Elabora un suavizante de telas natural y evita toxinas

Además de evitar riesgos innecesarios, al elaborar tu propio suavizante podrás personalizarlo con las esencias que desees y conseguirás prolongar la vida tanto de tus prendas como de tu lavadora

Los suavizantes para telas se han convertido en uno de los productos infaltables al momento de lavar la ropa.

Estos no solo le proporcionan más suavidad a los tejidos, sino que protegen las prendas delicadas y dejan un aroma muy agradable.

En el mercado son cada vez más comunes y, de hecho, la mayoría tienen precios bastante accesibles para el público.

No obstante, hace algún tiempo se viene advirtiendo de que algunas de las fragancias que contienen son perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

Aunque no podemos negar que son muy útiles y dejan un olor exquisito, estos podrían provocar reacciones adversas en el sistema respiratorio y la piel.

El problema es que, al igual que con otros productos de limpieza del hogar, sus efectos no siempre se dan de forma inmediata y suelen aparecer después de un tiempo.

Por fortuna, existen soluciones 100% ecológicas y saludables que, por muy poco dinero, nos ofrecen resultados similares sin correr este tipo de riesgos.

Aprovechando el siguiente espacio queremos compartir una receta casera para que fabriques tu propio suavizante y evites las toxinas de los químicos agresivos.

¡No te lo pierdas!

¿Por qué es conveniente utilizar un suavizante de telas casero?

suavizante

La mayoría de personas prefiere adquirir suavizantes químicos porque consideran que son la mejor opción para el cuidado de sus prendas.

Estas alternativas están listas en el mercado y tienen fragancias fuertes que perduran en las prendas con el paso de los días.

Sin embargo, a pesar de que las campañas publicitarias nos han hecho pensar que son la única alternativa, en realidad hay ingredientes caseros que nos brindan beneficios similares sin alterar las telas.

Y es que, aunque preferimos ignorarlo, los químicos que contienen los suavizantes comerciales generan contaminación en el ambiente y pueden provocar irritaciones en la piel.

Además, algunos contienen unos compuestos conocidos como ftalatos que, además de hacerles perdurar su aroma, podrían influir en el desequilibrio de la actividad hormonal.

Si bien faltan más investigaciones científicas para comprobar sus efectos negativos en el cuerpo humano, algunos expertos ya desaconsejan su uso.

No olvides leer: Blanquea tu ropa y elimina las manchas añadiendo aspirinas en tu lavadora

canasta-ropa

Por fortuna, las formulas naturales emplean ingredientes amables con el medio ambiente y no tóxicos para la salud.

En lugar de esto, suavizan las prendas y dejan la ropa más limpia, con sus colores intactos y sin alterar los tejidos.

Están recomendados para realzar los colores de las prendas oscuras y disminuir las manchas de sudor que deslucen los colores blancos.

Por si fuera poco, sus compuestos limpian la lavadora y la dejan libre de cal de agua, moho y restos de detergente.

¿Cómo fabricar un suavizante de telas casero?

Cómo fabricar un suavizante de telas casero

Este suavizante casero para la ropa está diseñado para cuidar todo tipo de prendas sin correr el riesgo de reacciones alérgicas, sensibilidad en la piel o dificultades respiratorias.

Sirve para proteger los tejidos más frágiles, incluyendo la delicada ropa de los bebés.

Actúa contra el olor a moho y, al mismo tiempo, sirve para blanquear la ropa sin decolorar las prendas de tonos vivos.

Es un producto personalizable, de bajo costo y muy fácil de preparar siguiendo los sencillos pasos.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 sencillos trucos para que tu ropa siempre luzca como nueva

Ingredientes

  • 2 tazas de sales de Epsom o sal de mar gruesa (600 g)
  • 30 gotas de aceite esencial de manzanilla, lavanda o el que prefieras
  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • 1 recipiente con tapa

Instrucciones

  • Incorpora las sales de Epsom en el interior de un recipiente y agrégale el aceite esencial que prefieras.
  • Agítalo unos segundos para que se integre y, cuando esté listo, añade el bicarbonato de sodio.
  • Combina todo nuevamente y tapa el preparado.
  • Lo puedes almacenar en buen estado hasta por dos meses.

Modo de uso

  • Usa dos o tres cucharadas del suavizante natural antes de enjuagar la ropa durante el ciclo habitual.
  • Si la carga es demasiado grande, puedes aumentar la cantidad hasta media taza.
  • Para blanquear prendas manchadas por el sudor, frota el suavizante sobre los cuellos y las axilas, y déjalo actuar 30 minutos antes del enjuague.

Como acabas de notar, puedes elaborar un suavizante ecológico sin necesidad de invertir demasiado o complicarte con recetas difíciles.

Anímate a prepararlo en casa y mantelo a mano para suavizar y limpiar tus prendas en cada lavado.

Te encantará la sensación que deja en las prendas y su capacidad para remover los olores desagradables.