¿Cómo elegir el cochecito para el bebé?

A la hora de elegir un cochecito para nuestro bebé no solo podemos tener en cuenta la estética: nuestra forma de vida y la durabilidad del producto también son determinantes

Elegir el cochecito para el bebé es una decisión importantísima, ya que es indispensable proporcionar confort y movilidad a nuestro pequeño.

Hoy encontramos tantas opciones disponibles en el mercado que la elección parece cada vez más difícil. Aquí veremos algunos tips para ayudarte a escoger el modelo ideal para tu bebé.

¿Qué considerar antes de elegir el cochecito para el bebé?

Podemos utilizar criterios estéticos para elegir los artículos de nuestro bebé, pero es crucial considerar aspectos prácticos en nuestra decisión.

Si bien un cochecito bello proporciona satisfacción, debemos priorizar sus características funcionales y los beneficios que ofrecen a nuestra cotidianeidad.

Si queremos realizar una guía práctica para orientar la compra del cochecito, debemos hacernos una serie de preguntas:

  • ¿El cochecito entra fácilmente en el ascensor de la vivienda?
  • ¿Pasa por las puertas de tu hogar y de los demás ambientes frecuentados asiduamente?
  • ¿El cochecito puede ser plegado y entrar en el baúl del coche?
  • ¿Puede ingresar fácilmente en los medios de trasporte públicos (autobús urbano, taxi, colectivos, etc.)?
  • ¿El cochecito puede desplazarse en diferentes tipos de terreno (asfalto, tierra, etc.)?
  • ¿Cuánto utilizaré y qué expectativas tengo respecto al nuevo cochecito? (Esto permitirá optar por productos más o menos resistentes, con más o menos funciones, etc.)

Lee también: 7 señales de que debes llevar tu bebé al doctor

Tipos y modelos de cochecitos para bebés

A continuación, intentamos resumir los 2 principales modelos de cochecitos, así como sus características y recomendaciones más relevantes.

Cochecito cuna

Cochecito cuna

Estos cochecitos están pensados principalmente para bebés recién nacidos, que necesitan dormir muchas horas diarias para desarrollarse sanamente.

  • Ofrecen la ventaja de reclinarse 180 grados, proporcionando comodidad al bebé y facilitando el día a día de la mamá.
  • Además, suelen contar con un cómodo acolchado extra, que preferentemente debe ser hipoalergénico.
  • Muchos también cuentan manillar abatible, que permite al bebé ver al conductor del cochecito y sentirse más seguro.

El único inconveniente de este modelo es que pueden resultar más difíciles de manejar, pues suelen ser grandes y pesados. La mayoría de los cochecitos cuna pesan entre 6 kg y 10 kg.

Cochecitos ultraligeros

Como su nombre adelanta, el mayor atractivo de este modelo es su bajo peso (normalmente inferior a 6 kg).  Esta característica permite un fácil manejo, además de un plegado completo y rápido.

  • Son una excelente opción para los padres que hacen paseos largos con su bebé o que utilizan el trasporte público o el coche cotidianamente.
  • Algunos modelos ofrecen la ventaja extra de un reclinado con varias posiciones, lo que mejora la movilidad del bebé, a la vez que cuida de su postura.
  • No obstante, la mayoría permite apenas posiciones mayormente sentadas, lo que puede ser considerado como una desventaja.
  • Además, suelen ser recomendados para bebés a partir de 6 meses (que ya pueden viajar sentados).

 3 tips para el cochecito para el bebé y hacer una buena compra

1. Evitar hacer comprar impulsivas en cochecito para el bebé

 Evitar hacer comprar impulsivas en cochecito para el bebé

Los profesionales de marketing y ventas suelen hacernos recomendaciones muy útiles. A menudo, mucha gente siente este “impulso consumista” al ver una publicidad, una oferta o un diseño atractivo.

El resultado puede ser compras poco útiles o una acumulación de deudas innecesarias.

  • Dejarse guiar apenas por modas y tendencias pasajeros puede resultar peligroso para el bienestar de nuestros pequeños.
  • Al elegir el cochecito para el bebé, debemos priorizar la funcionalidad, el confort y también nuestra condición económica.

Visita este artículo: 5 reflejos primitivos en los bebés

2. Planificar es fundamental

La planificación es un aspecto crucial para una buena compra y para una vida equilibrada.

Si organizamos nuestro presupuesto y alineamos nuestras expectativas, evitaremos desperdiciar nuestro tiempo, trabajo y dinero en productos poco eficientes.

Por ello, antes de adquirir el cochecito del bebé, es importante definir qué esperamos y necesitamos obtener con el nuevo cochecito.

Para ello, debemos hacernos las preguntas propuestas anteriormente y observar con atención nuestro estilo de vida.

3. Hacer una previa investigación de mercado

Hacer una previa investigación de mercado

Este paso es básico para evitar una compra apresurada o impulsiva. Definidas nuestras necesidades y preferencias respecto al nuevo cochecito, es fundamental verificar los modelos y valores disponibles en el mercado.

También es una excelente oportunidad para saber más sobre las funcionalidades de cada tipo de cochecito.

Actualmente, contamos con los beneficios y la rapidez que nos ofrece internet. Muchas veces, ni siquiera necesitamos salir de casa para comparar los beneficios de cada modelo y obtener un promedio de los precios.

De forma práctica, podemos realizar una consulta de mercado que haga más fácil elegir el cochecito para el bebé.