Elegir la forma de las cejas según el tipo de rostro

Las cejas definen y aportan mucho más vivacidad y carácter al rostro. 

Cuando se cuida bien la forma de las cejas, el rostro luce mucho más armonioso y atractivo. Por ende, es fundamental aprender a identificar cuál es nuestro tipo y, en función de ello, tener en cuenta qué es lo que mejor nos queda.

Muchas personas comenten el error de depilarse las cejas excesivamente, sin darse cuenta de que esto hace que sus rasgos luzcan mucho más duros e, incluso, avejentados.

Asimismo, hay muchos que no prestan atención a la caída natural de sus ojos y, en lugar de aprovechar la forma de las cejas para suavizarla, la terminan haciendo aún más pronunciada, con lo cual, se adquiere un aspecto ”triste” o decaído.

A continuación te comentamos cuáles son las formas de cejas que más favorecen a cada tipo de rostro.

La forma de las cejas según el tipo de rostro

La forma de las cejas según el tipo de rostro.

1. Redondo

Las personas con un rostro redondo lucen mucho mejor con unas cejas arqueadas y altas, ya que estas ayudan a crear cierto efecto de alargamiento.

Para conseguir unas cejas bonitas, se recomienda detallar cuál es el punto más alto de la ceja y dibujar una que parta desde allí hasta el final de la cuenca del ojo, elevándola ligeramente hacia arriba.

Por otra parte, debes saber que la peor opción para este tipo de rostro son las cejas redondeadas, ya que acentúan aún más las líneas curvas y crean un aspecto incluso mucho más voluminoso.

Te puede interesar: Mapa facial: ¿qué dice tu rostro de tu salud?

2. Ovalado

A pesar de que los rostros ovalados lucen bien con varias formas de cejas, las más recomendables vienen a ser las de ángulos suaves y elevaciones muy sutiles. 

3. Alargado

Para los rostros alargados la mejor forma de cejas viene a ser recta y horizontal. En otras palabras, lo mejor es mantener bajo el arco de la ceja y, preferiblemente ancho.

En cambio, las cejas excesivamente arqueadas exageran los rasgos y hacer que la persona luzca flaca y demacrada.

4. Cuadrado

El rasgo más característico de este tipo de rostro es la línea de la mandíbula fuerte. La frente, las mejillas y la mandíbula aparecen igual de anchos y la línea de la mandíbula será cuadrada, por lo que la mejor opción será unas cejas inclinadas, y curvadas, que equilibren y suavicen la línea de la mandíbula.

Descubre: Los problemas más frecuentes del rostro y cómo tratarlos

5. Diamante

A las personas con rostro de forma diamante les sientan mejor las cejas alargadas y curvadas. Y a diferencia de los rostros cuadrados, en este caso se suele enfatizar el arco central de la frente para evitar la sensación de anchura.

6. Corazón

Las personas con rostro en forma de corazón deben procurar optar por cejas de arcos suaves, ligeramente redondeadas, para poder suavizar las curvas. Cabe destacar que el arco puede ser alto o bajo. Esto dependerá de si la persona tiene un rostro en forma de corazón corto o más bien, largo.

Algunos consejos

En caso de que hayas depilado tus cejas de la forma incorrecta, lo mejor que puedes hacer es no tocarlas para dejar que el vello vuelva a crecer nuevamente. Puedes utilizar aceite de ricino para favorecer este proceso y conseguir unas cejas bonitas y bien pobladas.

Una vez haya crecido la mayor cantidad de vellos posible, acude a un centro de estética y solicita que te diseñen unas cejas naturales, de acuerdo a tu tipo de rostro. Sin duda, un aspecto natural te aportará más armonía y, por ende, te ayudará a lucir estupenda día a día.