¿Es el mercurio perjudicial para la salud?

Jose María Marín·
12 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
19 Diciembre, 2018
El mercurio puede ser perjudicial para la salud pues se encuentra en el aire, la tierra y el agua. Por esta razón, existe el riesgo de contaminarse o sufrir sus efectos. Conoce en qué productos se encuentra para que reduzcas el riesgo de intoxicación.
 

En los últimos años hemos escuchado que el mercurio es perjudicial para la salud y que las personas estamos expuestas, pues se encuentra de forma natural en el aire, en la tierra e incluso en el agua, lo cual lo hace un producto químico de fácil acceso para los humanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha declarado como uno de los 10 productos más nocivos para la salud pública ya que, incluso, se ha encontrado en cantidades significativas en alimentos como el pescado y los mariscos.

Lo interesante del tema es que la principal fuente de mercurio es la actividad humana. Su producción proviene de procesos industriales, incineración de residuos, calefacciones, cocinas, de la combustión del carbón en las centrales eléctricas, y de su uso en la extracción minera de oro y otros metales.

¿Por qué es el mercurio perjudicial para la salud?

Cuando el mercurio es arrojado al entorno, hay bacterias que reaccionan y lo transforman en un tipo de mercurio que se puede acumular en las células orgánicas. Hablamos entonces de diferentes formas de mercurio según La Organización Mundial de la Salud:

 
  • Elemental o metálico.
  • Inorgánico: al que la gente se puede ver expuesta en ciertos trabajos.
  • Orgánico: como el metilmercurio, que penetra en el cuerpo humano por vía alimentaria y puede ser perjudicial para la salud.

Estas formas difieren por su grado de toxicidad y sus efectos sobre los sistemas nervioso e inmunitario, sobre el aparato digestivo, la piel, los pulmones, los riñones y los ojos.

¿Qué ocurre cuando ingresa mercurio en nuestro organismo?

Según MedlinePlus, los efectos tóxicos del mercurio dependen de la edad de la persona, la cantidad que ingrese a su organismo, la forma que lo haga (inhalación, ingestión o por contacto con la piel) y la forma química del mercurio.

  • Metilmercurio y mercurio elemental: tóxicos para el sistema nervioso central y periférico.
  • Vapor de mercurio: ataca el sistema inmunitario, el nervioso, renal, digestivo y pulmones.
  • Sales de mercurio inorgánicas: son corrosivas para piel, ojos e intestinos.

La Organización Mundial de la salud además advierte sobre los síntomas que se pueden presentar cuando se absorbe mercurio:

 
  • Temblores.
  • Pérdida de memoria.
  • Insomnio.
  • Cefalea.
  • Disfunciones motoras y cognitivas.
  • Efectos neuromusculares.
  • Problemas renales o insuficiencia renal.

Este elemento es especialmente nocivo para las mujeres en estado de embarazo; la exposición a este puede afectar el desarrollo normal del feto. Los casos que se han encontrado han sido por consumo de pescados o mariscos contaminados, lo cual afecta el sistema nervioso y cerebro del bebé siendo perjudicial para su salud.

Otro grupo de riesgo son aquellos trabajadores que de forma crónica están expuestos a niveles elevados de mercurio, como pescadores de determinadas áreas que están contaminadas.

Leer también: Cómo eliminar el mercurio y el aluminio del cuerpo

Evita los productos y alimentos que contienen mercurio

Son muchos los productos y alimentos que encontramos en el mercado que nos pueden exponer a una intoxicación por mercurio.

La Agencia Para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades señala cuáles son para que procuremos no usar estos productos ni ingerir estos alimentos, o al menos tener especial cuidado del lugar en el que los compremos.

 
Pescado azul

 

  • Amalgamas para empastes: compuestas en un 50 % por mercurio.
  • Pesticidas y herbicidas: muy empleados en agricultura y por tanto los consumimos junto a hortalizas y vegetales.
  • Emisiones industriales (sobre todo la industria del cloro).
  • Algunos cosméticos y productos para aclarar la piel.
  • Productos farmacéuticos y desinfectantes.
  • Tubos fluorescentes, termómetros, baterías, pilas, entre otros.
  • Los peces con mayor contenido en mercurio son el atún, el pez espada, la lubina y el tiburón. Sin embargo, debe ser una ingesta grande para llevar a contaminarnos con mercurio. Las sardinas, boquerones, anchoas y otros peces de pequeño tamaño tienen bajos niveles de contaminación. Cuando nuestra dieta combina el pescado azul con otros peces no más de 2-3 veces en semana no es peligroso, salvo en el caso de las embarazadas.

Descubre: 8 alimentos que debes incluir en tu dieta si estás embarazada

 

Se están adoptando diversas medidas para reducir los niveles de mercurio en ciertos productos, o bien, retirar progresivamente otros que lo contienen. Por ejemplo, en el sector sanitario los termómetros y tensiómetros que contienen mercurio están siendo reemplazados por dispositivos alternativos.

Sin embargo, es importante evitar cualquier alimento contaminado con metilmercurio y evitar el contacto con productos industriales que contengan este metal. Recuerda que si presentas algún síntoma debes ponerte en contacto de inmediato con el centro de toxicología y seguir las indicaciones médicas.

 

 

  • Sheet, F. (2006). Mercury and Fish Consumption. Mercury.
  • Sagiv, S. K., Thurston, S. W., Bellinger, D. C., Amarasiriwardena, C., & Korrick, S. A. (2012). Prenatal exposure to mercury and fish consumption during pregnancy and attention-deficit/hyperactivity disorder-related behavior in children. Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine. https://doi.org/10.1001/archpediatrics.2012.1286
  • Bernhoft, R. A. (2012). Mercury toxicity and treatment: A review of the literature. Journal of Environmental and Public Health. https://doi.org/10.1155/2012/460508