Elabora un exfoliante anticelulitis con los posos del café

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 27 noviembre, 2018
El exfoliante casero elaborado con los posos de café hará que tu piel se beneficie de la aplicación de la cafeína sobre ella. Su textura granulada te ayudará, además, a eliminar las células muertas de la piel.

De seguro, tiras los posos de café a la basura tras preparártelo cada mañana. Claro, lo que no sabes probablemente es que con ellos puedes elaborar un efectivo exfoliante anticelulitis casero.

En este artículo, te explicamos cómo reutilizar los restos de café para hacer en casa, tu propio tratamiento contra la celulitis. Además de económico, es muy sencillo de preparar.

Por qué un exfoliante anticelulitis

Combatir la celulitis

La celulitis es difícil de eliminar. Los factores que la provocan son de diversa índole. Entre los más comunes, se encuentran: la acumulación de grasa, la retención de líquidos, la flacidez o el mal drenaje linfático.

Todavía cabe preguntarse por qué tienen lugar estas anomalías. Influyen, pues, de manera decisiva en la aparición de estos problemas:

  • el factor hereditario;
  • el sedentarismo;
  • una alimentación inadecuada; es decir, rica en azúcares, grasas perjudiciales y harinas refinadas,
  • así como malos hábitos: el tabaquismo y el consumo abusivo de alcohol, por ejemplo.

Un exfoliante anticelulitis podría ayudarnos, por tanto, a combatir la retención de líquidos y a eliminar las células muertas de la piel. Y, al mismo tiempo, a tonificarla y a mejorar la circulación. Para conseguirlo estos objetivos, solo es necesario que seamos constantes en la aplicación de este tratamiento.

Si te interesa ampliar información, te recomendamos leer también: Recetas para contrarrestar la retención de líquidos.

Qué nos aporta el café

Qué nos aporta el café

Los nutricionistas afirman que el café recién colado es muy saludable. No así cuando se deja transcurrir más de 10 minutos desde su preparación. Todavía cabe destacar que el café ecológico sin torrefactar es mucho más sano.

Menos clara está, sin embargo, la utilidad del café para el tratamiento de la celulitis. No obstante, existen fuentes autorizadas que aseguran que la cafeína, aplicada sobre la piel, sí tiene efectos terapéuticos. De ello, es posible colegir, entonces, que la cafeína podría ser de ayuda para combatir la celulitis.

De ahí que sea tan buena idea aprovechar los posos del café para preparar un efectivo exfoliante anticelulitis. Así pues, a los beneficios del café se suman a los de la exfoliación que permite la textura granulada de la borra del café cuando se la frota sobre la piel.

Efectos de la cafeína sobre la piel

El efecto de la cafeína sobre la piel es triple:

  • Lipolítico, porque ayuda a eliminar la grasa acumulada.
  • Drenante, ya que favorece la eliminación de líquidos y toxinas.
  • Antioxidante, puesto que mejora la salud y el aspecto de la piel gracias a los polifenoles que contiene.

Por todas estas razones, no solamente elimina la celulitis, sino que también ayuda a adelgazar.

Qué necesitamos para preparar el exfoliante anticelulitis casero

Qué necesitamos

Este exfoliante es un producto fresco y natural. Es decir, lo prepararemos cada vez que tengamos los posos de café. De este modo, nos aseguramos que tenga todas sus propiedades.

Para prepararlo, solamente tendremos que mezclar los posos de café con una base de aceite. De esta forma, conseguiremos aplicarlo más fácilmente. De paso, estaremos nutriendo la piel en profundidad. Así, siempre que te sea posible, intenta elegir uno de estos aceites:

  • Aceite de oliva: Es muy nutritivo; en especial, para las pieles secas.
  • Aceite de coco: Muy beneficioso para la piel, se absorbe con facilidad y la deja muy suave. Su uso está indicado para todo tipo de pieles.
  • Aceite de almendra: Aporta mucha elasticidad a la piel, lo cual ayuda a combatir también las estrías.
  • Aceite de sésamo: Es tan nutritivo como calorífico y, por tanto, ideal para personas frioleras. También protege a la piel del sol de manera natural a la par que ayuda a conseguir un bonito bronceado. Previene las quemaduras.

El aceite que elijamos debe ser extraído de primera presión en frío, para asegurarnos de que sea de buena calidad y mantenga sus propiedades intactas.

Añadiremos un poco de aceite, lo justo para cubrir los posos, sin excedernos.

Visita este artículo: Cómo atenuar las estrías con una mascarilla de aloe vera y aguacate

Cómo aplicarlo

Siempre debemos usar este exfoliante anticelulitis casero en la ducha. Solo deberás seguir estos sencillos pasos:

  • Después de enjabonarte, aclara por poco tiempo con agua más bien caliente. De este modo, conseguirás abrir los poros.
  • Con la piel húmeda todavía, aplica el exfoliante anticelulitis en las zonas que deseas tratar. Empieza siempre por la parte más alejada del corazón y ve acercándote poco a poco hacia él.
  • Masajea la piel de forma circular, con una intensidad media para que el exfoliante haga su función.
  • A continuación, aclara la piel con agua. Sentirás cómo el aceite se queda en la piel.
  • Debes acabar siempre con agua fría. Intenta avanzar con el chorro de agua hacia el corazón. Evita mojarte la cabeza.
  • Sécate dándote suaves palmaditas con la toalla, para evitar quitarte por completo el aceite que tienes en la piel.
  • Podrías repetir esta rutina 2 o 3 veces por semana.
  • Si te sobrara exfoliante, podrías echarlo por todo el cuerpo. Además de combatir la celulitis, también mejorará la elasticidad y la textura de la piel. Verás lo hidratada y suave que te quedará la piel una vez exfoliada.
  • Pittia, P.; Dalla, M. R., and Lerici, C. R. (2001). “Textural Changes of Coffee Beans as Affected by Roasting Conditions”, LWT - Food Science and Technology, 34 (3): 168-175.
  • Ross, M. H. et al. (2003). Histology: A text and atlas. Baltimore: Williams and Wilkins.
  • Rossi, A. B., and Vergnanini, A. L. (2000). "Cellulite: a review", Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology, 14 (4): 251-262.