Elevar los niveles de colesterol bueno (HDL) naturalmente

Además de seguir una dieta equilibrada, para aumentar los niveles de colesterol bueno debemos evitar el tabaco y procurar realizar ejercicio físico a diario, al menos, una hora

Muchas personas consideran que todo lo que tenga que ver con el colesterol es muy negativo y, por ende, procuran tener los niveles del mismo muy por debajo, pero tenemos que comprender que existen dos tipos de colesterol, el HDL y el LDL. En éste caso nos centraremos en el HDL o colesterol bueno, pues es el que tenemos que tener en niveles altamente adecuados.

El HDL o  colesterol bueno trae consigo diferentes beneficios, como la prevención de enfermedades cardiovasculares, entre muchas más, hoy les daremos a conocer los beneficios del HDL elevado y cómo elevar los niveles del mismo de manera natural.

¿Por qué cuidar el HDL?

Debemos cuidar el HDL, ya que éste hace referencia a un tipo de colesterol que circula en la sangre transportando lipoproteínas de alta densidad, estas lipoproteínas transportan el colesterol desde las arterias al hígado, lo cual quiere decir que limpian nuestras arterias y llevan el colesterol que extraen al hígado para ser metabolizado. Lo anterior, de forma más clara, se traduce en que los niveles adecuados de HDL nos ayudan a proteger nuestro organismo de enfermedades cardiovasculares, principalmente.

¿Cómo elevar el colesterol bueno?

Las grasas ingeridas en la dieta tienen gran influencia en nuestra salud, pero no suelen ser el único factor que afecta los niveles de HDL o colesterol bueno, sin embargo si conocemos todos los efectos de las grasas en nuestro cuerpo podemos saber cómo elevar el colesterol bueno con la ayuda de diferentes factores. A continuación te presentamos una serie de consejos para subir los niveles de HDL.

No fumes

Plan para dejar de fumar
Plan para dejar de fumar

Si fumas debes tener en cuenta que reduces el rendimiento vascular de tu cuerpo y esto es uno de los factores principales de enfermedades cardíacas. Cuando dejas de fumar, el colesterol bueno aumenta en niveles  considerables y disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas.

Haz ejercicio

Ten en cuenta establecer una rutina de ejercicio aeróbico o cardiovascular como caminar, trotar, andar en bicicleta  o nadar. Trata de enfocarte más en la duración que en la misma intensidad.

Elimina las grasas trans

Grasas trans

Este tipo de grasas tienen un efecto que se torna doblemente negativo sobre el colesterol, ya que provoca la reducción del HDL y el aumento del LDL o colesterol malo.

Cambia algunas grasas

Procura sustituir las grasas saturadas por las grasas monoinsaturadas saludables. Las grasas monoinsaturadas suelen encontrarse en el aceite de oliva, en el aceite de aguacate y en el aceite de girasol. Las grasas monoinsaturadas tienden a aumentar los niveles de colesterol bueno, sin aumentar el colesterol en su totalidad.

Baja de peso

Adelgazar

En el cuerpo se presenta, por lo general, peso de sobra; éste peso innecesario aumenta el colesterol malo (LDL) y disminuye el colesterol bueno (HDL), por eso es positivo que procures bajar de peso, teniendo en cuenta la recomendación de tu médico de confianza.

Alimentos para aumentar el HDL

Es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta con respecto al aumento de HDL o colesterol bueno, ya que la dieta es la que más influye directamente en el aumento del HDL. Debemos hacer una selección muy adecuada de los alimentos que incluiremos en nuestra dieta, sin embargo para ayudarte un poco, a continuación les ofreceremos una serie de recomendaciones a tener en cuenta con respecto a los alimentos de nuestra dieta.

Pescado azul

Es especialmente rico en Omega 3, una grasa poliinsaturada que ayuda a reducir tanto el colesterol malo como a bajar los triglicéridos altos.

Frutos secos

Frutos secos

Si los consumimos de forma moderada (25 gramos al día aproximadamente), nos pueden ayudar a cuidar nuestro corazón y, a la vez, nos ayudará a reducir el LDL.

Aceite de oliva

Este es uno de los aceites más saludables que existen en el mundo, es el alimento base de la dieta mediterránea (una de las dietas más sanas y recomendadas del planeta). Es un aceite rico en ácidos grasos poliinsaurados que nos ayudan a cuidar nuestro sistema cardiovascular.

Frutas

Aguacate

¿Cuándo no? Las frutas siempre aportarán cosas positivas a nuestra dieta, en éste caso hablaremos del aguacate, un alimento que presenta ciertas calorías, pero a la vez es tremendamente recomendado para proteger al sistema cardiovascular.

Verduras y hortalizas

Siempre saludables para nuestro cuerpo, como el brécol y el brócoli, los cuales aportan nutrientes esenciales para nuestro organismo.

Alimentos ricos en fibra

arroz integral sweetbeetandgreenbean

Los alimentos ricos en fibra tampoco se deben descartar, tales como el arroz integral, el salvado de trigo y las frutas.

Te puede gustar