Elabora una crema de cacao y avellanas sana y casera

Elena Martínez 10 abril, 2015
Al no llevar derivados lácteos esta receta es apta para intolerantes a la lactosa. También puedes adaptar las cantidades de los ingredientes a tus gustos y crear una crema personalizada

¿Cuántos niños piden habitualmente que sus tostadas o bocadillos estén untados con crema de cacao y avellanas? ¿Y cuántos adultos se resisten a esta tentación porque saben que no es muy sana?

En este artículo te explicamos cómo elaborar una alternativa saludable y casera que además resultará igualmente deliciosa y mucho más nutritiva, así como algunas sugerencias para que la aproveches de múltiples maneras en la cocina.

 ¿Por qué no es sana?

  • El ingrediente principal de las cremas convencionales es el azúcar blanco, un alimento que más bien es considerado un veneno por los nutricionistas. El azúcar no solo no aporta ningún nutriente, sino que acidifica y descalcifica nuestro organismo, además de contribuir al sobrepeso y ser un estimulante nervioso muy perjudicial para los niños.
  • El segundo ingrediente suele ser algún tipo de grasa o aceite vegetal sin especificar, lo cual nos lleva a pensar que es de dudosa calidad y posiblemente de colza, de palma o de soja.
  • También contiene derivados lácteos y, en menor medida, cacao y avellanas, que serían los ingredientes más saludables.
  • Algunas cremas también contienen aromas artificiales o conservantes.

nutella Janine

Las alternativas saludables

¿Cómo podemos hacer que estos ingredientes tan perjudiciales no solo no nos hagan daño sino que además sean nutritivos y beneficiosos, en especial para los niños?

  • Miel de abeja en vez de azúcar blanco: La miel es un alimento medicinal que destaca por ser un antibiótico natural, ya que sube nuestras defensas y nos aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales.
  • Para que la crema tenga una textura untable, necesitamos un alimento graso, pero en este caso vamos a recurrir a un aceite de calidad, que puede ser de oliva o de coco. El aceite de coco tiene la ventaja de que se solidifica con facilidad, lo cual nos dará la textura y consistencia que necesitamos. Además, el aceite de coco es una grasa vegetal que, según numerosos estudios, acelera nuestro metabolismo y se convierte en energía de manera inmediata sin necesidad de pasar por el riego sanguíneo.
  • El cacao que elegiremos será puro y de buena calidad. Este alimento, con un alto contenido en magnesio, puede ser muy beneficioso para nuestro organismo si lo consumimos con moderación, ya que también contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo.
  • Las avellanas, que se encuentran en muy poca cantidad en las cremas convencionales, pueden estar en más proporción en nuestra crema casera, ya que son ricas en ácidos grasos, vitaminas, minerales y fibra. Es una manera de comer frutos secos sin apenas darnos cuenta. Además, el toque de sabor de la avellana es imprescindible en cualquier crema de cacao.
  • Con estos ingredientes no será necesario añadir ningún derivado lácteo, de manera que también podrán tomarlo todas aquellas personas que no digieran bien la lactosa.

chocolate Moyan_Brenn (2)

Una preparación rápida y sencilla

¿Cómo elaboramos esta crema?

Vamos a explicar los pasos, pero las cantidades serán al gusto del consumidor, por lo que te proponemos que la vayas probando mientras la elaboras.

Esta es nuestra sugerencia:

  • 100 gr de cacao puro en polvo
  • 100 gr de avellanas tostadas y molidas.
  • 100 gr de aceite de oliva o de coco virgen extra.
  • 50 gr de miel de abeja.

Mezcla bien los ingredientes, prueba y cámbialos a tu gusto.

Conserva esta crema en la nevera.

Sugerencias

bebida chocolate webmink

A partir de ahora ya puedes comer crema de cacao y avellanas sin remordimientos y dársela a toda la familia sabiendo que están comiendo un alimento muy nutritivo.

Por este motivo, ya no te tienes que resignar a untar una fina capa en los bocadillos, sino que puedes usar esta crema de todas las maneras que se te ocurran:

  • Para recubrir o rellenar bizcochos, pasteles y crepes.
  • Para bañar trozos de fruta.
  • Para preparar batidos: Solamente tienes que batir un plátano, un vaso de bebida vegetal o leche y una cucharada de esta crema.
  • Para acompañar un café: Si le añades un poco de crema de nata y una cucharada de la crema obtendrás un delicioso y rápido capuchino.
  • Para preparar gelatinas de chocolate y agar agar.

Imágenes por cortesía de Janine, Moyan_Brenn, shmeeed y webmink.

Te puede gustar