El wok, una manera saludable y rápida de cocinar

Gema Diez 4 octubre, 2013
Para cocinar en wok es fundamental que lo calentemos antes de añadir el aceite y que repartamos este de manera uniforme para evitar que los ingredientes se peguen

El wok es originario de la cocina china, es una especie de sartén redonda y bastante profunda, que dispone de tapa y va acompañada de una rejilla, que hace las veces de grill y de olla al vapor, por lo que permite escurrir los alimentos y mantenerlos calientes.

Los alimentos cocinados en el wok se pueden preparar de formas variadas y gracias a su tamaño, permite cocinar ingredientes bastante grandes; además ofrece diferentes ventajas, como la distribución del calor de manera uniforme y la intensidad del calor del wok, que permite cocinar los alimentos, de forma rápida y con menos aceite, convirtiéndo al wok en uno de los métodos más saludables para cocinar.

¿Qué se debe de tener en cuenta al cocinar en el wok?

Para cocinar en un wok se requieren altas temperaturas, y por esta razón, es importante preparar adecuadamente los ingredientes, para evitar que se quemen; deben de ser finamente picados para que rápidamente adquieran el sabor del aceite, y las carnes deben de ser preparadas en rodajas finas, para que se cocinen con facilidad.

Es importante calentar el wok antes de recubrir con aceite, para que se mantenga caliente antes de cocinar en él; más tarde y cuando ya esté calentado el wok, se puede agregar el aceite  de oliva y se debe de girar el wok, para que el aceite se reparta de manera uniforme, lo que asegura que sus ingredientes no se peguen durante la cocción a altas temperaturas.

Antes de añadir otros ingredientes, debes de añadir en primer lugar los más aromáticos, como el ajo y el jengibre, lo que asegura que el aceite adquiera el sabor de los mismos e impregne al resto de ingredientes mientras se cocinan.

Llegado a este punto, puedes cocinar la carne, que dado que está cortada fina, este proceso se completa rápidamente; tan sólo cerciórate de que está bien cocinada y luego retírala de la sartén y resérvala, lo que asegura que el wok se mantiene lo suficientemente caliente para cocinar las verduras.

Saltea las verduras en su punto; ten en cuenta que te llevarán un poco más de tiempo para cocinarlas, pero siempre deberás de tener cuidado de que no se quemen. Las verduras deben de estar al punto, crujientes, pero no crudas.

Antes de servir, coloca en el wok de nuevo la carne que has cocinado anteriormente junto con las verduras, durante el tiempo suficiente para que la carne se caliente y ya lo tendrás listo para servir, un plato saludable y rápido de preparar.

Imagen cortesía de Cayetano

 

Te puede gustar