Elabora un exfoliante anticelulitis con los posos del café

Gracias a los efectos de la cafeína sobre la piel podemos ir mejorando la apariencia de la celulitis y, a la vez, por la textura de los posos, realizar una exfoliación suave

¿Te preparas el café cada mañana? Seguramente tiras los posos a la basura, sin saber que con ellos puedes elaborar un sencillo y efectivo exfoliante anticelulitis casero.

En este artículo te explicamos cómo reutilizar los posos del café para hacerte un tratamiento contra la celulitis muy económico.

¿Por qué un exfoliante anticelulitis?

Combatir la celulitis

La celulitis es difícil de eliminar, ya que tiene que ver con diferentes factores, como la acumulación de grasa, la retención de líquidos, la flacidez, un mal drenaje linfático, etc.

El exfoliante anticelulitis nos va a ayudar a combatir la retención de líquidos, eliminar las células muertas de la piel, tonificarla y mejorar la circulación, por lo que es un excelente remedio natural para la celulitis.

Solamente requiere que seamos constantes en el tratamiento.

Sin embargo, no debemos olvidar otros factores que influyen de manera decisiva en este problema:

  • Factor hereditario.
  • Sedentarismo.
  • Alimentación rica en azúcares, grasas perjudiciales y harinas refinadas.
  • Malos hábitos, como el tabaco y el alcohol.

Lee también: Recetas para la retención de líquidos

¿Qué nos aporta el café?

Qué nos aporta el café

Los nutricionistas todavía no han llegado a un acuerdo sobre si el café es beneficioso o perjudicial para la salud. Nosotros sí que podemos destacar que lo más saludable es optar por el café ecológico sin torrefactar.

En el caso de la celulitis tampoco nos han dejado claro si beber café la empeora o no. Lo que sí parece ser común en sus teorías es que la cafeína, aplicada sobre la piel, sí que tiene efectos terapéuticos que nos ayudan a combatir la celulitis.

Por este motivo resulta una idea excelente aprovechar los posos para realizar este efectivo exfoliante anticelulitis, que suma los beneficios de la exfoliación con los del café.

¿Cuáles son estos efectos?

La cafeína actúa de una manera triple:

  • Es lipolítica: Ayuda a eliminar la grasa acumulada.
  • Es drenante: Favorece la eliminación de líquidos y toxinas.
  • Es antioxidante: Mejora la salud y el aspecto de la piel gracias a los polifenoles que contiene.

Por este motivo no solamente elimina la celulitis, sino que también ayuda a adelgazar.

¿Qué necesitamos?

Qué necesitamos

Este exfoliante es un producto fresco y natural, por lo que lo iremos preparando de manera muy sencilla cada vez que tengamos los posos. De este modo conservará todas sus propiedades.

Para prepararlo solamente tendremos que mezclar los posos de café con una base de aceite para que sea más fácil de aplicar y, de paso, nutrir la piel en profundidad. Recomendamos usar alguno de los siguientes:

  • Aceite de oliva: Este aceite es muy nutritivo, excelente para pieles secas.
  • Aceite de coco: Muy beneficioso para la piel, se absorbe con facilidad y deja una gran suavidad. Para todo tipo de pieles.
  • Aceite de almendra: Muy nutritivo. Aporta mucha elasticidad a la piel, lo cual ayuda a combatir también las estrías.
  • Aceite de sésamo: Nutritivo y calorífico, ideal para personas frioleras. Además, también ayuda a proteger la piel del sol de manera natural, para conseguir un bonito bronceado y evitar las quemaduras.

El aceite que elijamos debe ser extraído de primera presión en frío, para asegurarnos de que sea de buena calidad y mantenga sus propiedades intactas.

Añadiremos un poco de aceite, lo justo para cubrir los posos, sin excedernos.

Visita este artículo: Cómo atenuar las estrías con una mascarilla de aloe vera y aguacate

¿Cómo lo usamos?

Debemos usar este exfoliante siempre en la ducha, siguiendo estos pasos:

  • Después de enjabonarnos, aclararemos con agua más bien caliente, para abrir los poros, pero durante poco rato. Con menos de un minuto es suficiente.
  • Todavía con la piel húmeda, nos aplicaremos el exfoliante anticelulitis en las zonas que deseemos tratar. Empezaremos siempre por la parte más alejada del corazón, siempre en dirección hacia él.
  • Masajearemos la piel de forma circular, con una intensidad media para que el exfoliante haga su función.
  • A continuación nos aclararemos la piel con agua y sentiremos como el aceite se queda en la piel.
  • Debemos acabar siempre con agua fría, en sentido también hacia el corazón, evitando siempre la cabeza.
  • Al secarnos lo haremos con suaves toques con la toalla para evitar quitarnos el aceite que tenemos en la piel.
  • Podemos hacer esta exfoliación dos o tres veces por semana.
  • Si nos sobra exfoliante podemos usarlo por todo el cuerpo ya que, además de combatir la celulitis, también mejorará la elasticidad y textura de la piel, dejándola hidratada y suave.
Te puede gustar