El vino aporta grandes beneficios al organismo

Para obtener todos los beneficios del vino y que sus efectos no sean perjudiciales no debemos excedernos de dos copas al día. El tinto tiene más antioxidantes

Desde hace algunos años el vino se ha destacado por la gran cantidad de beneficios que puede aportar a la salud, esto se debe a la gran variedad de nutrientes que lo componen, por esta razón se recomienda incorporarlo a la dieta diaria, pero sin caer en los excesos.

El vino es un excelente acompañante para cualquier comida y además de su delicioso sabor es importante destacar los grandes beneficios que se obtienen al consumir una o máximo dos copas al día (o día de por medio). Gracias a un buen número de investigaciones realizadas con esta deliciosa bebida, se ha podido concluir y demostrar que aporta gran cantidad de beneficios terapéuticos, especialmente en lo que se refiere a la prevención de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Uno de los componentes más importantes del vino es el trans-resveratrol, el cual tiene la capacidad de prevenir la formación de algunos tumores, este componente se encuentra en mayor cantidad en el vino tinto, además de otros como los taninos y los flavonoides, unos poderosos antioxidantes que combaten los radicales libres y ayudan a eliminar definitivamente el colesterol malo, aumentando de manera considerable el colesterol bueno.

Otros beneficios de beber vino

mujer_tomando_vino

  • Entre la gran cantidad de beneficios para la salud que puede aportar el consumo de una copa de vino todos los días podemos destacar los siguientes:
  • El vino tomado en pequeñas cantidades tiene la capacidad de combatir el envejecimiento prematuro de las células cerebrales encargadas de mantener la memoria, la función cognitiva y la agilidad mental, por lo tanto es una forma muy sencilla de prevenir enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y la demencia,
  • Es de gran ayuda para las mujeres, sobre todo para quienes han entrado en la etapa de la menopausia, ya que previene la pérdida ósea.
  • Tomar una copa de vino después de los alimentos ayuda a mejorar notablemente la digestión, ya que aumenta la producción de jugos gástricos, también colabora en la eliminación del ácido úrico de la sangre.
  • El vino contiene en muy buenas cantidades minerales como el calcio, el potasio, sodio y magnesio, ademas vitaminas como la B,
  • Esta deliciosa bebida además tiene la capacidad de impedir el desarrollo de los estreptococos en la boca, que son bacterias que pueden provocar la formación de las caries y la gingivitis.
  • La uva contiene abundantes cantidades de resveratrol, el cual es un componente muy importante para evitar los problemas que se desencadenan cuando llevamos una vida sedentaria, ayudando a reducir y en muchas oportunidades a combatir la obesidad, provocada precisamente por la falta de ejercicio físico y la mala calidad de los alimentos que consumimos a diario.

Recuerda…

Es muy importante tener en cuenta que las cantidades de vino que se deben consumir a diario no deben sobrepasar las dos copas, si esto sucede simplemente los efectos van a ser muy contrarios a los esperados y, por supuesto a los que te describimos en esta oportunidad, hay que ser muy juiciosos en este sentido, si lo que realmente deseamos es prevenir problemas de salud.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar