Elabora tu propia crema antiarrugas casera

Elena Martínez 14 febrero, 2015
El aceite de rosa mosqueta nos ayuda a disimular cicatrices y regenera la piel. Al estimular la producción de colágeno también nos permite prevenir y reducir línea de expresión y arrugas

Las cremas antiarrugas convencionales contienen ingredientes químicos que no son saludables y que, a la larga, pueden dañar nuestra piel, mientras que los naturales son mucho más beneficiosos pero generalmente tienen un precio bastante elevado.

En este artículo te presentamos una alternativa: puedes elaborar tu propio antiarrugas de manera sencilla y con ingredientes naturales, y además el precio será mucho menor e incluso podrás hacer más cantidad y regalárselo a tus amigas. ¡Anímate!

El tipo de piel

Este antiarrugas está pensado especialmente para pieles normales o secas, pieles maduras, sensibles o con tendencia a las arrugas. En cambio, no lo recomendamos para mujeres de menos de 25 años o las que tengan la piel grasa.

Los ingredientes que proponemos son muy nutritivos y tienen la propiedades de hidratar en profundidad, proteger de los radicales libres y promover la regeneración de la piel.

A continuación te explicamos los principales beneficios de estos ingredientes.

Aceite de coco

El aceite de coco virgen ha sido resaltado en muchos artículos de salud gracias a sus increíbles propiedades como alimento y como cosmético. Su uso tópico es excelente para mieles mixtas, ya que hidrata y también se absorbe con facilidad. Además, deja una textura muy suave y un aroma delicado.

En esta receta será uno de los ingredientes básicos, al cual le añadiremos otros con propiedades más específicas para el tipo de piel que queremos tratar.

aceite coco mealmakeovermoms

Cera de abeja

La cera de abejas es el otro ingrediente básico, ya que nos permite elaborar un cosmético más denso. El aceite de coco es ideal cuando la temperatura es fría, pero se derrite fácilmente con el calor, y por eso lo combinaremos con la cera de abeja.

Además, la cera ayuda a eliminar las impurezas de la piel y a matizar posibles manchas.

Aceite de rosa mosqueta

Uno de los ingredientes más potentes de esta crema es el conocido aceite de rosa mosqueta, que se ha ido popularizando cada vez más en los últimos años gracias a sus propiedades antiedad. Su contenido en vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes le permiten estimular la producción de colágeno, así como prevenir y reducir las líneas de expresión y arrugas. También combate las manchas, las estrías, la sequedad, la irritación y los efectos nocivos de un exceso de exposición al sol. Además, también tiene un alto poder regenerador de la piel, lo cual nos ayudará a renovar las células cutáneas.

Por la noche podemos aplicar este aceite directamente sobre la piel, antes de acostarnos, pero por la mañana será mucho más práctico y discreto aplicarnos la receta que proponemos.

Vitamina E

La vitamina E es beneficiosa tanto si la consumimos oralmente como si nos la aplicamos tópicamente, y además nos permitirá conservar mejor esta crema, ya que actúa como conservante natural.

También tiene propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras para la piel, además de protegernos de los radicales libres.

Aceites esenciales

Finalmente, para completar esta receta no pueden faltar los aceites esenciales, que aportarán un punto aromático y potenciarán las propiedades de los ingredientes.

Te recomendamos concretamente el de geranio, que también es un gran regenerador cutáneo, y el de rosa, que dará un perfume delicioso a la crema y también dará firmeza a la piel.

Elaboración del antiarrugas

Aceite-de-coco

Pondremos en un botecito de cristal los siguientes ingredientes:

  • 20 ml de aceite de coco.
  • 30 ml de cera de abeja.

Lo ponemos al baño María para que se vayan fundiendo poco a poco e iremos mezclando con la ayuda de una espátula o utensilio de madera, cerámica o cristal.

Cuando ya estén mezclados, apagaremos el fuego e inmediatamente añadiremos el resto de ingredientes:

  • 5 ml de aceite de rosa mosqueta.
  • 5 ml de vitamina E.
  • 5 gotas de aceite esencial de geranio (opcional).
  • 5 gotas de aceite esencial de rosa (opcional).

Mezclaremos bien y dejaremos enfriar.

Recomendamos conservarlo en la nevera para que se mantenga más tiempo.

Si vivimos en un lugar muy cálido o queremos conservarlo fuera de la nevera, podemos añadir unos 10 o 15 ml más de cera de abeja.

En cambio, si preferimos una textura más líquida, podemos aumentar un poco la cantidad de aceite de coco y reducir la de cera de abeja.

Prueba diferentes cantidades y combínalo con otros ingredientes para descubrir nuevas recetas de antiarrugas.
Imágenes por cortesía de mealmakeovermoms y Rahel Jaskow

Te puede gustar