así pues, si quieres consumirlo, toma 3 cucharadas de zumo de cebolla al día.

Ahora bien, para aplicarlo de manera externa, sigue el procedimiento que te damos a continuación.

Necesitas

  • 1 cebolla cruda
  • Disco de algodón
  • Venda adhesiva

Preparación

  • Corta la cebolla cruda y pásala a través de un extractor de zumos. Si no tienes esta herramienta, procésala en la licuadora hasta obtener un jugo homogéneo.

Modo de aplicación

  • Sumerge un disco de algodón en el líquido y frótalo sobre la verruga.
  • Luego, cubre la preparación con un vendaje adhesivo y déjalo actuar toda la noche.
  • A la mañana siguiente, desprende el vendaje y enjuaga.
  • Repite el remedio todas las noches hasta eliminar la verruga.

Nota: la cebolla puede causar irritación en la piel. Debido a esto, se recomienda hacer una pequeña prueba en un área antes de emplear el remedio en su totalidad. Si hay una reacción desfavorable, lo mejor será suspender su uso, lavar la zona y consultar con el médico cuanto antes.

Importante

A pesar de que se puedan recomendar remedios caseros en el ámbito popular, lo más adecuado es acudir al médico para una evaluación y diagnóstico. Por otra parte, no es conveniente recurrir a la automedicación ni a ninguna otra medida sin la autorización del profesional. Hay que tener en cuenta que muchas medidas que, aunque puedan parecer inocuas, pueden ser contraproducentes.

Por último, es importante recordar que por ninguna razón se debe tratar de eliminar las verrugas mediante cortes o métodos agresivos. Una mala manipulación de las protuberancias puede facilitar su contagio hacia otras partes del cuerpo. Asimismo, podrían generarse otras complicaciones.

  • Roldán, E., Sánchez-Moreno, C., de Ancos, B., & Cano, M. P. (2008). Characterisation of onion (Allium cepa L.) by-products as food ingredients with antioxidant and antibrowning properties. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2007.11.058
  • Association, N. O. (1964). Onions – phytochemicals and health properties. Soil Science.
  • Griffiths, G., Trueman, L., Crowther, T., Thomas, B., & Smith, B. (2002). Onions – A global benefit to health. Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.1222
  • Corzo-Martínez, M., Corzo, N., & Villamiel, M. (2007). Biological properties of onions and garlic. Trends in Food Science and Technology. https://doi.org/10.1016/j.tifs.2007.07.011
  • McLaughlin, J. S., & Shafritz, A. B. (2011). Cutaneous warts. Journal of Hand Surgery. https://doi.org/10.1016/j.jhsa.2010.11.036