Elabora tus propias mascarillas antiarrugas caseras

El pepino es un clásico en el cuidado facial. Puedes elaborar una mascarilla para revitalizar tu cutis o preparar una crema hidratante para aprovechar todas sus propiedades.

La cremas que habitualmente adquirimos en las tiendas de belleza suelen tener precios bastante elevados, y en ocasiones, su composición dispone de ciertos elementos químicos que en muchas ocasiones nos pueden causar alergias. Un modo sencillo y práctico es sin duda, elaborar nosotros mismos nuestras propias mascarillas con productos totalmente naturales.

Solo requiere que dispongas de un poco de tiempo para dedicarte a ellas y que seas constante en su aplicación. Al fin y al cabo muchas de las cremas que compramos normalmente para tratar las arrugas contienen de por sí, elementos que son fácilmente asequibles, como puede ser el aguacate, el aceite de argán, la miel… Y es que ya sabemos que la piel es muy delicada y requiere muchos cuidados, una correcta alimentación, un descanso adecuado por las noches y unos tratamientos correctos pueden ayudarte a atenuar esas arrugas que suelen aparecer por el paso del tiempo. Te damos pues unas sencillas orientaciones para que elabores tus propias mascarillas caseras.

Mascarilla casera de aguacate

mascarilla aguacate

¿Por qué aguacate?

  • Contiene ácidos grasos esenciales, por lo tanto es también muy adecuada no solo para las arrugas, sino también para las pieles secas.
  • El aguacate es rico en sustancias fitoquímicas, que nos ayudan a protegernos de los radicales libres.
  • Contiene ácido fólico y vitamina C, B6, A y E, básicos para la salud y belleza de la piel.

Ingredientes:

  • Medio aguacate
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

  1. Es muy sencillo, corta el aguacate y quita el hueso del centro. Recuerda que vamos a utilizar solo su mitad: ponlo entonces en un recipiente y ve aplastando su pulpa con un tenedor.
  2. Ve añadiendo el aceite de oliva y sigue removiendo hasta que obtengas una crema homogénea y de atractivo color verde. Intenta que no te queden grumos.
  3. Esta mascarilla es muy adecuada para usar por las noches. Aplícatela con los dedos y ve haciendo un masaje para que vaya absorviéndose poco a poco. Déjala en tu rostro durante 20 minutos y luego, quítatela con agua fresca. Si lo realizas al menos tres veces por semana a largo plazo notarás los beneficios en tu piel.

Mascarilla antiarrugas con zanahoria

mascarilla zanahoria

¿Por qué zanahorias?

  • Las zanahorias disponen de grandes propiedades “cosméticas” gracias a su concentración de betacaroteno y antioxidantes, básicos para combatir los signos del envejecimiento, y para proteger nuestra piel ante las agresiones externas como los rayos UV. Una gran aliada sin duda para las arrugas.

Ingredientes:

      • 2 zanahoria
      • Medio zumo de limón
      • 3 cucharadas de yogur natural

Preparación:

      • Lava y pela las zanahorias, después, córtalas a trocitos y llévalos a una licuadora o una batidora para obtener su mezcla bien homogénea. Ahora añade el zumo de medio limón y tres cucharadas de yogurd natural, esto nos ayudará a obtener una pasta lo suficientemente espesa para nuestra mascarilla. Aplícatela mediante un masaje al menos durante veinte minutos, ya sea a media tarde o por la noche. Después, quítatela con agua fresca. Puedes ponértela de dos a tres veces por semana, si eres constante poco a poco verás sus mejorías. La piel estará cuidada, protegida y nutrida.

Mascarilla de pepino y manzanilla

pepino

¿Por qué pepino?

    • Hidrata : Es un remedio ideal para la piel gracias a su elevado contenido en agua y vitamina E. Sus propiedades hidratantes son excelentes, nos protege del sol y nos cuida. Es perfecto para esos días que tengamos el rostro cansado.
    • Relaja: Gracias a sus propiedades relajantes, perfecto es sin duda ideal las hinchazones y las ojeras.

Ingredientes

:

    • Medio pepino
    • Una cucharada de flores de manzanilla

Elaboración

    • Indicarte que esta mascarilla es perfecta para esos días en que nos levantamos cansados, con los ojos hinchados y con mal aspecto. El pepino y la manzanilla actúan como revitalizantes, así que no dudes en prepararla esos días en que te veas mal ante el espejo.
    • Empieza pelando el pepino, para después, ir cortárdonlo en trocitos pequeños.
    • Ahora vamos preparando la infusión de manzanilla, calentamos una taza de agua y, cuando hierva, dejamos ahí unas flores de manzanilla.
    • Dejamos enfriar la infusión, para después, mezclarla con los trocitos de pepino. Será el momento de llevar esta mezcla a la licuadora. Intenta que quede una mezcla homogéna.
    • Llévalo a la nevera y deja la mezcla ahí diez minutos, de ese modo estará fresca cuando lo apliquemos en el rostro. Mantén la mascarilla al menos 20 minutos en la cara, te hará sentir bien, te despejará y revitalizará el cutis en esos días en que nos levantamos más cansados. Es un remedio excelente.

Crema de pepino para la piel

Ingredientes

  • 25 gramos de puré de pepino
  • 25 gramos de agua destilada
  • 25 gramos de aceite de jojoba
  • 25 gramos de aceite de semilla de uva
  • 2 gotas de aceite esencial de limón
  • 1 gota de aceite esencial de rosa

Preparación

Comienza mezclando los ingredientes en un recipiente que te permita batir bien, ya que el agua y el aceite deben batirse demasiado.

Cuando estén los aceites y el puré de pepino bien mezclados, vierte la crema en el frasco que vayas a usar. Ya podrás comenzar a aplicarte la crema.